Actividades con niños Dejar de fumar Dietas y alimentacion Madres Niños Ocio y bienestar

El Día del Padre es el momento ideal para demostrar a papá cuánto le quieren sus niños. Sin embargo, los pequeños pueden necesitar una guía o algunas ideas sobre qué regalar a papá. Desde aquí queremos proponeros tres regalos sencillos que se pueden hacer en casa y que incluirán la participación activa de toda la familia, papá excluido, lógicamente.

¡Comenzamos!

Trofeo del día del padre

Todo un clásico. Se puede comprar en una tienda, pero nunca será igual de personal que uno hecho a mano por el interesado. El proceso es muy sencillo, como explican desde Manualidadesinfantiles. Para comenzar necesitaremos los siguientes elementos:

  • Botellas de plástico y envases de yogur o vasos de plástico
  • Tijeras.
  • Pegamento. Si además se puede añadir una pistola de silicona caliente, mejor.
  • Papel y pintura
  • Pinceles.

El proceso es relativamente sencillo. Cortaremos las botellas por la mitad y después las colocaremos boca abajo encima de los envases de yogur, que actuarán como peana. Con el material sobrante de la botella haremos las asas de la copa, en caso de querer apostar por ese diseño. A continuación encolaremos el trofeo y lo cubriremos con el papel pintado para, finalmente, incluir los adornos que queramos. Este sería el resultado:

trofeos

El siguiente vídeo nos ofrece una fórmula alternativa para hacerlo

Un marco de fotos casero

Otro clásico en el que las alternativas son tantas como tu mente te permita imaginas. Para el más sencillo bastará con los siguientes materiales:

  • Un trozo de cartón grueso o gomaeva
  • Ocho palitos de madera similares a los que se utilizan en los helados
  • Dos tapones de corcho
  • Témperas y rotuladores

En primer lugar, tomaremos la medida de la foto. Recortaremos el cartón o la gomaeva dejando uno o dos centímetros extra en el borde. En la parte posterior pegaremos dos palos de madera  por lateral que previamente habremos decorado. Utilizaremos un poco más de gomaeva para añadir un elemento decorativo adicional a en uno de los laterales y los dos corchos servirán para hacer las veces de soporte.

marco

Bloc de notas personalizado

En un mundo donde los ordenadores y las Tablet PC se han convertido en las verdaderas agendas de casi todo el mundo, las agendas y blocs de notas físicos siguen teniendo su atractivo y pueden ser un regalo genial para papa. ¡Vamos a ver cómo se personaliza un blog de notas con pintura de pizarra!

Según explican desde Euroresidentes necesitaremos los siguientes materiales:

  • Un cuaderno a personalizar
  • Pintura de pizarra
  • Una brocha de esponja
  • Cinta de carrocero
  • Papel decorativo

En primer lugar cubriremos el borde de la libreta con cinta de carrocero para no manchar las hojas del cuaderno. A continuación pintaremos la tapa del cuadro con la pintura de pizarra y la dejaremos secar. Por último, decoraremos con la cinta o papel decorativo uno de los laterales.

Este es el resultado:

cuaderno

Y vosotros ¿Qué ideas tenéis para el Día del Padre?

La personalización de las camisetas, que permite aprovechar una prenda dándole un diseño nuevo y exclusivo, puede hacerse acudiendo a una tienda especializada -Internet y los pedidos colectivos han permitido ajustar las tarifas- o recurriendo a trucos caseros

Camiseta de botones - manualidades niños

En una época en la que se buscan medidas, modelos y actividades anticrisis, la personalización en tiendas o casera de la ropa puede ser una opción muy recomendable para ahorrar unos cuantos euros. Esta posibilidad ofrece la ventaja de poder reaprovechar al gusto una prenda de la que estamos cansados o que no nos gusta (en caso, por ejemplo, de que sea un regalo indeseado), con un diseño exclusivo y por poco dinero.

En el caso de los niños y los jóvenes puede resultar, además, tan práctico como económico, si se tiene en cuenta la variabilidad de los gustos infantiles y juveniles, que pueden cambiar de un día para otro, así como la capacidad de los críos para desgastar la ropa con suma rapidez.

