Actividades con niños Dejar de fumar Dietas y alimentacion Madres Niños Ocio y bienestar

La natación es uno de los deportes más completos que existen. Además de los beneficios que aporta al organismo cualquier deporte, la natación permite un ejercicio sin impacto, que permite mejorar la capacidad aeróbica. Además nadando conseguimos poner en funcionamiento la mayor parte de los grupos musculares.

nectar24052011b

Uno de los principales beneficios de la natación es que con ella conseguimos la realización de un trabajo aeróbico moderado además de lograr mejorar el rendimiento del corazón, el músculo más preciado de nuestro organismo. Gracias a la natación nuestro corazón se muscula y se fortalece además de perder la grasa que le rodea.

El trabajo aérobico que se realiza nadando redunda en la disminución de la frecuencia cardiaca cuando estamos en reposo, haciendo que nuestro músculo cardiaco trabaje de una forma más económica y eficaz. Simultáneamente se produce un aumento del grueso de nuestras arterias coronarias; hay que tener en cuenta que la mayor parte de los problemas cardiacos comienzan por las arterias.

Otro de los sistemas que se ven beneficiados por la natación es nuestro aparato respiratorio. Uno de los beneficios más rotundos se produce en los músculos que se ven implicados en la respiración, permitiendo que en cada inhalación tomemos más aire con un menor gasto energético.

Además en determinados estilos de natación, como el crol, se produce una ligera hipoxia lo que obliga a que los glóbulos rojos aumenten de tamaño, logrando que sean capaces de transportar oxígeno y por lo tanto permitiendo a la sangre que transporte más oxígeno, produciendo una mayor capilarización y logrando que aumente el número de alveolos pulmonares en funcionamiento.