Actividades con niños Dejar de fumar Dietas y alimentacion Madres Niños Ocio y bienestar

Se conoce por Tapping a una novedosa terapia con poco más de 30 años que ha ido ganando terreno no solo en el campo de la medicina alternativa sino también como apoyo a terapias psicológicas y psiquiátricas.

Qué es el tapping

Esta técnica se basa un leve golpeo con los dedos sobre determinados puntos de los llamados meridianos de energía de la medicina tradicional China, también utilizados en acupuntura. La principal novedad, además de la mecánica de su aplicación, radica en que mientras se realiza el tapping el paciente enfoca su mente al problema que desea solucionar (y en  algunas versiones lo verbaliza).

Se trata de normalizar el flujo energético asociado con el bloqueo emocional detrás del problema que se quiere tratar. Dicho de otra forma, se busca que desaparezca la emoción negativa y con ella el dolor físico. De manera complementaria algunos especialistas utilizan el test muscular para afinar más aún los tratamientos.

Bajo todo lo anterior descansa el concepto de la influencia de las manifestaciones emocionales negativas en cualquier trastorno. Es el propio sistema energético del ser humano el que, a través de estas perturbaciones, genera los cambios físicos o químicos relacionados con la emoción.

¿Cómo se hace?

Independientemente de que siempre resulta aconsejable acudir a especialistas en cualquier campo, autoaplicar el Tapping resulta de una sencillez extrema, lo que hace que sea aún más atractivo. Como decíamos existen varias versiones, pero todas pasan más o menos por un mismo proceso.

Para empezar debemos focalizar mentalmente el problema que se deseamos solucionar. Como decíamos al comienzo del artículo, existe la opción de verbalizar de manera simple el problema (me duele tal cosa, no quiero fumar, etc.). Es una opción más, aunque en origen simplemente la focalización mental vale.

A partir de ese momento, y sin dejar de lado el problema en nuestra mente (o de verbalizarlo), comenzaremos un ciclo de tapping por diversas partes del cuerpo que coinciden con puntos de inicio o final de meridianos de  acupuntura.

La frecuencia de golpeo y el tiempo son a discreción, pero no debe prolongarse en exceso.

¿Qué Puntos Hay que Golpear?

Existen ocho puntos principales y cuatro más complementarios, si bien en algunas versiones se aplican incluso más. En principio con utilizar los puntos del 0 al 8 debiera ser suficiente.

0: El lateral de la mano, entre la base del dedo meñique y la muñeca.

1: La parte superior de la cabeza.

2: El extremo interior de la ceja.

3: El lateral del ojo.

4: El hueso que hay debajo del ojo.

5: Entre la nariz y el labio superior.

6: La depresión que hay entre la barbilla y el labio inferior.

7: La punta del extremo interior de la clavícula.

8: Unos cuatro dedos por debajo de la axila.

Puntos complementarios

9: El ángulo interior de la uña del dedo pulgar.

10: El ángulo interior de la uña del dedo índice.

11: El ángulo interior de la uña del dedo corazón.

12: El ángulo interior de la uña del dedo meñique.

Imagen © Monika Wisniewska – Fotolia.com

Es muy probable que en los últimos tiempos el lector haya escuchado el término Downshifting relacionado con la búsqueda de acciones que mejoren problemas como la ansiedad y el estrés provocados por el exceso de trabajo.

Downshifting nueva tendencia para escapar del estrés laboral

Sin embargo, debemos saber que no estamos ante algo tan novedoso.Se trata de un movimiento surgido a finales de los años 80 en Estados Unidos y que en origen provenía de otro de los fenómenos de  aquella década; el yuppie.

Directamente en contraposición al modelo de vida que aquellos ejecutivos totalmente entregados al trabajo y con altos ingresos presentaban, comenzó a darse el salto al vértice opuesto en el cual el hecho de trabajar menos, poseer más tiempo libre, ser dueño de tu propio tiempo a costa de ganar menos dinero, caló entre un grupo importante de este perfil de ejecutivos.

