Actividades con niños Dejar de fumar Dietas y alimentacion Madres Niños Ocio y bienestar

Combatir el colesterol tras los excesos navideños se convierte para muchos en una prioridad y, aunque siempre hay que contar la ayuda de un profesional, una dieta sana y equilibrada puede ser de gran ayuda.

¿Qué dieta es la más indicada para combatir el colesterol?

Para que nuestra dieta anti-colesterol sea efectiva tienen que abundar los alimentos ricos en fibra. Harinas integrales, legumbres, frutas y verduras… todos ellos nos ayudan a eliminar las grasas, mejoran la digestión y además están llenos de pectinas, una sustancia neutra enemiga del colesterol.

frutas-verduras

Otros viejos conocidos de la lucha contra el colesterol son los ácidos grasos Omega 3, presentes en el aceite de oliva, el salmón o el atún, y los fitoesteroles, que nos ayudan a proteger nuestro sistema cardiovascular, éstos podemos encontrarlos, sobre todo, en vegetales de hoja verde (espinacas, acelgas…).

appetizer-2802_1920

 

Pero ¿Es suficiente con incluir estos alimentos en nuestra dieta? Lamentablemente no, también es importante eliminar ciertos alimentos, muy procesados y ricos en grasa y azúcar, como los helados, embutidos, fritos y salsas.

hamburguesa-patatas

Recuerda consultar a tu médico antes de comenzar cualquier dieta, una vez la tengamos clara solo nos queda una cosa… ¡Seguirla!

Situación típica en una familia, un hermano mayor que crece y un hermano pequeño que puede aprovechar su ropa, que en ocasiones está prácticamente nueva. Hasta ahí todo perfecto, ya que reutilizar la ropa es una muy buena forma de ahorrar dinero cuando nos referimos a edades en las que la prenda no le dura más de un año. Pero, si embargo, ¿qué ocurre con los zapatos? ¿Pueden pasarse de un niño a otro?

Según advierten diversos especialistas en podología, no hay dos pies iguales, por lo que el calzado siempre y a cualquier edad debería utilizarse de forma personal y exclusiva. Normalmente, cuando compramos calzado nuevo, suele venir con unas formas y medidas estándares para todo tipo de pies. Con el paso de los días y el uso, el zapato se va amoldando a las características del pie que lo calza, así como a su forma de caminar, y es cuando ese zapato ya solo podrá ser usado por esa misma persona. Si nos calzamos este zapato no siendo nuestro, puede ocasionar molestias, rozaduras o modificar la marcha al andar, debido a que se ha adaptado a la forma del pie de su dueño anterior y a su forma de caminar, la cual ha quedado impresa en los tejidos del zapato. 

zapatos niños

Pero eso no es todo, el calzado de segunda mano puede influir en el desarrollo de la estructura del pie. Unos zapatos heredados que, por ejemplo, dificultan la movilidad de los dedos, pueden impedir el correcto desarrollo del puente plantar y, por ende, van a alterar la mecánica del pie y favorecer la tendencia al pie plano, con el que el niño tendría que vivir el resto de su vida.  En el caso de los zapatitos de bebé, flexibles y no moldeados por el peso sería diferente, ya que no habría problema porque el bebé no ha llegado a deformar el zapato.

Aunque aprovechar el calzado de un hermano u otros niños no es una práctica recomendable, si podría pasar por alto en algunos casos:

  • Si se ha utilizado muy pocas veces y está prácticamente nuevo.
  • Si no se observan deformados ni desgastados.
  • Si no tienen pliegues en la parte del empeine.
  • Si la punta y el talón del zapato están intactos.

En estos casos en los que si podríamos utilizarlos, lo más recomendable es sustituir las plantillas por unas nuevas. Salvo en estas ocasiones, intenta que el calzado de tus hijos sea siempre nuevo, ya que en su etapa de desarrollo este tipo de cosas pueden perjudicar su forma de caminar y la fisionomía de sus pies sin darte cuenta.

 

 

Este fin de semana no solo en Sevilla están de feria, ya que esta fiesta se celebra en cientos de municipios de España. La Feria de Abril trae consigo largas jornadas de fiesta y celebración, siempre bien acompañadas de bebida y comida típica. Además de esto, es normal que se alteren nuestros horarios de descanso y nuestra rutina de actividad física, lo que se traduce en un exceso para nuestro cuerpo que acabará provocándonos un gran cansancio y fatiga.

17366315562_b241ed2962_z

Por ello, hoy vamos a ver que divertirse de forma saludable en la Feria de Abril es posible, para así evitar las patologías asociadas a cometer excesos en este tipo de celebraciones. Disfruta inteligentemente de la Feria con estos sencillos consejos:

  1. No te saltes la comida anterior a la que vas a hacer en la feria. Porque decidas no comer para luego pegarte un buen festín cenando pescaito en la Feria, no vas a solucionar nada. Al contrario, tu cuerpo necesitará mucho más alimento para saciarse, y por ende comerás mucho más de lo necesario.
  2. Opta por los platos más saludables, como el gazpacho, las almejas, el marisco; y no te sientas un bicho raro si un día pides algo de carne o pescado a la plancha. En las casetas y bares hay vida más allá de los fritos.
  3. Controla las copas que te bebes. Normalmente en la Feria de Abril es típico beber vino o jarras de rebujito, y vas sirviéndote sin darte cuenta de las copas que te has bebido. Intentar no tomar más de 2-3 al día.
  4. Volviendo a casa a altas horas de la madrugada, evita el momento tentador de los churros con chocolate o los buñuelos. Piensa que quizás ya te hayas excedido con otras cosas como para sumar más calorías.
  5. Para los combinados, sustituye los refrescos con azúcar por sus versiones zero o light. Mismo sabor y algunas calorías y azúcares menos.
  6. Mantén una buena hidratación, ya que el alcohol se metaboliza en el hígado y este proceso consume agua y glucosa de la sangre. Es importante que bebas entre 2-3 litros de agua al día para compensar el exceso de alcohol.
  7. Intentar dormir al menos 7 horas al día. Descansar es primordial para que tu cuerpo y tu mente puedan seguir funcionando al ritmo de unas fiestas.
  8. Aprovecha que estás en una Feria para aumentar tu gasto energético. Baila, da paseos por el recinto y muévete todo lo que puedas.
  9. Si te has pasado el día anterior con el alcohol y los fritos, recupera tu cuerpo con una dieta depurativa durante dos o tres días. Reduce los hidratos de carbono, así como el azúcar, toma mucha verdura diurética (alcachofa, espárragos, apio) y prepárate zumos de fruta naturales ricos en vitamina C (kiwi, naranja, limón, piña)

17263532956_a12ecb16f2_z

No dejes que los trastornos derivados del desorden alimenticio y el exceso de bebidas alcohólicas, puedan pasar factura en tu salud y tu peso. Pasa una feria saludable siguiendo estas sencillas recomendaciones, y evita así un disgusto al subirte a la báscula.

Todos y cada uno de nosotros tenemos más o menos predisposición a hablar sobre ciertos temas. Sin embargo, para el tema de la salud siempre tenemos cierta reticencia, ya que es algo muy personal que nos afecta directamente. Tanto la sociedad como los medios de comunicación, intentamos eludir algunos temas relacionados con la salud, que poco a poco se han convertido en tabús.

Son aquellos que incluso nos cuesta tratar con nuestra familia o nuestros amigos más íntimos, y que en la mayoría de los casos afrontamos en solitario. Como consecuencia, no recibimos apoyo social por parte de nadie, no podemos pedir consejo, perdemos la información que nos pueden aportar otros por sus experiencias, o incluso, no acudimos a la consulta de nuestro médico por vergüenza. Hoy hablamos alto y claro de esos temas tan comunes, y que además se dan en la mayoría de personas, los cuales autocensuramos en nuestra vida.

  • La menstruación

Es casi inconcebible que una cosa tan natural como es este proceso biológico sea un tema tabú. Las mujeres tienen la menstruación en torno a 3.000 días durante toda su vida, ¿cómo es posible que algo con lo que conviven durante tanto tiempo siga tratándose como un secreto? Tampones que se esconden de camino al baño, calambres abdominales que se disimulan con ibuprofenos o experiencias que dejan de hacerse por el simple de hecho de “tener la regla”.

shutterstock_270813398

Este incomodo periodo del mes sin embargo es el signo de que en tu cuerpo todo funciona correctamente, y debes de aprender a vivirlo con total normalidad. No hay nada que no puedas hacer por el hecho de estar menstruando, ya que afortunadamente cada vez son más las medidas de higiene disponibles para que la regla no interrumpa tu ritmo de vida. Recuerda controlar la regularidad de los periodos, la cantidad, el aspecto; y siempre que detectes que algo no va como todos los meses atrás consúltalo con tu ginecólogo.

