Actividades con niños Dejar de fumar Dietas y alimentacion Madres Niños Ocio y bienestar

¿Existe una relación directa entre la lactancia y un mayor nivel de inteligencia? Diferentes investigaciones sugieren que la leche materna contiene todos los nutrientes necesarios para no limitar ni retrasar el desarrollo intelectual de los niños.

Un estudio demuestra que la lactancia materna mejora el desarrollo cerebral de los bebés

La lactancia materna mejora el desarrollo cerebral de los niños. De hecho, aquellos que fueron amamantados tienen un coeficiente intelectual mayor, según algunos estudios. Es importante recordar que las cifras de mejora del coeficiente intelectual en los pequeños se refieren a promedios que representa a cientos de personas, y no al efecto que la lactancia materna pueda tener sobre un niño de forma particular.

Los estudios han demostrado que los niños que son amamantados obtienen mejores calificaciones en  el colegio, incluso teniendo en cuenta otros factores que influyen en el rendimiento escolar. Las diferencias intelectuales entre los niños amamantados y aquellos que fueron alimentados con leche de fórmula se suelen atribuir a la mayor participación  e interacción asociada con la lactancia materna y al hecho de que de que las madres que amamantaron estaban mejor educadas y más centradas en el niños.

En la actualidad, existen evidencias de cómo los nutrientes que contienen la leche materna aumentan las capacidades intelectuales de los niños. Uno de los ingredientes clave en la leche materna es el ácido graso DHA (ácido docosahexaenoico). El DHA es esencial para el crecimiento, desarrollo y mantenimiento del tejido cerebral. El tejido cerebral analizado en diferentes estudios muestra como los niños que fueron amamantados disponen de una mayor concentración de DHA, siendo esta más alta cuanto más tiempo duró la lactancia materna.

El colesterol es otro ingrediente básico para el desarrollo óptimo del cerebro. La leche materna contienen una gran cantidad de colesterol, mientras que podemos encontrar formulas infantiles donde en la etiqueta se remarca “bajo en colesterol”, limitando el aporte de este nutriente a los recién nacidos.

Durante los dos primeros años de vida el cerebro crece rápidamente y las experiencias diarias hacen que se fortalezca cada día. Las neuronas crecen y se multiplican con cada nueva experiencia, cada vez que un niño interactúa con el medio ambiente, su cerebro crea nuevas conexiones entre neuronas. La lactancia materna proporciona al cerebro del niño la materia prima necesaria para que el crecimiento, la capacidad de aprendizaje y la plasticidad del cerebro se desarrollen con todas las garantías.

 Imagen: Galería Flickr Raphael Goetter

“Un día descubrí por casualidad una forma súper eficaz de dormir a mi hija de 3 semanas. Desde entonces la repito cuando veo que quiere dormir pero por lo que sea le cuesta conciliar el sueño y funciona casi siempre”

¿Qué es el método Oompa Loompa?

Así es como describe el creador del “Método Oompa Loompa” su remedio para dormir a los bebés. Para los que no lo sepáis, los Oompa Loompa son unos personajes del libro de Roald Dahl “Charlie y la Fábrica de Chocolate”. En los años 70 se realizó una película protagonizada por Gene Wilder, en la que todos los Oompa Loompa tenían el cabello verde, vistosos trajes y un tono anaranjado en sus caras. Posteriormente, en el año 2005 el director Tim Burton estrenó una versión protagonizada por Johnny Deep y donde todos los Oompa Loompa son interpretados por Deep Roy.

El video en el que se describe el método Oompa Loompa se ha convertido en todo un viral, en donde se puede ver como un padre consigue, con movimientos acompasados y una canción repetitiva, que su hija se duerma de forma dulce y tranquila. La pequeña se llama Emma, de padres valencianos, Manuel y Elena.

En un principio tan solo pretendían compartir con sus amigos y familiares este pequeño descubrimiento, pero se ha convertido en todo un fenómeno en las redes sociales.

Mecer al bebé es una forma más que contrastada para reducir los llantos al tiempo que se armoniza su respiración, temperatura y latidos del corazón con los de su madre. Un bebé en brazos se siente querido y consolado. Como podréis ver en el video, la voz dulce y templada del padre se convierte en todo un bálsamo que junto a los movimientos acompasados hace que este caiga rendido en el sueño.

Si queremos probar este método con nuestro hijo, debemos asegurarnos de que su cabeza está bien sujeta y que no hay bamboleos de ningún tipo. Utilizando nuestras manos, sujetaremos al bebe por las axilas, quedando las palmas a la altura de los omóplatos y los pulgares bajo estas. Trataremos de evitar presionar en exceso el cuello del bebé, tanto en la parte delantera como en la parte lateral.

Al utilizar este u otros métodos siempre debemos ser conscientes de que para conciliar el sueño los bebés, niños y adultos necesitan de una rutina, seguir unas pautas diarias que les permitan dormir de forma rápido y tranquila.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr thejbird

La semana mundial de la lactancia materna fue instaurada en 1992 oficialmente por OMS y UNICEF y es el movimiento social más extendido y asentado en defensa de la lactancia materna.

Los adultos amamantados cuando eran bebés son menos propensos tener obesidad

La OMS recomienda la lactancia materna exclusivamente durante los primeros seis meses de vida. A los seis meses, los alimentos sólidos, como puré de frutas y verduras, se irán introduciendo poco a poco en la alimentación del bebé con el  objetivo de complementar la lactancia materna hasta los dos años de edad o más. Además debemos tener en cuenta que (quitar los guiones) la lactancia materna debe comenzar en la primera hora tras el nacimiento   y ha de ser ‘a demanda’, con la frecuencia que el niño desee día y noche. En la medida de lo posibles,  evitaremos biberones y chupetes

La leche materna es el alimento ideal para los recién nacidos y lactantes, ya que provee a los bebés todos los nutrientes que necesitan para un desarrollo saludable. Además, es segura y contiene anticuerpos que ayudan a proteger a los pequeños de enfermedades comunes de la infancia como la diarrea y la neumonía, las dos causas principales de mortalidad infantil en todo el mundo. La leche materna es accesible y no tiene costes económicos, lo que ayuda a asegurar que los niños reciben una nutrición adecuada.

La lactancia materna también beneficia a las madres. Utilizara como fuente de alimento único se puede convertir en un método anticonceptivo bastante eficaz (98% de protección en los primeros seis meses después del nacimiento). También reduce el riesgo de cáncer de ovario en las madres y ayuda a las mujeres a que vuelvan a su peso anterior al embarazo más rápido.  por si fuera poco, otra gran ventaja es que  disminuye la tasa de obesidad.

Más allá de los beneficios inmediatos para los niños, la lactancia materna contribuye a una vida de buena salud. Los adolescentes y los adultos que fueron amamantados cuando eran bebés son menos propensos a tener sobrepeso u obesidad. El uso de la lactancia materna como alimento para el recién nacido también previene de enfermedades como la Diabetes Tipo II y mejora los resultados en las pruebas de inteligencia.

La alternativa a la lactancia materna que nos ofrece el mercado es la llamada leche de fórmula, pero ésta no contiene los anticuerpos presentes en la leche materna. A esto hay que añadir la posibilidad de que la fórmula infantil no esté preparada adecuadamente. Existen riesgos derivados de la utilización de agua no potable y equipos no esterilizados o la posible presencia de bacterias en la fórmula en polvo. La desnutrición puede aparecer como consecuencia de un exceso de dilución de la formula, que en ocasiones se utiliza para ‘estirar’ el suministro.

El lema de la Semana Mundial de Lactancia Materna de este año: Apoyo a las madres que amamantan: ¡cercano, continuo y oportuno!

Imagen: Galería Flickr Raphael Goetter 

La ecografía se ha convertido en una práctica habitual durante el embarazo. Muchas madres y padres esperan poder ver a su bebé y asegurarse de que todo va bien con el embarazo.

Ecografías en 2D, 3D y 4D. En qué consisten y cuándo es mejor realizarlas

¿Cuál es la diferencia entre un 2D y 3D o 4D ultrasonido?

La ecografía usa ondas de ultrasonido como medio para atravesar los músculos abdominales y de la pared uterina y así, llegar hasta el vientre de la madre y poder ver el desarrollo del bebé. Un ultrasonido en 2D se ha convertido en una práctica habitual y la mayoría de los médicos consideran como técnica de uso común en el control y seguimiento del embarazo.

Una ecografía 2D confirmará su embarazo en el primer trimestre. Serás capaz de ver a tu futuro hijo y con la ayuda del especialista podréis comprobar que todo va perfectamente, y que la salud de tu bebé no corre ningún peligro. Vuestro médico también os dará una copia impresa con la imagen del bebé y tendrás la primera imagen de vuestro pequeño tesoro.