A partir de ese momento, el Downshifting evoluciona y alcanza a muchas más capas sociales tomando un carácter en el que ya se incluyen elementos como la toma de conciencia sobre la vida propia, sobre el entorno vital (los problemas medioambientales). Además, apuestan por una filosofía de simplicidad que entronca realmente con algunos de los antiguos filósofos estoicos, siendo, por ejemplo, El Arte de vivir de Epícteto una buena muestra de la adaptación de estas antiguas ideas a los tiempos modernos.

Cómo se vive el Downshifting

Aunque en la actualidad existen muchos libros e interpretaciones, se considera como uno de los puntos de origen modernos de esta manera de entender la vida el libro Simplicidad Voluntaria de Duane Elgin, a partir de cuya lectura vamos a encontrar una buena parte de los parámetros que miden esta interpretación de la vida.

Algunas de las prácticas más recomendadas por el Downshifting, son;

  • Eludir el uso de tarjetas de crédito y en todo caso utilizar una exclusivamente en casos de emergencia.
  • Recurrir al pago en efectivo y no acumular productos bancarios.
  • Utilizar transportes públicos o en todo caso compartir vehículo.
  • Controlar personalmente los gastos e ingresos de manera manual.
  • Tratar de organizar el trabajo propio para reducir a cuatro las jornadas laborables por semana.
  • Cuidar elementos de salud como dejar de fumar, perder peso en caso de exceso, practicar deporte, practicar actividades relajantes que alejen el estrés…
  • La renuncia a los gastos superfluos, el uso y la compra de productos de segunda mano, la organización y planificación de las compras basándolas en la necesidad.

Estas son algunas de las muchas características que se pueden poner en práctica dentro del Downshifting. Como vemos, realmente se puede ajustar en buena medida a la personalidad de cada uno, aunque, cuestiones como evitar el consumismo, el exceso de valor sobre la propiedad y el dinero, y el mal aprovechamiento del tiempo personal son ejes centrales que rigen está (no tan nueva) manera de entender la vida.

Imagen de Flickr por JuanJaén

El estrés se ha convertido en uno de los grandes males de nuestra sociedad. En España el Global Workforce Study, elaborado por la consultora Towers Watson, desvela que los españoles figuran entre los europeos más estresados. La situación económica hace que un 49% de los trabajadores asegure sentir una excesiva presión laboral.

Consejos, actitudes y rutinas para combatir el estrés

El problema es que el estrés ha llegado para quedarse y resulta difícil imaginar que en un futuro cercano los niveles de presión social vayan a disminuir. En este entorno a los trabajadores les toca aprender a lidiar con el estrés y conseguir llevarlo de la mejor forma posible. Por fortuna, existen diferentes técnicas que ayudarán a combatirlo de forma efectiva.

En muchos casos se trata de combatir directamente algunos de los síntomas del estrés o los problemas que éste causa en acciones tan cotidianas como el dormir. De hecho, dedicar suficiente tiempo al sueño es uno de los primeros consejos. Si sabemos que es recomendable dormir entre siete y nueve horas diarias, apliquemos ‘el cuento’ y pongámonos el sueño como una obligación terapéutica. Una persona bien descansada sufrirá menos estrés.

Una alimentación sana y equilibrada que aporte todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita también será de gran ayuda. No hay que olvidar que un organismo fuerte soportará mejor la carga física que implica estar estresado. En esta misma línea practicar deporte es otro de los métodos anti estrés clásicos. No sólo estarás liberando tensiones al hacer deporte, sino que la práctica deportiva libera endorfinas que te harán sentir bien, además de fortalecer el cuerpo y suponer, a nivel mental, la consecución de ciertos objetivos habituales en la vida de las personas como estar en forma o tener un buen aspecto físico.

