Actividades con niños Dejar de fumar Dietas y alimentacion Madres Niños Ocio y bienestar

El tener unos abdominales perfectos la mayor parte de las veces es producto, más que de la genética de un entrenamiento adecuado y constante de esa parte de la musculatura corporal. Otros elementos que inciden en la calidad de los mismos es la dieta, la hidratación y el descanso. Ahora que llega el verano quizás sea momento en mejorar el aspecto de nuestros abdominales.

nectar14062010b

Uno de los elementos que incidirán en la calidad de nuestros abdominales es que los ejercicios para tonificarlos se encuentren correctamente ejecutados y con seguridad. Es importante, si no somos expertos en muscular esta parte de la anatomía, el aprender a ejecutar los ejercicios correctamente e incluso solo ejecutar, en las primeras fases del entrenamiento, los movimientos básicos.

Uno de los errores más comunes a la hora de ejecutar los ejercicios es la postura del cuerpo. Nunca hay que poner las manos en la nuca y doblar completamente la espalda. El cuello siempre tiene que estar recto en línea con el tronco y la barbilla elevada nunca tiene que pegar en el pecho. El cuello siempre hay que tenerlo recto en línea con el tronco y la barbilla elevada nunca debe pegar al pecho.

La contracción abdominal el tronco debe subir sin que se doble el cuello y nunca hay que elevar el cuerpo usando los músculos lumbares. Los movimientos en los ejercicios abdominales tienen que ser lentos y controlados y llevados a cabo con equilibrio. Aunque el hacer los ejercicios lentamente es más cansado también es mucho más eficaz y seguro.

El mantener un instante la posición de máxima contracción permite un mejor trabajo en la musculatura y permite el desarrollo de su potencia, además de prevenir lesiones. El no realizar correctamente los ejercicios puede redundar en que se produzca una lesión.