Durante el segundo y tercer trimestre el especialista volverá a realizar ecografías en 2D  para asegurarse de que el desarrollo del bebé se está realizando correctamente y dentro de la normalidad.

La diferencia entre una ecografía en 2D, en 3D y una ecografía 4D es que mientras que la ecografía 2D os va a permitir únicamente percibir sombras de la silueta de la cara de vuestro bebé, del cuerpo y de los órganos internos, la ecografía 3D os dará la percepción de profundidad y ayudará al equipo médico a detectar si hay algún tipo de problema en cada uno de los compartimentos del corazón y sus válvulas por ejemplo.

Durante una ecografía 4D las imágenes se vuelven mucho más claras, y seréis  capaces de ver el rostro de los niños, los detalles como los dedos de manos y pies y sus expresiones faciales, incluso.

La primera ecografía como hemos visto puede ser una experiencia realmente emocionante, proporciona evidencia médica los especialistas para controlar el desarrollo del bebé, permitiendo identificar posibles malformaciones congénitas, pero sobre todo, a nivel personal, puede resultar realmente gratificante ver como nuestro futuro hijo se va desarrollando poco a poco en el vientre materno.

Vuestro médico os informará de en que momento elegir cada uno de los métodos para sacarle el máximo partido posible.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr Nicolás Ancheta Curbelo

El masaje para niños ofrece una gran variedad de beneficios para la salud. Es algo natural entre los humanos tocar para mostrar amor y afecto. Realizar masajes estimula al cuerpo de una manera positiva y le puede ayudar a crecer y desarrollarse. El masaje es beneficioso a cualquier edad, pero especialmente en los niños ya que aún están en desarrollo. Realizar masajes a nuestros hijos puede convertirse en una forma de mejorar la salud además de aumentar y fortalecer la relación con nuestro hijo.

Beneficios de los masajes para bebes

Los bebés prematuros, entre otras dificultades, suelen tener problemas para la ganancia de peso, la realización de masajes contribuye a la liberación de la hormona de crecimiento que favorecería el aumento de peso y el desarrollo de órganos vitales y el cerebro. Un estudio realizado por el Departamento de Neonatología del Centro Médico Nacional Infantil en Washington, DC mostró que los niños prematuros que fueron masajeados, en particular con la estimulación kinestésica (caricias y movimientos pasivos de las extremidades), ganaron más peso que los lactantes prematuros que no recibían este trato.

Realizar masajes a los niños reduce los niveles de estrés y los niveles de glucosa en sangre. Diferentes investigaciones han concluido que los beneficios no se encuentran en el hecho de reducir las hormonas del estrés, si no las consecuencias que eso tienen tanto a nivel de reducción de niveles de estrés, como en la mejora de las condiciones del sistema inmunológico del niño. El sistema inmunológico lucha contra las enfermedades de la que ponen en marcha la maquinaria de defensa del cuerpo, enfermedades producidas por toxinas, parásitos, bacterias, microbios, patógenos y virus. Debido a su efecto relajante, se ha encontrado además, que el masaje puede reducir los síntomas de asma en los niños.

Los niños se encuentran en proceso de aprendizaje continuo tanto a nivel cognitivo como a nivel motor. El desarrollo de sus habilidades motoras (movimiento) a medida que crecen puede provocar ciertas tensión a nivel muscular. El masaje ayuda a aliviar la tensión y el dolor en el desarrollo de los músculos que hacen posible las habilidades motoras. Un estudio de la Universidad de Miami indica que el masaje mejor la función motora en los niños con síndrome de Down, y el Journal of Pediatric Psychology informa que el masaje mejora la capacidad motora en los niños infectados con el VIH.

Pero el masaje también estimula el desarrollo cognitivo, los niños preescolares obtuvieron una mejor valoración después de un masaje de 15 minutos. La revista International Journal of Neuroscience informó el masaje provoca una mejora en la función cerebral, lo que da lugar a un mayor estado de alerta, así como una mayor velocidad de resolucióny precisión en los problemas de matemáticas.

Imagen: Galería Flickr sabianmaggy

 

La fibrosis quística es una enfermedad genética, ambos padres deben ser portadores del gen que causa la enfermedad. El veinticinco por ciento de los hijos de esos padres serán diagnosticados con fibrosis quística.