  • La salud mental

Aunque el mundo se empeñe en imponernos lo bonita que es la vida, todos tenemos derecho a tener un mal día o pasar un periodo difícil que nos desequilibre a nivel emocional, y no por ello somos más o menos egoístas. Hoy en día, las enfermedades mentales son una de las grandes causas de discapacidad en el mundo. Sin embargo, a pesar de que este tipo de psicopatologías es mejor tratarlas sin cambiar nuestra vida, vemos como hoy en día se pagan millonadas por internarse en un centro en el que curarse sin que nadie se entere.

shutterstock_319225562

Tanto los tratamientos médicos, como la manera en que tanto nosotros como los medios hablamos del tema, hacen que la persona que padece este tipo de enfermedades se sienta observada y criticada. Si conseguimos que la salud mental deje de ser un tema tabú, podremos ayudar mucho más a las personas que sufren depresiones o trastornos psicológicos.

  • Sexualidad

Problemas sexuales, enfermedades de transmisión sexual, dudas… el tema de la sexualidad daría para mucho si no lo tuviéramos tan censurado. Probablemente todos nosotros alguna vez nos hemos visto en una situación en este ámbito que no sabíamos resolver, pero que no estábamos dispuestos a pedir ayuda o consejo por miedo a las burlas, las críticas o los reproches. Aunque cada vez más, e incluso desde adolescentes en los centros educativos, se habla más abiertamente de la sexualidad, continua siendo un tabú.

Es importantísimo concienciar a la población de que la salud sexual es tan importante como el funcionamiento de nuestros órganos vitales. Si no tenemos una correcta higiene íntima, no utilizamos protección en nuestras relaciones sexuales, no llevamos un control médico periódico y obviamos problemas que puedan surgir por vergüenza, estamos poniendo en peligro nuestra vida.

  • Problemas gastrointestinales

¿Quién no ha sufrido alguna vez  episodios de estreñimiento, colitis o reflujo ácido? Sin embargo evitamos hablar de ellos a toda costa, ya que nos parece algo desagradable. No hay nada más importante en nuestro organismo que un correcto funcionamiento de nuestro estómago, intestinos y colon, por ello no obvies nunca este tipo de trastornos con tal de evitarlos.

shutterstock_207002740

Procura evitar los alimentos ofensores, como el trigo, productos lácteos, azúcar, edulcorantes y colorantes artificiales y aditivos; cambia tus hábitos alimenticios, dedicando el tiempo necesario a las 5 comidas diarias; controla el estrés, haz el ejercicio más adecuado para ti y ayúdate de suplementos nutricionales si es necesario.

  • La obesidad

¿Cuánto pesas? Quizás es una de las preguntas más temidas, y es que nuestro peso siempre es algo que nos cuesta decir, y mucho más cuando padecemos obesidad. Esta enfermedad, a priori, no pasa desapercibida, pero el principal problema que tiene es que hay mucha gente que aun siendo consciente de tenerla la obvia y evita tratarla. La obesidad puede acarrear múltiples problemas cardiovasculares, osteoarticulares, diabetes, etc.

shutterstock_205314256

Si te sobran unos kilos, afróntalo y cuéntaselo a los que te rodean para que puedan ayudarte a deshacerte de ellos. Tu familia puede apoyarte moralmente, tu pareja a controlar tu alimentación, tu monitor a ponerte una tabla de ejercicios especial, tu médico a llevar una dieta equilibrada, etc.

