Actividades con niños Dejar de fumar Dietas y alimentacion Madres Niños Ocio y bienestar

Con la mezcla de óxido de titanio y polimetilmetacrilato, expertas del CSIC han conseguido crear un tipo de biomaterial que podría implantarse en el ojo y ayudaría a ralentizar la degeneración macular, la primera causa de ceguera en personas mayores de 65 años que, en la actualidad, no cuenta con tratamiento eficaz para ser combatida.

La degeneración macular podría frenarse gracias a un nuevo biomaterial

Científicas del Instituto de Cerámica y Vidrio, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), han fabricado un nuevo tipo de biomaterial híbrido, formado por una parte orgánica y otra inorgánica, que podría implantarse en el ojo mediante cirugía y permitiría frenar la degeneración macular asociada a la edad (DMAE). Este tipo de material está conformado por la asociación entre óxido de titanio (TiO2), que es una cerámica orgánica, y el polimetilmetacrilato (PMMA), un polímero que constituye la parte inorgánica. “Hace años que trabajamos con el óxido de titanio para disminuir la inflamación. En este caso, hemos propuesto un material híbrido para que las partículas de titanio estén inmovilizadas sobre un soporte orgánico”, desarrolla Berta Moreno, científica en el ICV en el proyecto Biodmae, que ha trabajado en colaboración Eva Chinarro y, de manera puntual, con otras colegas de distintos organismos europeos.

“La estrategia propuesta en el proyecto Biodmae es original y novedosa, ya que plantea el uso de biomateriales como agentes terapéuticos capaces de modular el microentorno generado durante la enfermedad, evitando presentar un uso más convencional como es el de actuar de soporte físico, conformado como una matriz biodegradable para la liberación de células o de fármacos”, amplían ambas investigadoras en un artículo publicado en la Fundación General CSIC.

Además del diseño de un biomaterial implantable capaz de modular in situ el entorno de la mácula, esta última cuestión representa otra de las grandes novedades del proyecto reside: el hecho de que no es necesario contar con la administración de fármacos.

Con esta novedosa técnica “se pretende disminuir o prevenir el envejecimiento del ambiente extracelular en el tejido ocular como consecuencia de la acción de dichas especies inflamatorias. Además, en el proyecto se propone estudiar otros materiales cerámicos con una similar potencialidad, entre ellos el óxido de cerio”, explican las dos expertas del CSIC.

La degeneración macular es la primera causa de ceguera en mayores de 65 años. Ésta se produce por un daño en la mácula, una capa de tejido sensible a la luz en la parte posterior del ojo, en el centro de la retina, que cuando se deteriora hace que se pierda la agudeza visual que permite al ojo percibir detalles finos. La variante llamada seca es la más común de esta patología, ya que la padecen entre un 85 y un 90% de los afectados. Actualmente no existe ningún tratamiento eficaz para combatirla, mientras que la forma húmeda se trata inyectando en el ojo anticuerpos que frenan la vascularización excesiva de la mácula.

Imagen de Flickr por aguscr

Se trata de un fenómeno verdaderamente raro en los seres humanos, pero que ocurre. Nos referimos a la superfectación, lo que podríamos denominar como un embarazo dentro de otro embarazo.

¿Puedo quedarme embarazada estando ya embarazada? La superfectación

Hace tan sólo unos años saltaba a los medios de comunicación de todo el mundo la noticia de una mujer norteamericana que se quedaba embarazada cuando esperaba ya a otro niño. Se trató de un embarazo en el que los bebés se llevaban una diferencia de edad de dos semanas y media y no eran gemelos.

Esto, un fenómeno verdaderamente raro, se conoce como superfectación en el que se da el desarrollo de un feto mientras otro está aún presente en el útero.

El proceso se genera con la liberación de óvulos que proceden de dos ciclos menstruales distintos, de manera contraria a lo que habitualmente ocurre con los gemelos heterocigóticos, en los que la formación tiene que ver con óvulos de un solo ciclo.

