Actividades con niños Dejar de fumar Dietas y alimentacion Madres Niños Ocio y bienestar

Tanto los deportistas como las personas con diversas lesiones tienen en la fisioterapia acuática un gran aliado para hacer frente a sus dolencias o las lesiones – bien puntuales, bien crónicas – que se producen a lo largo del tiempo. La fisioterapia acuática, a pesar de ser una disciplina bastante novedosa, se presenta como uno de los tratamientos más efectivos para hacer frente a problemas físicos o neurológicos.

La fisioterapia acuática, ahí reside una de sus principales bondades, reduce el peso del cuerpo a la hora de realizar la terapia por lo que los pacientes es pueden mover sin tener que hacer tanto esfuerzo por lo que es muy indicada para personas con movilidad restringida o con poco tono muscular.

Los ejercicios de fisioterapia acuática son de bajo impacto articular por lo que en muchas ocasiones no este tipo de terapia no es una opción, sino una necesidad para pacientes que no podrían realizar la rehabilitación con el peso de la gravedad debido a sus importantes lesiones.

Además la fisioterapia acuática reduce el tiempo necesario para recuperarse de las lesiones o de los males que se intentan tratar con la misma. El paciente, al ver que puede realizar una gran variedad de movimientos se motiva para seguir la terapia hasta su finalización, cosa que a veces no sucede con la fisioterapia tradicional.

Tampoco hay que desdeñar para que la terapia sea efectiva que para muchos pacientes el hacer la rehabilitación en la piscina tiene un componente lúdico que incide tanto en su bienestar físico como en su bienestar psicológico. Esta motivación hace que los resultados de las terapias de fisioterapia acuática sean mayores y más rápidos.