Los ejercicios de relajación e incluso técnicas más complejas como el Yoga servirán para aliviar los niveles de estrés y, sobre todo, nos proveerán de herramientas con las que combatir la aparición de los ataques de ansiedad. Una respiración consciente a tiempo servirá para despejar nuestra mente y dejar atrás los malos pensamientos que crean estrés.

Y es que más allá de cuestiones físicas, el estrés no deja de ser también un estado mental y como tal puede y debe afrontarse. No es fácil salir de la espiral que crea el estrés, pues puede sumergirnos en un estado de parálisis mental y negativismo. Para no caer en él debemos afrontar los problemas que surjan con optimismo, no pensar de forma negativa y centrarnos en las soluciones más que en los problemas. Del mismo modo, conviene no preocuparse más de la cuenta por los factores de nuestra vida que están fuera de nuestro control y, sobre todo, no anticipar de forma sistemática finales negativos para nuestras empresas.

Una buena técnica para combatir el estrés es implantar una buena organización de tareas y tiempos en nuestra vida. En el trabajo esto puede pasar por establecer una serie de prioridades y objetivos que iremos cumpliendo, lo que nos ofrecerá una sensación de que, efectivamente, vamos avanzando y calmará los niveles de estrés.

Y para terminar, nada con dos infografías que resumen algunas posturas y ejercicios que podemos practicar pare reducir los niveles de estrés.

rutina antiestres

rutina antiestres 2

 

Y vosotros ¿Qué estrategias seguís para mantener el estrés a raya?

Imagen © alphaspirit – Fotolia.com

La tendencia del Body Earthing se refiere a la conexión eléctrica con la Tierra. Recientes investigaciones han descubierto numerosos beneficios para la salud como resultado de que el cuerpo físico podría estar conectado a la tierra.

 Body earthing, tendencias de salud

Hay dos razones principales por qué esta conexión eléctrica es importante:

La Tierra es un depósito masivo de electrones libres con carga negativa. Sin una conexión a este depósito, las células de nuestro cuerpo son incapaces de equilibrar la carga positiva que resulta de cosas como los radicales libres deficientes en electrones. El efecto de un exceso de carga positiva en la sangre se puede ver muy claramente por la forma en que las células son atraídas y tienden a agruparse.

Nuestro ambiente está lleno de un amplio espectro de la radiación electromagnética, desde ordenadores, teléfonos móviles y antenas, emisiones de radio y TV, Wi-Fi, Bluetooth, cables de electricidad, cableado interno, y otros aparatos eléctricos. Esta radiación electromagnética induce tensiones en el cuerpo, lo que altera los billones de comunicaciones eléctricas sutiles que son una parte vital de la función de los sistemas de nuestro cuerpo. Al estar conectado a la tierra se reducen en gran medida los niveles de estas tensiones inducidas, ya que estamos debidamente protegidos por la gran masa eléctrica de la Tierra.

La forma más sencilla de estar conectado a la tierra es salir a la calle y colocar los pies descalzos o las manos en un poco de hierba o tierra, o sumergirse en agua de superficie conductora, como el mar o un lago rico en minerales.

Se han observado numerosos beneficios para la salud cuando de forma regular nos conectamos con la tierra, cuando de forma regular practicamos el Body Earthing, algunos de ellos los vemos a continuación:

  • Mejora de la función
  • Mejora la digestión
  • Mejora de la calidad del  sueño
  • Rápida curación de las lesiones
  • Mejora de la circulación sanguínea
  • Se produce una mejora en la armonización de los ritmos biológicos
  • Se produce una estabilización de los ritmos biológicos básicos del cuerpo
  • Una recuperación acelerada de la actividad deportiva intensa
  • Reducción de la inflamación
  • Estrés / ansiedad / irritabilidad reducida
  • Electros- sensibilidad reducida

Ten en cuenta que ninguna de la información que hemos visto aquí constituye consejo médico, cura o tratamiento de alguna patología.

Siempre consulte a su médico sobre cualquier problema de salud.