Los colores, el orden, la distribución de los muebles, la luz, etc. son características principales de nuestras casas. Cada uno, en función de sus gustos y personalidad, decora y ordena su hogar de una forma u otra, creando un clima en el que pasamos una gran parte de nuestra vida. Pero además, la manera en la que lo organizamos dice mucho de nosotros, hasta el punto de influir de manera importante en nuestro estado de ánimo.shutterstock_176261720

Normalmente, una casa bien organizada y limpia mejora nuestro humor cuando entramos en ella; mientras que un hogar desorganizado nos provoca estrés y reduce nuestra productividad. Tener las cosas en orden siempre ha estado muy relacionado con la autodisciplina, el perfeccionismo y la eficiencia. Sin embargo, el desorden está más vinculado con la dificultad de controlar los impulsos  y llegar a los objetivos marcados.

Aunque esto no es totalmente aplicable a todo el mundo, lo que sí se puede confirmar es que ciertas conductas pueden estar producidas o agravadas por el estado en el que tenemos nuestro hogar. En determinados momentos, el comportamiento negativo de las personas se intensifica por el desorden, y esto genera un círculo vicioso del que será difícil salir. Mantener una limpieza general de tu hogar te ayudará sentirte más cómodo y relajado en él, incluso en situaciones que potencialmente pueden ser difíciles o negativas.shutterstock_246874894

Otro aspecto que cabe destacar en relación a esto es el tema de los colores. Las tonalidades de la decoración de nuestra casa pueden generar el mismo efecto que el orden, mejorando o empeorando nuestro humor. Con respecto a la pintura de las paredes, lo ideal sería cambiarla cada 4/5 años, o al menos siempre que estemos demasiado cansados de los colores de nuestras estancias. Los tonos más cálidos, como el naranja o el rojo, favorecen la sensación de alegría e incrementan el dinamismo y la extroversión. Sin embargo, este tipo de colores llevados al extremo, pueden potenciar la agresividad y la sensación de opresión. De modo contrario, los colores fríos como el verde, el azul y el malva nos hacen sentir más serenos, tranquilos y relajados. Agrandan nuestras habitaciones, por lo que son ideales para espacios pequeños o algo agobiantes, y además, potencian la creatividad, por lo que van perfectos para los dormitorios de los niños.

La luminosidad de nuestro hogar también puede afectar a nuestra conducta en el día a día. Los espacios adecuadamente iluminados, estimulan la creatividad, nos permiten ser más eficientes en nuestras tareas, previenen la depresión e incluso detienen el declive cognitivo. Del mismo modo, el paisaje que vemos a través de las ventanas también interviene en este proceso. Diversos estudios afirman que lo más recomendable es poder ver algo verde, ya sea un paisaje natural, un parque, unos árboles, etc.

shutterstock_298906688

Por último, los muebles también hablan de nosotros, y nos trasmiten diferentes sensaciones. Una habitación amueblada con formas lineales, provoca aburrimiento o tristeza; mientras que los muebles con líneas más redondeadas, nos dan una sensación más agradable y acogedora.

Y tú, ¿cómo tienes tu casa? Plantéatelo y prueba a cambiar el aspecto de tu hogar.

Aún existe la idea entre la población de que el síndrome de piernas inquietas es una invención. Pero nada más lejos de la realidad. Esta enfermedad, que produce innumerables reacciones molestas, sobre todo en las extremidades inferiores, pone en jaque la salud y calidad de vida de los afectados. Por esta razón, es tan importante su diagnóstico y tratamiento inmediato, así como la incorporación de hábitos saludables que ayuden a controlar síntomas.

piernas inquietas

A pesar de las múltiples investigaciones realizadas, la causa del síndrome de piernas inquietas (SPI) no está clara aún. Sin embargo, se barajan varias posibilidades que dan origen a los distintos tipos de SPI:

Síndrome de piernas inquietas primario o familiar: es el que se produce por causas genéticas. Los expertos aseguran que existen varios cromosomas relacionados y están investigando en esta línea. Se estima que el 66% de los pacientes con SPI tienen al menos un familiar de primer grado afectado (hermanos, padres, hijos).

Síndrome de piernas inquietas secundario: surge como resultado de otra enfermedad, generalmente anemia y bajo nivel de hierro en la sangre, y otras patologías crónicas como neuropatía periférica, diabetes, insuficiencia renal o artritis reumatoide. También, durante el parto, el 15% de las mujeres desarrollan SPI secundario.

Síndrome de piernas inquietas idiopático (de causa desconocida): se le denomina así cuando no existen precedentes familiares de SPI y la persona no tiene ninguna enfermedad que se relacione con esta afección.

La Asociación Española de Síndrome de Piernas Inquietas, AESPI ofrece al paciente y familiares una serie de consejos prácticos para mejorar la calidad de vida:

  1. Hablar abiertamente sobre la patología, tanto con el médico como con la familia.
  2. No intentar luchar contra la necesidad de moverse, ya que esto puede hacer que los síntomas se agudicen. Es aconsejable seguir un programa de ejercicios para mejorar la flexibilidad, corregir las posturas y fortalecer los músculos y articulaciones de las piernas. El ejercicio físico puede ayudar a mejorar el control sobre esta patología.
  3. Escribir un diario de sueño anotando los fármacos y terapias que se siguen para combatir los síntomas y compartirlo con el médico.
  4. Mantener activa la mente ayuda a que se reduzcan los síntomas.
  5. Estiramientos por la mañana y la noche: Terapias como yoga, musicoterapia, tai chi y acupuntura son un buen aliado para mitigar los síntomas físicos y emocionales.
  6. Ayudar a otros pacientes: los grupos de apoyo permiten conocer y ayudar a otras personas que padecen las mismas patologías.
  7. Ponerse más alto: Elevar la mesa o las estanterías de tal manera que pueda trabajar o leer de pie.

 

¿Recuperar los dientes y verlos regenerados en un proceso rápido y de bajo coste? Una reciente investigación apunta en esa dirección.

La regeneración de los dientes podría ser posible

La salud de los dientes constituye sin duda uno de esos problemas graves que, además, en caso de no ser bien atendido se arrastrará durante toda la vida. En el peor de los casos se puede incluso perder parte de la dentadura. Sin embargo,de confirmarse en el tiempo el estudio llevado a cabo a finales de la pasada primavera, la regeneración dental podría ser una realidad.

Esto implicaría que los dientes podrían volver a regenerarse y desarrollarse a partir de un tratamiento que, como veremos, no sería en exceso complejo y partiría del uso de un láser.

El experimento realizado por investigadores de la Universidad de Harvard para el que se utilizó como sujetos de estudio a roedores, pretendía encontrar una manera de hacer crecer y regenerar los dientes a través de la activación de las células madre utilizando como herramienta  un láser.

Para el estudio se valió de un haz de láser de baja potencia que activaba las células madre dentales. De esta manera se pretendía activar las células madre y provocar que estas contribuyeran a la formación de la dentina, ese tejido de consistencia similar al hueso que se sitúa por debajo del esmalte de la pieza dental y realmente es la mayor parte de masa en un diente.

Según los investigadores declaraban en la revista Science Tradicional Medicine, en tan sólo cinco minutos de exposición el proceso de curación resultaba iniciarse, pero, más aún, transcurrido un período de tres meses la dentina ya se había formado.

La implicación de que este experimento hecho en roedores pudiera trasladarse a los seres humanos es verdaderamente espectacular y significaría un avance simplemente increíble dentro de la salud dental, ya que, si se consiguiera la regeneración del resto de partes de los dientes como el esmalte, estaríamos ante la sustitución de los tratamientos tradicionales como empastes o prótesis. Más allá, podría incluso aplicarse a procesos de regeneración ósea o de recuperación y cicatrización de heridas.

Sin duda, una de esas noticias interesantes que nos proporciona la ciencia y que hace pensar en un futuro mejor a corto plazo.

Imagen de Flickr por Dr PS Sahana * Kadamtala Howrah

Evitar un exceso de actividades para los hijos, pero sin dejar de planificarlas; pasar tiempos con ellos, mantener las responsabilidades básicas al tiempo que se descansa y reservar momentos para la pareja, entre las recomendaciones de los expertos.

Cinco consejos para no desesperarse con la familia este verano

Las estadísticas aseguran que la época del año en que más separaciones o divorcios se producen es en el mes de septiembre, tras finalizar las vacaciones de verano. ¿Por qué? Por el aumento de tiempo de convivencia que se registra entre los dos miembros de la pareja. Estas ‘chispas’ que saltan entre los adultos también pueden afectar a los hijos, tanto de forma indirecta como por el roce directo que surge con ellos por la misma razón que en el caso anterior: pasan de estar muchas horas en el colegio o la universidad a quedarse en casa, o en entornos cercanos (playa, piscina, jardín, parque, etc.) durante más tiempo.