La Fibrosis Quística. El 24 de Abril se celebra el Día nacional de la Fibrosis Quística
Los síntomas de la fibrosis quística no siempre son evidentes en el nacimiento. De vez en cuando, son lo suficientemente leves como para pasar desapercibidos. Con el tiempo, los síntomas se vuelven más graves y requieren un tratamiento especial. Los síntomas más comunes incluyen:

  • Piel con sabor salado
  • Tos persistente que produce flema
  • Infecciones pulmonares causadas por bacterias
  • Casos frecuentes de sinusitis, bronquitis o neumonía
  • Dificultad para respirar y sibilancias
  • Aparecen pólipos nasales
  • Dificultad para el aumento de peso y el crecimiento
  • Diarreas persistentes o heces voluminosas, malolientes y grasientas

Los tratamientos disponibles se utilizan para prevenir y controlar los síntomas de la enfermedad, tales como infecciones pulmonares, acumulación de moco, y problemas digestivos y nutricionales.

El tratamiento a nivel pulmonar persigue la eliminación de la acumulación de moco para facilitar la respiración y prevenir o controlar las infecciones. Estos tratamientos incluyen:

  • Fisioterapia torácica, hecha por el paciente o con ayuda, para aflojar y remover la mucosidad
  • Ejercicio físico para liberar el moco y permitir que el paciente toser
  • Medicamentos inhalados para diluir el moco
  • Antibióticos que tratan la causa más común de infecciones pulmonares relacionados con la fibrosis quística
  • Anti-inflamatorios, tales como el ibuprofeno, para reducir la inflamación en los pulmones

Existen varias opciones para tratar los problemas con la digestión y ayudar al paciente a absorber mejor los nutrientes de los alimentos. Estos incluyen:

  • Enzimas pancreáticas por vía oral con las comidas, ayuda a digerir las grasas, carbohidratos y proteínas, y absorber más nutrientes
  • Suplementos de vitaminas A, D, E y K
  • La alimentación artificial se utiliza a veces para proporcionar calorías y nutrición.
  • También existen tratamientos para las personas con enfermedad pulmonar avanzada. Estos tratamientos incluyen:
  • Terapia de oxígeno a través de una máscara o por medio de las fosas nasales
  • Los trasplantes de pulmón se considerarán si los pulmones han sido severamente dañadas por las complicaciones de la fibrosis quística.

Las distintas Asociaciones, junto con la Federación Española de Fibrosis Quística contribuyen al conocimiento y estudio de la enfermedad, al cuidado de las personas que sufren la enfermedad y promocionan servicios médicos y dan altavoz a los problemas de las personas con FQ.

Imagen: Galería Flckr Tribute/ Homenaje

Del 1 al 7 de agosto se celebra en más de 170 países la Semana Mundial de la Lactancia Materna, destinada a fomentar la lactancia materna, o natural, y a mejorar la salud de los bebés de todo el mundo.

Semana Mundial de la Lactancia Materna. El chupete ¿hasta cuándo? Trucos para que dejen de usarlo

Según la Alianza Mundial por Lactancia Materna, coordinadora de los eventos, la lactancia natural es el mejor modo de proporcionar al recién nacido los nutrientes que necesita. La OMS la recomienda como modo exclusivo de alimentación hasta los seis meses de edad.

Con la Semana Mundial se conmemora la Declaración de Innocenti, formulada por altos cargos de la OMS y el UNICEF en agosto de 1990 con el fin de proteger, promover y respaldar la lactancia materna.

Durante esta semana los distintos colectivos se afanan en compartir experiencias o reclamar acciones conjuntas para llenar los vacíos en las políticas y programas de lactancia materna y alimentación de lactantes y niños pequeños, así como atraer la atención pública sobre el estado de las políticas y programas de lactancia materna y alimentación infantil

Uno de los temas que a los padres preocupa es el correcto uso del chupete. El bebé que toma pecho no necesita chupete y al menos durante las primeras semanas de vida, no se le debe ofrecer, porque el chupete hace más difícil que aprenda a mamar de forma eficaz. El uso del chupete en los primeros días o semanas puede ser la causa de grietas y dolor en el pezón e incluso, de falta de ganancia de peso.

Cuando el niño ya es más mayorcito y mama bien (se coge bien, succiona con energía, duerme periodos de 2, 3 ó 4 horas, orina mucha cantidad y gana bien de peso) no suele haber problemas porque utilice el chupete alguna vez, aunque es de esperar que prefiera a su mami calentita que huele tan bien a leche, antes que a un pedacito de plástico.