Imagen: Galería Flickr DonkeyHotey

Cuando le nervio que se extiende desde el brazo a los dedos se comprime, pueden aparecer dolor e hinchazón. Los síntomas que aparecen porque probablemente estamos sufriendo el Síndrome del túnel carpiano. Este síndrome aparece comúnmente en personas que trabajan durante muchas horas en el ordenador. Los síntomas comienzan en el interior del pulgar y de los dedos medio e índice, lo dedos que normalmente controlan el ratón. Existen tratamiento farmacológicos para aliviar el dolor, en este artículo vamos a ver algunos ejercicios que nos van a ayudar tanto a reducir el dolor, como a prevenir la aparición de complicaciones.

Ejercicios para los que usan mucho el ratón del ordenador.

Estira los dedos para aflojar los tendones y los músculos y evitar calambres. El estiramiento calienta los dedos para prepararse para el trabajo. Tira de cada dedo individualmente en la medida que puedas, sin causar dolor. Manten la posición durante unos segundos y suelte. Continua el trabajo con los dedos que utilizas para el ratón, estira los dedos hacia atrás para estirar la palma de la mano la palma de la mano tiende a contraerse cuando trabajamos con el ratón durante largos periodos de tiempo.

Haz un puño con la mano para invertir la resistencia y fortalecer los dedos después de hacer los estiramientos anteriores, aprieta el puño, mantén la tensión durante cinco segundos y luego suelta el puño, repite este ejercicio al menos cinco veces. El uso de una espuman de caucho o una bola de estrés para lograr los mismos resultados.

Estira el brazo para que la sangre fluya lejos de los dedos y haz ejercicios con circulares con cada dedo, estos ejercicios te permitirán fortalecer tanto la masa muscular como los tendones que sostienen los dedos, así alejaremos dolores y podremos prevenir la aparición de contracturas.

Es importante que repitamos estos ejercicios durante dos minutos después de cada hora de trabajo. Estos ejercicios nos permitirán prevenir la aparición de el Síndrome de túnel carpiano y nos hará más productivos.

Además de fortalecer la musculatura existen otro tipo de terapias que nos pueden ayudara prevenir la aparición del Síndrome. Se han demostrado útiles tratamientos para aliviar el dolor como la acupuntura y el yoga, que además de aliviar el dolor aumenta la fuerza de agarre.

Los ejercicios están diseñados principalmente para prevenir el dolor y la inflamación, consulte su médico antes de comenzar con los ejercicios.

Imagen: Galería Flickr fullcodepress

Los espacios de trabajo en la oficina suelen estar configurados para ser lo más eficientes posible en cuanto al espacio, por lo que limitan mucho nuestro movimiento, lo que significa una baja actividad física que puede acarrear una ganancia de peso constante, casi sin darnos cuenta.

 Ejercicios para hacer en la oficina

Para combatir los efectos adversos de una rutina de 8 horas prácticamente sin movimiento es importante hacer ejercicio. De alguna manera tenemos que intentar convertir nuestro espacio de trabajo en nuestro lugar de entrenamiento. Con un poco de creatividad, podemos sacar el máximo provecho a los escasos minutos de los que disponemos en nuestra oficina, minutos de tranquilidad, que sin descuidar nuestro trabajo, nos permiten hacer ejercicio físico.

Realizar ejercicios en la oficina, también beneficia a la productividad, realizar pequeñas rutinas de ejercicio mejora la concentración y nos haces más productivo.

Podemos realizar estiramientos de la cabeza a los pies empezando por el cuello, inclinaremos la cabeza poco a poco hacia el hombro izquierdo y mantendremos esta posición durante 10 segundos, alternaremos entre hombros durante tres veces hacia cada lado.

Otro ejercicio que consigue deshacerse de posibles contracturas por una mala posición consiste en hacer rotaciones de los hombros. Realiza un movimiento circular con los hombros hacia delante diez veces y repita el la misma dinámica pero esta vez hacia atrás, este ejercicio nos permitirá ganar flexibilidad y fuerza en nuestros hombros.