Sin embargo, no resulta recomendable estancarse en la visión negativa de este aumento del tiempo de convivencia. Es más, si se saben gestionar, las vacaciones del periodo estival pueden representar una magnífica oportunidad para estrechar lazos e, incluso, limar rencillas surgidas durante el resto del año, no sólo entre los cónyuges sino también con los hijos y entre hermanos.

Las precauciones y pautas que se deben seguir dependerá del número de hijos, de la edad de éstos, de las actividades que se realicen en común, de los posibles destinos elegidos para descansar y, por supuesto, de las particularidades de cada familia.

Desde el Instituto Superior de Estudios Psicológicos (ISEP) ofrecen las siguientes recomendaciones para ‘sobrevivir’ al verano que transcurra en familia:

  1. El verano es un buen momento para aprender a convivir pero sin convertir el tiempo de vacaciones en una carrera a contrarreloj de actividades que no deje tiempo para esta convivencia. Resulta positivo que los niños aprendan a relajarse, ya que durante el curso sufren un exceso de agenda.
  2. A pesar de lo expresado en el punto anterior, aunque estén de vacaciones, deben existir también unas responsabilidades básicas tales como ayudar en casa, acordar agendas o cumplir con unas determinadas horas de sueño. Horarios, alimentación equilibrada e higiene del sueño no deben olvidarse durante estas semanas.
  3. Hay que tener presente que los propios hijos quieren pasar tiempo con los padres, por lo que van a valorar más un momento juntos de ocio que una dinámica continua de actividades. De hecho, diferentes investigaciones ponen en evidencia que “los niños que no reciben la atención suficiente por parte de sus padres o figuras de referencia, tienen más propensión a mostrarse agresivos, a padecer sentimientos de soledad o aburrimiento que no saben gestionar ni llenar con actividades, a nivel personal presentan baja autoestima e inseguridad que pueden afectar tanto a nivel personal como a nivel de bajo rendimiento escolar“. Por ello, para que los niños crezcan emocionalmente deben poder dar y recibir afecto y saber expresar y entender las emociones de los demás. Las vacaciones deben favorecer el aprendizaje de estos modelos y no los momentos de tensión.
  4. Incidiendo en asuntos más prácticos, conviene planificar de antemano algunas actividades de ocio para los niños.
  5. Los padres, como pareja, también deben planear y desarrollar sus momentos de intimidad.

Imagen de Flickr por SergioDJT

Mantener la habitación en unas condiciones adecuadas, relajarse antes de dormir, llevar regularidad en las horas de acostarse y levantarse, complementar el descanso nocturno con una siesta breve, no exponerse a luz (ordenadores, móviles, etc.) en los momentos previos de ir a la cama y evitar el ejercicio físico intenso, como mínimo, tres horas antes de retirarse a descansar, entre las claves.

Consejos para dormir mejor en las noches calurosas de verano

Las cálidas noches de verano se hacen, para muchos, interminables. Dar vueltas en la cama, sufrir el calor y pensar que al día siguiente estarán agotados por la falta de descanso son las actividades que ocupan estas madrugadas que se hacen tan largas. Si bien hay zonas que no se ven afectadas por noches calurosas, la franja cantábrica, por ejemplo, en muchos otros lugares, dormir resulta una misión imposible. O, cuanto menos, una ardua labor.

Como consecuencia, conviene tener en cuenta pequeños trucos y consejos que pueden ayudar a proporcionarnos un número suficiente de horas de sueño, que, cabe recordar, se sitúa en el entorno de las siete u ocho horas en las personas adultas.