La solución más recurrente es acudir a una de las empresas que se dedican a ‘customizar’ diferentes prendas (este anglicismo deriva del verbo costumize, que significa personalizar, individualizar). En este caso existen dos posibilidades: la tienda presencial a pie de calle o efectuar pedidos a través de Internet. La opción ‘on line’, como casi todos los productos que se comercializan en la Red, conlleva un considerable ahorro. Además, numerosos portales ofrecen la posibilidad de realizar envíos a larga distancia, a escala nacional. También tienen la ventaja de que hacerles llegar el diseño deseado es tan sencillo como remitir un correo electrónico. Así que se puede hacer sin moverse de casa con sólo un clic.

Tanto en el caso presencial como si se hace un pedido telemático, el precio descenderá de forma inversamente proporcional al tamaño del envío: a mayor demanda de unidades, más barato será el coste.

Por otra parte, también se puede optar por individualizar la camiseta de forma casera. Dependerá de la imaginación, de la habilidad manual y de la capacidad de improvisación de cada uno. La plancha puede ser de gran ayuda para la estampación, pero también pinceles, pinturas y todo tipo de accesorios.

Existen diversos formas de estampación: la serigrafía (procedimiento de estampación a través de los recortes efectuados en una chapa por la que un rodillo hace pasar la tinta o pintura), el vinilo (estampación de un fino material de plástico sobre la tela; es el habitual en las numeraciones y los nombres de las equipaciones deportivas), el denominado ‘transfer’ (parecido al interior en cuanto a impresión, pero no se nota tanto el tacto del plástico), la incrustación de pedrería (que pueda dar lugar a elementos geométricos, formas, letras o números) y bordados (utilizado generalmente para estampar polos, gorras, etc.). En el caso de preferir la opción casera, la técnica primera y la cuarta son las más recomendables,

Pero, además, hay otras posibilidades de personalización, en especial para aquellos que se decanten por la fabricación casera. Entre ellas, el rasgado o el recorte de las telas, el añadido de otras prendas o accesorios (coser a la camiseta cremalleras, botones en forma de adorno, etc.), la coloración, la reconversión de la pieza (por ejemplo, transformar en una camiseta de tirantes lo que antes era una pieza de cuello cerrado) u otro tipo de bordados.

 

Imagen | Guía de manualidades

A menudo, muchos padres no piensan en el reciclaje de los juguetes de los niños. Cuando los padres se quedan sin sitio en donde guardar los juguetes que los hijos ya no utilizan suelen acabar en la basura. Desafortunadamente todos estos juguetes de plástico pueden ser reciclados o donados. El problema es que no todo el mundo piensa en como hacerlo.

 Recicla la ropa y juguetes de tus niños, muchos lo agradecerán

Una de las cosas que podemos hacer para deshacernos de los viejos juguetes de nuestros hijos sin tirarlos a la basura es donarlos. Podemos buscar un hospital de niños en nuestra ciudad, o el ala de un hospital de niños y ver si aceptan los juguetes. La mayoría de los hospitales de niños tendrán juguetes. Sólo asegúrate de que antes de donar los juguetes estos estén limpios y desinfectados. Si no hay un hospital que pueda aceptar los juguetes, podemos buscar una tienda de juguetes de segunda mano. Hay un montón de tiendas de segunda mano que podrán revender los juguetes a un precio mucho más económico.

También podemos tratar de encontrar una organización que busca la donación de juguetes para regalar a los niños enfermos o necesitados. Hay muchas posibilidades, muchas cosas que podemos hacer con los juguetes viejos que no sea simplemente tirarlos a Online Pokies la basura. La mayoría de los juguetes están hechos para durar años y años. Como los niños crecen tan rápido estos suelen pasar a la siguiente serie de juguetes muy rápidamente. No hay nada peor que guardar continuamente juguetes viejos hasta que nuestro hijo cumpla 18 años. Además de ser bueno para el medio ambiente, reciclar permitirá a muchos padres que no pueden permitirse comprar regalos a sus hijos, dar una alegría a los niños que no tienen por qué sufrir los problemas económicos que actualmente vivimos.

Pero no solo con los juguetes, también con la ropa, en lugar de tirarla a la basura, podemos buscar la forma de donar la ropa para que los muchos niños y niñas que actualmente crecen en una familia con especiales dificultades.

Tanto los libros como las mochilas son artículos también se pueden reciclar, siempre y cuando estén en buenas condiciones, también podemos donar parte de nuestra biblioteca. Las escuelas suelen aceptar cualquier libro de donaciones que puedan conseguir. Así que en lugar de tirarlos, podemos  encontrar una manera de darles un buen uso. Las mochilas pueden ser donadas a organizaciones que pueden utilizarlos para que otros niños las puedan utilizar.

Imagen: Galería Flickr Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires