Actividades con niños Dejar de fumar Dietas y alimentacion Madres Niños Ocio y bienestar

Es más común para todos oír hablar de la cuesta de enero y lo difícil que es recuperarse de los gastos excesivos que realizamos en Navidad. Sin embargo, existe una cuesta aún peor que es la de septiembre. Después del verano quizá hemos gastado más de la cuenta, si a esto le sumamos la temible vuelta al cole, el mes de septiembre se convierte en uno de los meses más difíciles del año.

Family of four people walking a dog in park.

Pero no hay que desesperarse. Nosotros os damos unos consejos para que la cuesta sea un poquito menos empinada:

  1. Compraventa de libros de texto: ¿Es necesario que los libros de tu hijo sean nuevos? Entendemos que a los más pequeños les gusta mucho estrenar, pero con la compra de libros de segunda mano de los libros de texto, puedes ahorrarte hasta 100 € por niño en cada curso escolar. Así que no lo dudes y visita tiendas de libros de segunda mano.
  2. Puede parecer una tontería, sin embargo, está demostrado que mantener hábitos saludables también constituye una manera de ahorrar. Septiembre puede ser un buen mes para plantearse cuestiones como dejar de fumar, o reducir el consumo de alcohol o excitantes, además de ganar en salud vamos a ganar desde luego en la reducción de gasto.
  3. Planifica las comidas: Parece una tontería, pero no es lo mismo ir a la compra con un menú semanal que sin saber lo que vas a comer. De esta última manera, compras solo lo que necesitas y no terminas cogiendo alimentos que no sabes cómo combinarlos.
  4. El mes de las promociones: La vuelta al cole no sólo supone una campaña comercial notable alrededor de cuestiones como libros, ropa o material escolar, realmente en septiembre se multiplican las ofertas y promociones en todos los segmentos, incluyendo por supuesto cuestiones como la alimentación.Debiéramos fijarnos en todas las ofertas y promociones y aprovecharlas, también, suele ser un mes en el que (aunque no de manera tan extendida) se revisan los precios de las marcas blancas, con lo cual se amplía el espectro de promociones al que podemos acudir.
  5. Apuesta por el transporte público: Llenar el depósito del coche sale muy caro, y todavía más si se utiliza en la ciudad para realizar todos los trayectos. A ello hay que añadir la tensión que generan los atascos, el gasto en parquímetro… Si se puede, conviene emplear el transporte público. Ahorrarás tiempo y dinero.

 Esperamos que estos consejos te ayuden a que la ‘cuesta de septiembre’ sea menos cuesta. ¡Te animamos a que los pongas en marcha lo antes posible!

 

La vuelta al cole de los más pequeños muchas veces no deja de estar exenta de pequeños problemas de adaptación. Después de estar tres meses, o quizás más, acostumbrados a pasarse el día jugando y con unas normas de comportamiento mucho más laxas de comportamiento, volver al colegio supone la vuelta a cumplir horarios, tener que vestirse muchas veces con el uniforme del colegio y volver a esfuerzo que supone estudiar.

De lo que estamos hablando en lo que respecta a volver al colegio, es de un fenómeno de readaptación. Este proceso habitualmente suele estar superado en una semana, pero para ello el ambiente que se encuentre el niño o la niña en el colegio y el refuerzo de los padres es fundamental para superar dicha situación.

En el proceso de volver a adquirir o recuperar hábitos de comportamiento, de estudio y volver a la vida normal, los educadores de los niños tienen una importancia crucial ya que deben hacer ver a los niños que volver al colegio y al estudio es algo positivo. Estos educadores también tienen que ser un apoyo para superar la transición desde las vacaciones.

En lo que respecta a los niños de 0 a 3 años, suele ser muy adecuado que la transición desde las vacaciones a volver al colegio se vaya logrando paulatinamente mediante, por ejemplo, un aumento del tiempo de clase durante los primeros días del nuevo curso. De cualquier modo y ante todo es conveniente tener mucha comprensión con los niños en sus primeros días de clase.

Las frutas y verduras son aconsejables durante todo el año. Nos dan un aporte nutricional excelente, y salud ya que alimentándonos con ellas evitamos la toxicidad de otros tipos de alimentos como pueda ser la carne animal, habitualmente alimentada con piensos compuestos y engordada artificialmente.

nectar16072010

Aunque en estos momentos es posible encontrar casi todas las hortalizas, verduras y frutas durante todo el año – privilegio de la globalización – también es cierto que las frutas y verduras de temporada son mucho mejores para nuestro organismo, sobre todo al final del verano.

Estas frutas se adecuan a la estación del año en la que nos encontramos y por supuesto las encontraremos frescas y lozanas y no congeladas como puede suceder en otras épocas del año.
Las verduras de temporada en Septiembre – es conveniente limpiarlas por higiene antes de consumir son: acelga, berenjena, calabaza, calabacín, cebolla, judía verde, lechuga, pepino, pimiento verde, pimiento rojo, puerro, remolacha, tomate y zanahoria. Las frutas de temporada en septiembre son: aguacate, ciruela, higo, kiwi, limón, manzana, melocotón, melón, naranja, pera amarilla y de agua, piña, plátano, pomelo y uva.

La judía verde forma parte de la familia de las Fabáceas y a la subespecie de las Papilionáceas. Para su desarrollo la judía verde necesita un clima templado, tropical o subtropical. La judía verde es la vaina de la judía que tiene en su interior semillas que después de desarrollarse y secarse se convierten en alubias. Por prevención no se acostumbra a comerlas en grandes cantidades.

La forma de la judía es múltiple: planas, redondas, cordiforme y en forma de ocho. Como curiosidad cabe citar que el origen más remoto de la judía verde la sitúa en el México precolombino, concretamente en el campo. Fueron los conquistadores españoles los primeros que las trajeron a Europa.