31 de diciembre. 12 menos un minuto. En España, la mayoría nos reunimos delante del televisor (o radio, o reloj del Ayuntamiento) con doce uvas. Una por cada campanada. Comerse las 12 dentro del tiempo establecido nos asegura tener un buen año. Y, se cumpla o no, lo cierto es que la mayoría seguimos año tras año la tradición. Algunos, eso sí, no soportan las uvas y las cambian por cosas como aceitunas o chocolate. Lo más importante: ¡no atragantarse!

Tenemos muy bien aprendido qué hacemos los españoles el día de Nochevieja. Pero, ¿qué se hace en el resto del mundo para celebrar el último día del año y dar la bienvenida al nuevo?

reloj-año-nuevo

En Italia, el día 31 de diciembre, no puede faltar un plato de lentejas en la mesa. Los romanos creían que esta legumbre simbolizaba la riqueza y, de aquella creencia, esta tradición. Para los italianos, cuantas más comas, mejor año (en el aspecto económico) tendrás.

En otro país europeo, Dinamarca, no se comen lentejas ni uvas. Allí, después de cenar, se rompe la vajilla. Es una tradición muy antigua y lo cierto es que ya ha caído un poco en desuso, quizá por lo poco práctico. Lo cierto es que los daneses creen que hay que romper los platos tras la cena de Nochevieja para tener buena suerte el próximo año. De hecho, la tradición decía que había que romper la vajilla… ¡contra la puerta de los seres queridos!

Otra de las tradiciones en uno de los países de nuestro continente, Reino Unido, es el ‘First Footing’. Consiste en ser el primero en llegar a las casas de familiares y amigos nada más pasar las campanadas de medianoche. Solo el primero en entrar en las casas tras las 12 será quien traiga la buena suerte para el nuevo año.

Si cruzamos el charco, en Estados Unidos, encontramos el lado más romántico de la Nochevieja. En el país norteamericano existe la creencia de que hay que dar un beso justo después de las doce del día 31. Si no lo haces, tendrás un año de mala suerte y mucha soledad. De hecho, se le llama el Beso de Año Nuevo.

beso-año-nuevo

También en el continente americano, pero en otros países como Puerto Rico o Uruguay, hay otra tradición de Nochevieja: tirar un cubo de agua por la ventana. Con él, se supone que se lanzan las malas vibraciones del hogar y se purifica la energía para recibir el nuevo año.

Hay otra tradición curiosa en toda América del Sur, aunque no se ponen de acuerdo entre países. Mientras aquí creemos que hay que llevar ropa interior roja el día de Nochevieja, en países como Argentina la ropa interior debe ser rosa, en Colombia y Perú amarilla y en México se decide en función de qué sea lo que desees para el próximo año: amarilla para el dinero, roja para el amor, etc.

En el otro lado del mundo, en Filipinas, eligen los lunares o topos para vestirse el último día del año. Camisas de lunares, vestidos de lunares, calcetines de lunares… ¿Por qué? Según ellos los lunares tienen relación directa con la felicidad. Y la verdad es que no nos extraña nada… ¡Qué se lo digan a una sevillana en la feria de Abril!

Tu comentario

¿Te ha ocurrido algo o has vivido alguna experiencia relacionada con la información de esta noticia? Cuéntanoslo, nos gustaría conocerla. También puedes dejarnos tu un comentario con tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también respetar a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, promocionales, ofensivos o ilegales serán editados y borrados.

Puedes usar algo de HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> . Los párrafos y los retornos de línea también se incluyen automáticamente.