Desde la Unidad de Sueño de la Clínica Vistahermosa aportan una serie de pautas para dormir mejor en verano:

  • Asegurarse de tener la habitación con unas condiciones adecuadas de temperatura, humedad, ruidos y de luz. Si es necesario usar tapones para los oídos o un antifaz.
  • Es verano, es comprensible trasnochar de vez en cuando. Si se llega a casa activado y sin sueño, es preferible no acostarse inmediatamente. Hay que relajarse antes (tomarse un vaso de leche o hacer alguna actividad que provoque una relajación natural como, por ejemplo, leer) y luego irse a la cama.
  • Intentar llevar unos horarios lo más regulares posibles, levantándose todos los días a la misma hora aproximadamente y actuar de forma similar en el momento de acostarse.
  • Una siesta de unos veinte minutos es muy recomendable, especialmente si no se llega al mínimo de siete u ocho horas de sueño nocturno antes mencionado. Para que no produzca efectos adversos, hay que insistir en que la duración ideal de la siesta debe quedar entre los diez y los veinte minutos aproximadamente, y siempre sin llegar a superar la media hora. En estos términos puede ayudar a reducir el riesgo de sufrir un infarto, liberar tensiones y mejorar la concentración. La siesta también implica beneficios desde el punto de vista psicológico. Al ayudar a liberar tensión y estrés, este tiempo de sueño alienta estados de relajación y permite que la mente desconecte y se relaje. Con ese descanso a mitad del día, mejora la respuesta mental del cerebro en todos los frentes. De la misma manera, los reflejos serán más céleres y la capacidad de razonamiento y los pensamientos, también. Algo similar sucederá con la capacidad de concentración, que nos hará estar más predispuestos a realizar actividades que requieran la implicación de todos los sentidos.
  • Recordar que uno de los sincronizadores de nuestro reloj interno es el ejercicio físico. Es recomendable marcarse una rutina diaria de ejercicio, si puede ser al aire libre (con luz) y por la mañana, mejor. Es importante evitar el ejercicio físico intenso en las tres horas previas al sueño, pues es un potente activador que favorece el retraso del sueño.
  • Por la noche hay que intentar exponerse lo mínimo posible a la luz. Hay que tener en cuenta que los ordenadores, el móvil o las tabletas son una fuente de luz potente que hay que evitar en las horas previas a acostarnos.

Imagen de Flickr por Freddy The Boy

El verano es un momento del año muy apropiado para el disfrute a cualquier edad que tengamos. Sin embargo, determinados grupos de edad deben mostrar mayores precauciones ante el calor y el sol. Es el caso de las personas mayores.

Cuidado con el calor y las personas mayores en verano

La incidencia de los golpes de calor y las insolaciones en las personas mayores es muy superior (junto a los niños) a otros grupos de edad, por ello, se hace imprescindible tener en cuenta una serie de recomendaciones elementales muy sencillas de llevar a cabo.

La primera es no mantener mucho tiempo la exposición al sol. Por supuesto,el ejercicio y la actividad física en las horas de máximo calor no son nada recomendables, y la exposición al sol en esas horas tampoco lo es. Resulta mucho más adecuado aprovechar las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde para tomar el sol y disfrutar de sus beneficios.

Debemos proteger la piel de nuestros mayores del mismo modo que protegemos la nuestra. No debemos pensar en aquellas mentiras sobre la salud de las cuales se decía que la piel adulta ya se encontraba curtida ante el sol, no, hay que utilizar las cremas solares del mismo modo que a cualquier otra edad.

Resulta también muy importante utilizar la ropa más ligera y fresca posible, ropa cómoda que permita a la persona no sentirse agobiada por la vestidura, y colores que no sean precisamente los mejores receptores del sol. Así, huiremos por ejemplo del negro.

La hidratación es básica. Las personas mayores deben acostumbrarse (realmente todos y a todas las edades) que en los momentos de calor como el verano es necesario ingerir muchos líquidos, incluso cuando todavía no tenemos sed. Debemos tener en cuenta que la deshidratación es un problema relativamente común en las personas mayores, por ello hay que prestar especial atención a este apartado, incluyendo aquí la eliminación de bebidas con exceso de azúcar, bebidas alcohólicas y excitantes.

En general, la persona mayor de hoy en día poco tiene que ver con la de hace 20 o 30 años, es un anciano mucho más activo y participativo, y así debe ser, simplemente es necesario que asuma estas recomendaciones junto con las que sus médicos pueden proporcionarle para tener un verano lo más agradable posible y eliminar el riesgo de los golpes de calor y las instalaciones así como de la deshidratación

Imagen de Flickr por ground.zero