Este hecho se da con relativa frecuencia en animales, existiendo algunas razas como los marsupiales donde es relativamente común. Sin embargo no lo es en absoluto los seres humanos, donde no existe una estadística exacta de su incidencia real.

Teóricamente, según señalan algunos especialistas, no se diagnostican más de uno o dos casos de este tipo anualmente. El motivo es sencillo:durante la concepción las hormonas de la mujer cambian de manera drástica y los cambios frenan la ovulación y, por tanto, le impiden volver a concebir.

El mayor problema para la detección de este tipo de casos es el hecho de que es complicado descartar totalmente que se trate de gemelos. Como indicábamos al comienzo del artículo, la presencia de la figura de los gemelos no idénticos se puede llegar a confundir con la superfectación.  Y es que sólo cuando la diferencia es de más de dos semanas y media se pueden detectar realmente las diferencias en el tiempo de desarrollo de ambos fetos.

Presente pues en el mundo animal, con el ejemplo de los canguros, cuyas hembras presentan en ocasiones hasta tres estados de desarrollo diferentes en sus crías, no se trata de algo inherente a los seres humanos. Pero como vemos, existir parece comprobado que existe.

Imagen de Flickr por Esparta

El Gilenya, un compuesto utilizado para tratar la esclerosis múltiple, reduce la ansiedad y el miedo producidos por evocaciones negativas del pasado. Así lo demuestra un experimento realizado en ratones, que podría ayudar a olvidar a personas que sufren un síndrome de estrés traumático.

Descubren un medicamento que podría borrar los malos recuerdos

El gran Alfred Hitchcok se habría deleitado con sólo leer el título de este artículo. La idea de eliminar de nuestra mente los recuerdos dolorosos o desagradables parece tan de ciencia ficción, que podría directamente tratarse de Un mundo feliz, la novela más popular del escritor Aldous Huxley, y sería, casi con seguridad, capaz de inspirar al maestro del cine de suspense.

Pues así es, una vez más la realidad ha superado a la ficción. Al menos, de esa manera lo entienden varios científicos estadounidenses de la Universidad de Virginia Commonwealth, que, en un artículo publicado en la prestigiosa revista Nature, han desvelado la existencia de una medicina capaz de eliminar los malos recuerdos. El nombre de tan sorprendente invento es el llamado compuesto FTY720 (aunque sea más conocido como Fingolimod). Este medicamento es utilizado habitualmente para tratar la esclerosis múltiple (se comercializa bajo el nombre de Gilenya) y ahora podría ayudar a pulverizar evocaciones negativas del pasado, sobre todo, entre las personas que han sufrido un shock o un hecho traumático.

El fenómeno en el que se apoyan estos especialistas se denomina ‘extinción del miedo’. En virtud de éste, individuos que padezcan un síndrome de estrés traumático podrían simplemente elegir la posibilidad de ‘olvidar’ el recuerdo doloroso que provoca ese trauma. Lo curioso, según los resultados de los experimentos llevados a cado por los científicos de Virginia Commonwealth, es que, después de la eliminación, estas personas podrían volver a tener conocimiento de aquellos recuerdos nefastos, pero sin sufrir el dolor que se relacionaba con ellos.

El experimento que ha permitido el descubrimiento de esta nueva aplicación para el Gilenya ha sido efectuado en ratones. Gracias a estas pruebas, los científicos descubrieron que, en aquellos animales que tomaban el medicamento, se reducía el miedo después de recibir una descarga eléctrica. En el estudio, se administraban descargas a los animales, que, aterrorizados, quedaban paralizados, debido a la ansiedad que sufrían. Después de tomar la medicación, este comportamiento de ansiedad y miedo se rebajaba.

Imagen de Flickr por jonycunha

Mediante este descubrimiento se facilita de manera muy importante la monitorización y administración de medicamentos para enfermedades como la Epilepsia o el Parkinson.