Algunos estudios encuentran que los bebés que usan chupete maman durante menos meses que los que no lo hacen. El chupete puede ser una de las causas por las que una madre note que tiene menos leche.

Es importante recordar que la madre produce leche a través de varios mecanismos: cuando el bebé vacía los pechos y cuando el bebé succiona del pecho, aunque no sea para comer. El bebé necesita succionar para tranquilizarse y estas pequeñas tomas “no nutritivas” son un estímulo excelente para asegurar una adecuada producción de leche durante los 2 primeros años de vida. Conviene recordar que cada vez que se le ofrece el chupete al bebé es un estímulo que pierde el pecho de la madre, por ello el chupete debería relegarse a situaciones aisladas (cuando la madre está ausente, cuando está conduciendo, etc.)

También se sabe que el empleo del chupete puede condicionar un mal desarrollo del sistema muscular y óseo de la boca y de la cara, y contribuir a problemas con los dientes en el futuro.

Imagen: Galería Flickr sovgunga

Ser padre o madre exige tener unos conocimientos mínimos de primeros auxilios, las caídas, los golpes, los accidentes…forman parte del día a día en el cuidado de nuestros pequeños, hoy vamos a ver que contenido mínimo debe tener nuestro Kit de Primeros Auxilios para poder afrontar con garantías el tratamiento de una quemadura, un corte una picadura, etc.

Kit primeros auxilios

El Kit de Primeros Auxilios para el bebé debe contar con los elementos indispensables para atender urgencias con mínimos conocimientos o no. Su contenido puede variar de acuerdo al lugar donde se encuentre y no debemos olvidar que debe ser almacenado en un lugar fresco, seco y protegido de la luz y fundamentalmente fuera del alcance de los niños. Para su organización se puede utilizar una caja especial, un maletín o cualquier otro lugar acondicionado para tal fin.

Una revisión periódica del botiquín a fin de reponer lo que nos pueda faltar y retirar aquellos medicamentos y elementos caducados, además se recomienda también tener a disposición los teléfonos de urgencias, tanto generales como específicos para el caso, por ejemplo, de personas alérgicas.

  • Alcohol: Para desinfectar áreas sin heridas
  • Algodón: Se emplea en áreas sin heridas como absorvente envuelto en una gasa.
  • Botella de Agua: Para dar de beber a la víctima o para realizar el lavado del área lesionada.
  • Cuenta gotas: Para administrar o aplicar ciertos líquidos.
  • Hisopos: Para hacer pinceladas en áreas pequeñas.
  • Termómetro: Para controlar la temperatura de la víctima.
  • Jabón: Para lavar la herida o área lesionada.
  • Imperdibles: Para sujetar algunos tipos de vendajes e Inmovilizaciones.
  • Gasa: Sirve como apósito sobre las heridas.
  • Linterna y pilas: Para alumbrar si la ocasión lo requiere.
  • Esparadrapo: Para sujetar apósitos.
  • Vaso desechable: Para dar de beber agua u otros líquidos.
  • Vendas circulares o triangulares: Para sujetar apósitos.
  • Yodo: Para desinfectar heridas
  • Tiritas: Para cubrir heridas pequeñas.
  • Guantes de latex : Para la protección de la persona que vaya a curar, establece una barrera entre sus manos y los fluidos corporales de la víctima.
  • Tijeras: Para cortar materiales que se requieran durante una emergencia.
  • Líquidos rehidratantes con electrolitos para tratar la diarrea infantil.
  • Una jeringa oral o una cuchara o vasito dosificadores para administrarle los medicamentos a tu bebé o a tus niños.
  • Una loción con filtro solar que sea segura para niños
  • Un limpiador antiséptico para la piel (no utilices agua oxigenada, ya que puede dañar los tejidos).
  • Vaselina para lubricar los termómetros rectales.

Los artículos más importantes del botiquín familiar de primeros auxilios posiblemente sean los nombres y los números teléfono. Pega con cinta adhesiva o pegamento o cose bien la siguiente información de contacto en tu botiquín:

  • El médico de cabecera o pediatra de tu hijo.
  • El hospital local de niños.
  • La línea directa para emergencias por envenenamiento del Instituto Nacional de Toxicología: 91 562 0420.
  • El número de la policía local y los bomberos.
  • El número del Servicio Municipal de Emergencias 112.

En caso de duda a la hora de curar la mejor opción es sin duda ponerse en contacto con los Servicios Sanitarios más cercanos.


