Actividades con niños Dejar de fumar Dietas y alimentacion Madres Niños Ocio y bienestar

Los alimentos que más bajan con el inicio del nuevo ejercicio son los huevos (3,6% de reducción en el precio medio), el azúcar (-3,4%), la carne de porcino (-0,9%), el café (-1%), los distintos productos lácteos (-1,5%) y el pan, uno de los productos más consumidos, con un recorte del 0,3%. En total, un tercio de la cesta de la compra es hoy más barata que en 2012

 

 Cómo fluctúa la cesta de la compra Sepa qué alimentos han bajado más en enero

 

La llegada de 2014 trae numerosas noticias negativas para el bolsillo de los ciudadanos, ya que se incrementa el precio del tren y el transporte público, los billetes de avión, el recibo de la luz (finalmente subirá un 2,3% durante los tres primeros meses del año), las autopistas de peaje, la factura del teléfono, el tabaco o las tasas municipales y otros impuestos. También entra en vigor el copago farmacéutico para pensionistas (aunque los precios de las medicinas han caído un 2,4% en el último año).

 

Sin embargo, los precios de la cesta de compra -el asunto más básico y que más tienen en cuenta muchas personas hoy en día- darán un respiro al agobiado contribuyente. En conjunto, un tercio de la cesta de la compra era más barata a principios de enero que en el año 2012, afectando esta rebaja a productos de primera necesidad.

 

Según los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), con el cambio de año, los productos alimenticios cuyo precio ha caído más son los huevos (con un 3,6% de bajada en la tarifa media), el azúcar (que se sitúa a continuación con un 3,4% de rebaja), la carne de porcino (un 0,9% menos que en 2013), el café (-1%) y los productos lácteos (-1,5%). La llamada guerra del pan, denunciada por muchos hornos y panaderías de los llamados tradicionales, también ha hecho bajar el precio de uno de los productos más demandados y consumidos. En este caso, la rebaja ha sido del 0,3%. Esta comparativa se circunscribe a los precios registrados el primer día del mes de enero del que ejercicio de comienza en relación a las tarifas vigentes hasta el final del ejercicio de 2013.

 

Sin embargo, esta bajada general de precios en el campo de la alimentación no significa que no haya productos y artículos de esta área que no sufran subidas. De esta manera, en el lado contrario de los citados anteriormente, los alimentos que pueden considerarse básicos que más se han encarecido a lo largo de 2013 y que comienzan siendo más caros en 2014 son el aceite (15,2% de incremento en el precio medio), las patatas (12,4% más caro), la fruta fresca (6%) y la leche (5%).

 

Por su parte, el Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,1% el pasado mes de diciembre respecto a noviembre y aumentó una décima su tasa interanual, hasta el 0,3%, registrando así su nivel más bajo en un mes de diciembre de toda la serie histórica, iniciada en 1961, según el INE, que ha elevado una décima el dato interanual avanzado a principios de este mes (0,2%).

No pretende este post darte una fórmula mágica para dejar de fumar, empezando por qué no existe. Dejar de fumar es un proceso largo, tan largo como te costó adquirir el hábito de fumar. Lo que si podemos decirte es que con perseverancia es posible dejar de fumar.

La primera dificultad para dejar de fumar reside en que el principio activo del tabaco, la nicotina, es una potente droga que afecta a las mismas zonas del cerebro que se estimulan con otras drogas como las anfetaminas y la cocaína.

Dicen muchos expertos en la deshabituación tabáquica que el primer paso para dejar de fumar es concienciarse de ello. Este proceso de elaboración mental lleva su tiempo y es necesario, entre otras cosas, pensar en que ventajas nos aportará dejar definitivamente de ser unos adictos a la nicotina.

Aquí te damos unas cuantas razones para dejar de fumar: vivirás más tiempo y con mayor calidad de vida, no serás el causante de la mala salud de las personas que te rodean y tienen que ser fumadores pasivos de lo que tú te fumas, ahorrarás mucho dinero ya que un fumador habitual puede gastarse más de 1.000 € al año en su adicción, tus ojos, garganta y nariz recuperarán sus funciones.

Por si el párrafo anterior no ha sido suficiente, aquí te damos más argumentos para dejar de fumar: tu casa y tu ropa dejarán de oler a tabaco, al dejar de fumar recuperarás el sentido del gusto, el aspecto de tu piel, tus dientes y tu aliento mejorará y por último y quizás lo más importante, dejarás de ser un adicto a una droga, aunque esta sea legal.

Dentro de poco los escolares españoles tendrán que volver a las aulas y al estudio. La vuelta al cole se convierte para muchas economías domésticas en una auténtica prueba de fuego ya que los gastos son muchos. Uniformes, libros, cuadernos, actividades extraescolares…

En lo que respecta al material escolar es necesario concienciar a nuestros hijos que es necesario que lo cuiden. Un material escolar que prácticamente ha tenido un uso normal y no ha sufrido daños durará mucho más tiempo e incluso puede llegar a servir para años posteriores. Inculcarles el que deben de cuidar el material escolar es una seguridad de un menor gasto en años posteriores.

Antes de comprar el material escolar es necesario hacer una valoración de lo que realmente necesita nuestro hijo. Muchas veces se produce la situación de que por no hacer una valoración y una lista de lo que necesita nuestro hijo podemos comprar lo mismo varias veces, rompiendo de esa manera el equilibrio de nuestro presupuesto.

Los gastos en material escolar no es necesario hacerlos de una vez. Es posible y adecuado ir escalonando gastos a lo largo de los meses que preceden a la vuelta de los escolares a clase. El comprar escalonadamente permite prevenir el uso de la tarjeta de crédito de un modo intensivo los meses previos de la vuelta al cole.

A la hora de comprar es mejor hacerlo con tiempo y comparando el precio que nos ofrecen en varios comercios o grandes almacenes. Las diferencias entre una tienda u otro pueden ser muchas veces abismales por lo que si comparamos los precios el coste final de la vuelta al cole puede ser sensiblemente más barato.