Cuando se trata de salud, los remedios de nuestras abuelas, esos remedios caseros a medio camino entre la tradición popular y el exotismo de andar por casa, no sólo se siguen aplicando sino que también siguen dando resultados. Sin embargo, la tecnología va dejando muchas de estas prácticas obsoletas con avances tan curiosos como sorprendentes como la nueva tirita inteligente.

Una tirita inteligente monitoriza a los pacientes y les administra medicamentos

Una investigación conjunta entre científicos de Estados Unidos y Corea del Sur ha concluido con el desarrollo de una nueva tirita inteligente. Este dispositivo va a permitir no sólo la monitorización de los pacientes a través de su actividad muscular, sino también, administrar medicamentos que van a depender de los datos recogidos previamente.

Esta tirita, que poco tiene que ver con aquella clásica con la que cubrimos ahora los rasponazos en las rodillas, resulta ser un dispositivo muy poco llamativo. Tiene las mismas dimensiones que una tirita normal, pero su tecnología (en este caso la nanotecnología) la puede llegar a convertir en eficaz dentro de tratamientos para trastornos tan complejos como la Epilepsia o el Párkinson.

El dispositivo es muy flexible y elástico, tiene un grosor de 1 mm escaso y se compone de capas a base de nanomembranas de silicio, sílice y partículas de oro. Para empezar se colocaría la tirita en la muñeca del paciente para comenzar el registro de la actividad muscular. La lectura de esta actividad y los datos que se registrarían en una librería de medicamentos almacenados en el sílice servirían para gestionar la administración de medicamentos. El dispositivo incluye, además, un sensor de temperatura para evitar las quemaduras.

En la actualidad, tal como explican sus precursores, esta tirita inteligente requiere un microprocesador que procede de un ordenador externo. Este ordenador podría ponerse en un reloj de pulsera unido a la tirita con algún sistema de hilo fino, aunque la tendencia es que en el futuro se conecte de manera inalámbrica.

Sin duda, estamos ante uno de esos avances tecnológicos que no nos dejan de sorprender jamás.

Imagen de por Daquella manera

La utilización terapéutica del agua se ha demostrado constante a lo largo de la historia de la humanidad. La inmersión o la aplicación de agua caliente se han utilizado con éxito en múltiples procesos dolorosos. A finales de la década de los 70 se introdujo la bañera o piscina para partos en Pithiviers (Francia). En su experiencia, la inmersión en agua a la temperatura corporal durante el trabajo de parto produjo un inmediato alivio del dolor de las contracciones y facilitó la relajación y la movilidad de la madre. Encontraron también una progresión de la dilatación, lo que se atribuyó a una mejor liberación de oxitocina al disminuir la ansiedad y el estrés como consecuencia de utilizar agua caliente.

Riesgos del parto en el agua

Con el tiempo, el parto en el agua se hizo popular, se puso ‘de moda’ con todos los peligros que conlleva que una tendencia se instaure en cualquier proceso médico. Tenga base científica o no. En este sentido, es preciso señalar que los beneficios del parto en el agua son defendidos y dados como válidos por una parte de la profesión ginecológica, pero, ¿qué hay de los riesgos? Pues también los hay, ya que ‘no es oro todo lo que reluce’, y existe otro sector entre los especialistas que avisa de esos peligros.

Así, por ejemplo, según un estudio elaborado en el Hospital Nacional de Mujeres en Auckland (Nueva Zelanda) y que tomó como base cuatro casos de parto en el agua, los bebés comenzaron a sufrir dificultades respiratorias y tuvieron necesidad de oxígeno entre los cinco minutos y las seis horas después del nacimiento. Tras recibir tratamiento con antibióticos e inhalación de oxígeno, todos fueron dados de alta días después del alumbramiento. “Estos casos evidencian la necesidad de obtener más datos sobre la seguridad del nacimiento bajo el agua antes de que se pueda practicar de forma sistemática”, se indica en el trabajo.

En la misma línea se sitúa un estudio publicado en la revista Pediatrics, que advierte de que los alumbramientos acuáticos pueden generar, en algunas ocasiones, ahogamientos e incluso fallecimientos del recién nacido. Al igual que en el caso anterior, los autores del trabajo apuestan por continuar avanzando en la investigación de este tipo de partos antes de desaconsejarlos o aprobarlos de manera generalizada.

En conclusión, cabe destacar que los partidarios del parto en el agua subrayan que las tasas de mortalidad de niños nacidos en un hospital, con la atención habitual, respecto a la modalidad acuática son muy similares. Por el contrario, los detractores hacen hincapié en que esta práctica conlleva riesgos innecesarios que no se dan en los partos habituales en una clínica.

Imagen © evgenyatamanenko – Fotolia.com

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es, desde hace varios años, uno de los fenómenos más temidos por los padres, especialmente para los que se estrenan, los primerizos. Pues bien, lo primero es no alarmarse, incluso si sospechamos que nuestro hijo puede estar afectado por el TDAH. De entrada: un niño revoltoso, activo y nervioso (¿cuántos críos encajan en esos términos?) no tiene por qué ser hiperactivo. Resulta obvio, pero una cierta psicosis respecto al TDAH parece haberse instalado en la sociedad. “Mi hijo es hiperactivo”, resuelve una madre de charleta con las vecinas sin haber consultado a un especialista. Primer error.

TDAH (Trastorno por déficit de atención con hiperactividad)

Pero, entonces, ¿qué es el TDAH? Pues, según Tomás J. Cantó, médico psiquiatra de la Agència Valenciana de Salut, “es un trastorno biológico en el que intervienen tanto factores genéticos como ambientales, que se diagnostica en la infancia (aunque puede persistir en la vida adulta) y que se caracteriza por presentar síntomas de hiperactividad (movimiento continuo y superior a lo esperado para la edad y desarrollo del niño), dificultades de atención e impulsividad (actúan sin pensar). Este trastorno se diagnostica exclusivamente por sus síntomas”, destaca.

 

“Aunque la inquietud es una característica habitual, sobre todo en los casos más extremos (es el “moverse por moverse” sin una finalidad) esta conducta no es exclusiva del niño hiperactivo ni es tampoco necesaria para su diagnóstico. El niño sano puede presentar un cierto nivel de inquietud normal por debajo de los siete años”, explica Tomás J. Cantó.

¿Qué opciones hay ante el TDAH? Existen diferentes tipos de tratamiento: farmacológico, psicoeducacional y entrenamiento de los padres, así como otras intervenciones psicológicas conductuales e intervenciones escolares y psicopedagógicas.

 

No obstante, la última tendencia entre los expertos es rechazar la medicación como primera línea de tratamiento y apostar por tareas y actividades que ayuden a incrementar el control cognitivo, es decir, hay que entrenar la mente.

 

Así lo ponen de manifiesto diversos análisis. En 2007, por ejemplo, investigadores de la Universidad de California publicaron un estudio que demostraba que la incidencia del TDAH entre los adolescentes finlandeses era prácticamente idéntica a la tasa registrada entre los adolescentes de EEUU. Hasta ahí todo normal. La cuestión es de que, en el primer caso, no se hacía uso de la medicación; mientras que en el segundo, sí. Es decir, que los niños estadounidenses no mejoraban más que los de Finlandia a pesar de tomar fármacos.

 

Otro estudio elaborado en The Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry, concluyó que, si bien la mayoría de los jóvenes con TDAH se beneficia de los medicamentos al principio, los efectos positivos desaparecen durante el tercer año o antes.

Los especialistas comenzaron entonces a decantarse por ‘la atención plena’: enseñar a los afectados a controlar sus pensamientos y sentimientos sin juicios ni otras reacciones. En lugar de dejarse llevar por un enfoque, al darse cuenta de que su atención se ha desviado, tratan de renovar su concentración. La clave está en combinar este entrenamiento con la terapia cognitiva.

