Actividades con niños Dejar de fumar Dietas y alimentacion Madres Niños Ocio y bienestar

Son los dos analgésicos que más ingerimos de forma cotidiana. Su principal misión es reducir el dolor y la fiebre, pero a veces no distinguimos completamente para que esta recomendemos más tanto uno como el otro. Seguro que en más de una ocasión, ante un dolor de cabeza has acudido a tu botiquín y te has tomado un ibuprofeno o un paracetamol indiferentemente. Sin embargo, esto no debería de ser así, ya que su consumo está indicado para ciertas patologías concretas, no para cualquier dolor. Tanto el ibuprofeno como el paracetamol son medicamentos muy efectivos, pero cada uno de ellos tiene sus propias virtudes y defectos para la salud: shutterstock_146647793

  • Paracetamol

Debe tomarse para aliviar dolores de cabeza, musculares, contusiones, dolores de muelas, quemaduras de sol, reacciones alérgicas y fiebre. El acetaminofén también puede usarse para calmar el dolor de la osteoartritis. Para los dolores de cabeza es el más recomendado, y es el uso con el que más se le reemplaza por el ibuprofeno. Sin embargo, al trabajar directamente con los nervios y los receptores en el cerebro, es más eficaz para el dolor de cabeza. Entre sus ventajas destaca el no tener apenas efectos secundarios, por ello su ingesta está permitida en niños en las dosis farmacológicamente estipuladas. Además, el paracetamol no impide ni modifica la acción de otros medicamentos o tratamientos. Sin embargo, el paracetamol también tiene algunos defectos por los que a veces es reemplazado por otro tipo de medicación. Mientras que el ibuprofeno funciona en 30 minutos, el paracetamol comienza a hacer efecto transcurridos 45 a 60 minutos tras la dosis. La duración del efecto calmante dura en torno a 4 horas, por lo que hay que repetir la dosis con más frecuencia. Aunque no ataca al estómago, su consumo excesivo puede ser perjudicial para el hígado por lo que no debe usarse en personas con problemas hepáticos.

  • Ibuprofeno

Es uno de los principales antinflamatorios sin esteroides. Su principal uso es reducir la fiebre, el dolor por inflamaciones o infecciones, lesiones musculares y dolores menstruales.  Funciona mucho más rápido y por más tiempo que el paracetamol, teniendo efecto en 30 minutos y durando este hasta seis horas. A pesar de ello el ibuprofeno tiene varios efectos secundarios que el paracetamol no produce y que pueden generar un malestar mayor. El principal órgano que lo sufre es el estómago, por ello siempre es recomendable tomar ibuprofeno después de haber comido y junto a un protector de estómago. Además del malestar estomacal, también puede reducir la capacidad del cuerpo de formar coágulos de sangre, por lo que este medicamento será menos eficaz para los casos de heridas grandes o una hemorragia considerable.

Como conclusión cabe decir que ambos fármacos son eficaces y fiables siempre que se utilicen e forma correcta y sin abusar.  Es importante elegir bien que analgésico tomar para evitar sufrir ciertos efectos secundarios como los mencionados anteriormente. Recuerda siempre asegurarte del buen estado de las pastillas y consultar el prospecto o a tu farmacéutico en caso de dudas.