Quizá penséis que todo lo “gastro” se nos ha ido de las manos: restaurantes en las alturas, comer a ciegas, algunos chefs que tienen colas en sus locales de varios meses… Pero hay una última revolución que deja loco a todo el mundo: la comida 3D.

Suena muy loco y a ciencia ficción, pero es una realidad. Hay impresoras 3D de alimentos que se están introduciendo, poco a poco, en el mundo gastronómico. Todo empezó con las impresoras 3D que reproducían elementos de plástico u otro material para diferentes aparatos. El salto se dio cuando estas impresoras empezaron a introducir elementos como el azúcar, el chocolate y otros ingredientes para imprimir.

comida-3d

El resultado es que hoy hay impresoras 3D alrededor del mundo imprimiendo hamburguesas, pasta o dulces. El funcionamiento, en realidad, es como si se tratara de un robot de cocina o una manga pastelera pero con una gran precisión, ya que el alimento se configura antes de ser imprimido y sale tal y como lo hemos diseñado.

El proceso es sencillo: se añade un patrón a la impresora. Se insertan los ingredientes e inicia el proceso de cocción. Poco a poco van siendo moldeados hasta que finaliza todo el proceso y tenemos nuestro plato preparado y listo para comer. Lo mejor de estas impresoras es que se pueden configurar a través de app para móviles, con lo que si estás fuera de casa puedes configurarla para que a la hora de la vuelta tu comida ya esté hecha.

La revolución ha ido tan lejos que ya hay restaurantes en los que la comida se elabora con impresoras 3D. Es el caso de Food Ink, un restaurante pop-up que dará la vuelta al mundo. De Holanda ha pasado a Londres y llegará próximamente a Berlín, París, Barcelona o Tokio. Eso sí, el precio a priori no es nada asequible: 250€ por comensal.

Además, ya hace algún tiempo que en la NASA empezaron a desarrollar este tipo de impresoras para fabricar comida “espacial”. Hoy por hoy, los astronautas pueden diseñarse sus propias pizzas o platos de pasta y comer algo más apetitoso que lo acostumbraban.

No sabemos cómo evolucionará este sector, pero, en cualquier caso, se trata de una gran revolución sin precedentes. De hecho, la impresión 3D es considerada por muchos y muchas como la tercera revolución industrial y ahora… ¡la podemos hasta saborear! Así pues, solo podemos añadir algo más: que aproveche.

Tu comentario

¿Te ha ocurrido algo o has vivido alguna experiencia relacionada con la información de esta noticia? Cuéntanoslo, nos gustaría conocerla. También puedes dejarnos tu un comentario con tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también respetar a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, promocionales, ofensivos o ilegales serán editados y borrados.

Puedes usar algo de HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> . Los párrafos y los retornos de línea también se incluyen automáticamente.