Si nos disponemos a trabajar con el ordenador, podemos estirar nuestras muñecas, estira la palma de la mano hacia abajo y ayudándote con la otra mano tira de los dedos hacia abajo, manteniendo la posición durante unos tres segundos y posteriormente hacia arriba manteniendo de igual forma la postura durante tres segundos, repite este ejercicio 3 veces.

Sentados durante horas aparece en las piernas una sensación de cansancio que podemos aliviar realizando estiramientos de tobillo y pantorrilla, manteniendo el pie sobre el suelo y la pierna recta, flexión el tobillo apuntando con los dedos hacia arriba, luego extiende el tobillo apuntando el tobillo hacia abajo, repite diez veces este movimiento con cada pierna. Podemos complementar este ejercicio realizando círculos hacia un lado y posteriormente hacia el otro con los pies, al igual que ocurría con el ejercicio aconsejado para los hombros, ganaremos flexibilidad y fuerza.

La practica de actividad física mejora nuestra circulación, mejora nuestras flexibilidad y hasta nuestro estado de ánimo. Dedicar un poco de nuestro tiempo a la activad física en la oficina nos ayudará a se más productivos.

Imagen: Galería Flickr VITALOGICO

Existe un periodo crítico en el desarrollo del niños, el inicio de la primer infancia, donde la falta de sueño es especialmente dañina. Probablemente tendremos un niño irritable, nervioso e intranquilo que le constará mantener la atención y retener la información.

¿Por qué es bueno que los peques duerman la siesta?

La “siesta”, una palabra que para la mayoría de los padres tiene un gran importancia. El sueño es un requisito importante para una buena salud. El desarrollo físico y mental que se realiza en la primer infancia hace aún mas necesario que los niños a lo largo del día dispongan de un momento de descanso. La siesta ayuda a mantener a los niños activos durante todo el día, además, durante el tiempo que los niños están durmiendo la siesta, los padres pueden aprovechar para realizar tareas del hogar o simplemente dormir un poco de siesta y recuperar fuerzas.

No existe un patrón claro en cuanto a la cantidad e tiempo que los niños necesitan dormir en función de la edad, por ejemplo, un niño puede dormir 13 horas por la noche y no necesitar siesta y otro, puede en cambio dormir 8 horas y necesitar 2 horas de siesta, las necesidades de sueños son muy individuales. Podemos establecer pautas orientativas por edad:

  • Los niños hasta los seis meses van a dormir entre 16 y 20 horas al día. Los recién nacidos van a dormir prácticamente todo el día, despertándose cada 2-3 horas ara comer. A medida que van creciendo los ritmo de sueño se van estabilizando, a partir de los 4 meses la mayoría de los bebes duermen de 10 a 12 horas por la noche, por lo general si interrupción para alimentarse y a lo largo del día harán dos a tres siestas para dormir de 3 a 5 horas durante el día.
  • Los niños de 1 a 3 años generalmente duermen entre 10 y 13 horas al día, los niños pequeños todavía podrían tomar dos siestas, en la mañana y en la tarde, debemos tener cuidado para evitar que dormir por el día impida conciliar el sueño por la noche.
  • Entre 3 a 5 años los niños duermen de 10 a 12 horas, además de una pequeña siesta a la que pueden renunciar a partir de los 5 años.
  • A partir de los cinco años se siguen manteniendo las 10-12 horas de sueño, si la siesta no es posible, puede que necesiten acostarse mas temprano.

El objetivo final es conseguir un estado de Bienestar para toda la familia.

Imagen: Galería Flickr  Daquella manera

Las fiestas navideñas además de ser normalmente fiestas que se encuentran impregnadas de una sensación de despedirnos del año y encarar el que viene, de reuniones entrañables con nuestros familiares y seres queridos también pueden acabar implicando un cierto estrés. Estadísticamente el 20% de los españoles confiesa que las fiestas navideñas, antes que cualquier otra consideración, es una fase del año muy estresante.