 

Los efectos curativos de este entrenamiento, que también utiliza juegos y actividades, han sido avalados también por varios estudios. Entre ellos, cabe destacar los publicados en Frontiers in Human Neuroscience y Clinical Neurophysiology. De hecho, esta terapia se ha mostrado efectiva tanto en niños como en personas de avanzada edad que también sufren problemas cognitivos.

 

Para más información:

http://ow.ly/xbagN

Imagen © fotodo – Fotolia.com

El cáncer de mama es el más frecuente entre las mujeres y supone la primera causa de muerte por cáncer en países desarrollados. Para prevenirlo y, sobre todo, detectarlo a tiempo, se disponía hasta el momento como principal prueba de control: la Mamografía.

La última tecnología en mamografía aumenta la detección de lesiones hasta en un 40%

Sin embargo, recientemente se ha creado un nuevo sistema de detección: la Tomosíntesis digital. Esta técnica es, en la actualidad, la más innovadora en diagnóstico mamario y aumenta la detección de lesiones que no se pueden identificar con la mamografía convencional hasta en un 40%*.

Para la “Esta técnica es un gran avance en la detección de posibles tumores en la mama y Néctar ha querido incorporarlo en su cuadro médico para poder reducir al mínimo los diagnósticos erróneos. Además, es de especial interés para mujeres jóvenes con mamas de tejido más denso donde hasta un 20% de las lesiones malignas pueden no ser detectadas en mamografía convencional fundamentalmente debido a esa densidad mamaria”, afirma Consuelo Prieto, responsable médico de Néctar, Seguros de salud.

mamografía convencional es necesario comprimir las mamas entre dos placas de vidrio, lo que puede resultar incómodo para la mujer. Además, solo se logra una imagen bidimensional pues se toman dos radiografías de cada mama desde ángulos diferentes (de arriba hacia abajo y de lado a lado), registrándose luego las imágenes en una película fotográfica. Aunque es una buena técnica presenta ciertas limitaciones debido a que la compresión de la mama que se hace durante una mamografía genera una superposición del tejido mamario de manera que pequeñas lesiones cancerosas pueden quedar ocultas.

La razón por la que la Tomosíntesis digital, también conocida como Tomomamógrafo, es más eficaz es porque permite ofrecer una imagen tridimensional de la mama (la mamografía solo permite una imagen bidimensional) gracias a un tubo de rayos X que se desplaza a través de un arco alrededor de la mama y toma 11 imágenes en un lapso de 7 segundos. Una vez finalizada, la información se envía a un ordenador, donde se reconstruye para generar imágenes tridimensionales de alta definición.

Las imágenes en 3D de la mama permiten en muchos casos visualizar mejor los contornos de las lesiones, el tamaño, ubicación y extensión de las mismas, permitiendo un diagnóstico muy precoz de las lesiones de mama y contribuyendo así a la supervivencia en el cáncer.

Actualmente, Néctar, Seguros de salud dispone de esta tecnología en el Hospital San Francisco de Asis de Madrid y el Grupo Hospital Madrid.

*Fuente: Ensayo del Screening de Cáncer de Mama de Oslo, 2013

Imagen de Flickr por Governo do Estado de São Paulo

El nacimiento de los primeros dientes es un proceso molesto para los bebés. Estas molestias, además, se traducen por lo general en irritabilidad y problemas para conciliar el sueño, por lo que resulta importante buscar remedios que ayuden a sobrellevar la situación y calmar las molestias.

Remedios caseros para aliviar el dolor al nacer los dientes

Remedios caseros

La aparición de los primeros dientes en los bebés es un proceso natural y normal, por ello, salvo casos excepcionales, no será necesario acudir a consultas médicas cuando se produzca. Es importante saber que, a fecha de hoy, si bien se tiene constancia de la relación directa del nacimiento de los dientes con procesos como alteración del sueño, irritabilidad, e incluso sarpullidos o diarreas, también se tiene constancia que este proceso no genera fiebre, algo que a nivel popular se ha creído durante muchos años.

Cuando el bebé muestre molestias en este proceso hay algunos trucos y remedios caseros que podremos poner en práctica:

  • Proporcionar durante el día algún mordedor para la dentición o, en su defecto, enfriar los chupetes en la nevera.
  • Frotar suavemente las encías; esto puede hacerse con un dedo limpio, pero resulta más efectivo, por ejemplo, con una cucharilla fría.
  • No prohibir que el bebé muerda cosas, es una reacción en busca de alivio, simplemente controlar que no se trate de cosas que puedan romperse y atragantar al niño.
  • En casos muy acentuados de ausencia de sueño o molestias muy elevadas, se puede administrar, bajo supervisión médica, algún analgésico, pero nunca aplicándolo sobre las encías.

Se ha hablado mucho en los últimos años sobre la eficacia de los geles específicos para estos procesos. Además de los riesgos que pueden presentar aquellos que llevan benzocaína en su composición, la permanencia del alivio es momentánea y por eso se duda de su eficacia real.

Imagen de flickr por bealete

El embarazo es una época preciosa por la ilusión de albergar una nueva vida, pero también una llena de cambios y de restricciones. Una mujer embarazada debe poner más empeño en el cuidado de salud, lo que implica tener que renunciar a ciertos hábitos, no sólo alimenticios, sino también relacionados con el estilo de vida que llevaba antes de quedarse en estado.

10 cosas prohibidas para las embarazadas

El médico, también el ir conociendo las nuevas limitaciones de nuestro cuerpo serán las que delimiten estas restricciones. Sin embargo, también hay algunas cosas que directamente están prohibidas para las embarazadas. Os presentamos las diez imprescindibles que debes conocer:

  • El alcohol: el consumo de alcohol está contraindicado en el embarazo. Hay que suprimirlo en la medida de lo posible pues puede afectar al desarrollo del bebé.
  • La cafeína y la teína: en general este consejo se puede aplicar a cualquier sustancia estimulante. Debes evitarlo durante el embarazo, de nuevo, en la medida de lo posible, pues aumenta el riesgo de aborto espontáneo.
  • Fumar: el tabaco puede ocasionar problemas de salud para el bebé y complicaciones durante el parto, por lo que debe evitarse. De todas formas, tampoco se recomienda a las futuras mamás fumadoras que corten de golpe con el tabaco, ya que el estrés que sufrirán, incluido el síndrome de abstinencia, tampoco será positivo para el futuro bebé y aumentará la posibilidad de aborto.
  • Hacer ejercicio muy intenso: si bien realizar algo de deporte es positivo durante el embarazo, éste no debe ser extenuante ni excesivamente intenso. Sesiones suaves de entre 20 y 30 minutos de duración es lo más recomendable.
  • Viajar en avión a partir de la semana 36: los viajes en avión no suponen ningún inconveniente durante el primer y el segundo trimestre del embarazo, como tampoco durante buena parte del tercero. A partir de ese momento será necesario consultar con el ginecológico este tipo de desplazamiento. Del mismo modo, si existen complicaciones como pérdida de sangre, diabetes, hipertensión o riesgo de parto prematura, será desaconsejable volar en cualquier momento o, cuanto menos consultar.
  • Someterse a rayos x: rayos x y embarazo no son buenos compañeros. Una embarazada no sólo no debe someterse a radiografías, sino que tampoco debería acompañar a alguien que debe someterse a este tipo de pruebas.
  • Tomar ciertos medicamentos: durante el embarazo es necesario controlar las sustancias que llegan al organismo de la mujer, lo que de forma resumida supone restringir los medicamentos que se pueden consumir. Paracetamol e Ibuprofeno están entre los fármacos permitidos, pero hay muchos otros que no. Por eso durante esta etapa de la vida auto medicarse queda totalmente descartado y será necesario consultar al médico ante cualquier duda.
  • Baños prolongados en la última etapa del embarazo: en realidad, no es bueno bañarse 15 días antes de salir de cuentas o de la fecha programada del parto, ya que el exceso de humedad puede ablandar el exceso el tapón mucoso.
  • Consumir carne cruda: esto sólo se aplica en caso de que la mujer no haya superado la enfermedad de la toxoplasmosis. En realidad quedarán fuera de su dieta estos alimentos, así como las verduras que no hayan sido lavadas adecuadamente.
  • Exponerse a altas temperaturas: el calor es uno de los enemigos de las embarazadas. Esto incluye las saunas o los baños de aguada demasiado calientes. El riesgo en este caso es que aumenta la posibilidad de sufrir un desmayo o mareo.