Imagen: Imágenes Gratis

Fuente: Todo PAPÁS

La buena higiene oral es importante y recomendada para los niños de todas las edades y desde el momento que le sale el primer diente. Cepillarse los dientes remueve la placa, mantiene la boca limpia y saludable, y mejora el aliento del niño y el sentido del gusto.

cómo deben lavarse los dientes los niños

Además, usar crema dental con fluoruro ayuda a combatir las caries (cavidades) mientras que fortifica los dientes. Las investigaciones recientes muestran además que el cepillado regular puede ayudar a proteger su corazón de infección bacteriana.

Veamos en función de la edad que precauciones debemos tomar a la hora de que nuestros hijos selaven los dientes.

En el caso de niños y niñas menores de 2 años, debemos frotar sus encías y dientes con un paño limpio y húmedo después de las comidas y de nuevo antes de dormir.

Deberíamos empezar a enseñarles a usar un cepillo dental cuando tienen acerca de 2 años de edad. Los niños pequeños quieren agarrar el cepillo de dientes y participar en el cepillado de los dientes. Como ellos no tienen suficiente control motor, necesitan de su ayuda.

Supervisaremos y ayudaremos con el cepillado hasta la edad de 8 años, la edad en que la mayoría de los niños adquieren excelentes habilidades motoras tales como la habilidad de atárselos cordones de los zapatos o vestirse completamente por si mismos.

La instrucción y la supervisión son importantes para establecer hábitos efectivos de cepillado de dientes en los niños. Los niños, como los adultos, se deberían cepillar sus dientes al menos dos Buy Cialis veces al día, preferiblemente después del desayuno y antes de ir a la cama por la noche.

Una buena forma de empezar es cepillándoles los dientes por ellos. Los pondremos en nuestras rodillas o regazo mirando los dos hacia la misma dirección, de manera que podamos ver sus bocas y ellos se sientan seguros. Tomando mejillas en su mano con la cabeza descansando sobre nuestro cuerpo limpiaremos sus dientes como si fueran los suyos. Trata de limpiar todas las superficies de los dientes -cepilla en el borde de las encías y detrás de los dientes-.

El cepillo de dientes debería ser suave y de un tamaño para niños. Para los más pequeños, usaremos un cepillo que sea fácil de agarrar por el padre y lo suficientemente pequeño para caber en la boca del niño. Para los niños pequeños, usa un cepillo de dientes de tamaño apropiado con un mango ancho. Para niños con necesidades especiales y limitaciones, están disponibles una variedad de mangos especiales para que el agarre sea más fácil.

Reemplazaremos los cepillos dentales cada tres meses o más frecuentemente si muestran signos de uso, se contaminan a través del contacto con otro cepillo o niño, o después de que el niño tenga una infección. Lavaremos los cepillos dentales después de cada uso y los dejaremos secar al aire. Si se guardan varios cepillos en el mismo lugar, no permitiremos que se toquen el uno al otro con el fin de evitar contaminaciones.

Imagen: Galería Georgianax

Fuente: California Childrencare Health Program

El otoño es una temporada en la cual debemos extremar los cuidados a nuestros hijos, independientemente si son mayores o todavía bebés. La alimentación con alimentos de temporada tiene la función de preparar el sistema inmunológico para el frío y la lluvia. Nada más sabio que la naturaleza para poder encontrar en ella alimentos que fortalezcan nuestras defensas.

nectar25092012

Las frutas y verduras de otoño por lo general son ricas en vitamina C, vitaminas que podemos encontrar en zapallos o calabazas y en diversos tipos de verduras, que además de la vitamina C son ricas en vitamina A, B6, E y en potasio, magnesio y fibra. En concreto la calabaza bellota está muy indicada para dársela a los bebés en puré.

Otra de las verduras de temporada es el brócoli, sobre todo sus flores. A pesar de que del brócoli se puede aprovechar todo, para favorecer la digestión de los más pequeños es mejor utilizar las flores. El brócoli es mucho más nutritivo si lo cocinamos al vapor de manera que mantenga todas sus propiedades y vitaminas.

Una vez que el brócoli está bien cocido se puede preparar un puré para los niños o bien dárselo a comer cortado en pequeños trozos que puedan masticar y digerir sin problemas. Otoño es la estación del año de las manzanas que se pueden cocinar para los bebés al horno o al vapor. Otras frutas que conviene que los niños coman por sus propiedades son las naranjas, las mandarinas y los pomelos que los niños comerán mejor si son presentadas en pequeños gajos.