Una buena parte del estrés de esas fechas es producto de que las fiestas navideñas nos recuerdan inevitablemente al pasado y lo que se va, un año más de nuestra vida. Otra de las fuentes de estrés es producto que prácticamente las navidades nos obliga a ser felices. Controlar ese estrés es vital para pasar lo mejor posible esas fechas.

Una buena manera de, sino extinguir, por lo menos limitar el estrés de las fiestas navideñas pasa por hacer una buena planificación de esas fechas y evitar que fechas tan señaladas se conviertan en días en los cuales nos dejamos llevar por el consumismo. También es recomendable acercarnos a las reuniones rebosantes de comida con la intención de no excedernos con la misma.

También es importante que cada uno se organice sus propias navidades y que las configure como desee, diciendo no a aquellas partes de las celebraciones en las cuales nos abstenemos de participar o queremos tener una participación limitada. Muchas personas dedican parte de esos días a colaborar con diversas ONG lo cual para muchas personas hace que las celebraciones navideñas adquieran un significado más profundo.

A pesar de que mucha gente piensa que fumar elimina el estrés, la realidad es que no lo hace y no solo eso, sino que aumenta los niveles de estrés. Un reciente estudio ha demostrado que una de las causas por las cuales es tan difícil dejar de fumar proviene del estrés que el abandonar esa adicción provoca. Dejar de fumar no hace sino exacerbar la sensación subjetiva de estrés que tiene la persona tal como ha sido demostrado por una investigación de la Sociedad Británica de Psicología.

nectar01062011c

El estudio se llevó a cabo con 550 fumadores a los cuales y en un periodo de siete semanas se les ayudo a intentar dejar el tabaco. Entre las terapias que se desarrollaron durante esas siete semanas se utilizó terapia de reemplazo del tabaco y dinámicas de grupo. Después de haber culminado el proceso de deshabituación tabáquica los sujetos fueron controlados a las 4 semanas de haber terminado el programa.

El estudio llevado a cabo después de terminar el proceso demostró que aquellas personas que utilizaban el cigarrillo como un método de aliviar el estrés habían vuelto a fumar en mayor medida que las personas que fumaban por otras causas. De hecho se consiguió aislar el estrés como causa fundamental de que las personas fumasen o volviesen a tan pernicioso hábito.

Con el presente estudio se ha llegado a la conclusión de algo que ya se consideraba como posible: el estrés es lo que hace que muchas personas tengan problemas a la hora de dejar de fumar.

Uno de los problemas que tiene mucha gente que deja de fumar es el aumento de peso que ello conlleva. Este, además de otros, es uno de los principales inconvenientes que sufren aquellos que están dejando el pernicioso hábito de fumar. Lo primero que hay que decir sobre el aumento de peso es que este suele ser temporal, del mismo modo que se ganó peso durante el proceso de deshabituación tabáquica, ese peso se pierde.

nectar15032011a

La mayor parte de la gente que aumenta de peso cuando deja de fumar es debido a que como producto del estrés que genera la situación se tiende a ingerir mucha más comida de la que se tiene por norma. Dejar de fumar, o mejor dicho, la ansiedad por dejar de fumar aumenta el apetito.

Ante todo hay que aconsejar a las personas que dejan de fumar que intenten mantener la dieta que tienen habitualmente y que la ingesta de comida se circunscriba exclusivamente a las comidas que están previamente programadas. También hay que evitar aquellos alimentos que tienen muchas calorías, como puedan ser los dulces, helados y carnes.

También es conveniente, para no aumentar de peso, el programar nuestro proceso deshabituación tabáquica en momentos en los cuales no estamos de vacaciones. Si estamos de vacaciones y no trabajando, es muy posible que nos relajemos en cuanto a seguir una dieta estricta, ya que en periodos de asueto todos nos relajamos un poco con aquellos alimentos que sabemos que son hipercalóricos como puedan ser los dulces o los helados.