Estas son las principales prohibiciones para las embarazadas ¿Nos dejamos alguna?

Imagen © mmphoto – Fotolia.com

Dar a luz a un niño deberá dar pie a uno de los periodos más bonitos en la vida de toda mujer. ¿Qué mamá no ha soñado con acunar a su hijo, darle el pecho o sentir todo el cariño, amor e incluso dependencia que los pequeños transmiten? Sin embargo, en ocasiones lo que debería ser felicidad se transforma en otra cosa: la depresión postparto. Se trata de decaimiento y desánimo en las mujeres que acaban de dar a luz y cuya intensidad e incluso síntomas varían según el caso.

Qué es la depresión postparto y cómo combatirla
Se desconoce la causa concreta de la depresión postparto, pero en la mayoría de ocasiones se relaciona por un lado con los cambios hormonales, la falta de sueño, las preocupaciones por el nuevo papel como madre y, en ocasiones, con tener que compartir el foco de atención con el recién nacido, así como la pérdida de libertad y tiempo para una misma.

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. explica que existen algunos factores que pueden incidir en las posibilidades de sufrir depresión postparto como son la edad de mujer –las menores de 20 años tiene mucho más riesgos-, los embarazos no planificados y todavía más los no deseados que llegan a término, las personas que ya sufrieron trastornos de ansiedad antes del embarazo o durante el mismo, quienes han vivido momentos de alto estrés durante el embarazo y quienes experimentan problemas familiares y económicos en general.

Los síntomas de la depresión postparto son de lo más variados y no se manifiestan de la misma forma ni con la misma intensidad en cada mujer. Algunos de los más habituales son los que se pueden identificar en cualquier depresión y que pasan por irritabilidad, desinterés general por una misma y por el entorno, deseos de aislamiento o sensación de soledad, cambios en el apetito, problemas de memoria, cambios en el sueño, dificultad para concentrarse, sentimientos de culpa y falta de energía general. En muchas ocasiones la depresión postparto se traduce en determinadas actitudes negativas hacia el bebé que, además sirven para agudizar el ciclo depresivo. Las más repetidas son:

  • Desapego hacia el recién nacido y dificultad para establecer lazos afectivos.
  • Resentimiento hacia el bebé por culparlo del estado depresivo.
  • Excesiva preocupación por el bebé, de forma que su sola presencia sirva para aumentar el grado de estrés.
  • Sentimiento de incapacidad para cuidad del bebé, lo que hace no quieras estar a solas con él.

Como para cualquier estado depresivo existen distintas fórmulas para combatirlo, desde las farmacológicas hasta la visita a un psicólogo. De hecho, lo ideal suele ser una combinación de ambas. El primer paso será, en cualquier caso, comentar estos sentimientos con amigos y familiares, así como con el médico. Existen grupos de apoyo para madres primerizas y, en cualquier caso, el contacto con otras mamás será de gran ayuda.

A partir de ahí, es posible primero solicitar ayuda a las personas allegadas en el cuidado del bebé si el problema deriva del miedo a no saber hacerlo bien y establecer un programa de actividades para ir ganando confianza en la relación con el pequeño. Del mismo modo, es recomendable no ser demasiado exigente ni tratar de ser perfecta.

Y si todo esto no funciona, siempre existe la posibilidad de visitar a un profesional, que precisamente están ahí para ayudarnos a superar este tipo de situaciones.

Imagen © Andrzej Wilusz – Fotolia.com