Actividades con niños Dejar de fumar Dietas y alimentacion Madres Niños Ocio y bienestar

Con motivo del Día Mundial de la enfermedad, queremos prestar un poco de atención hasta enfermedad.  Según la Organización Mundial de la salud (OMS), la Osteoporosis afecta aproximadamente 200 millones de mujeres sufren osteoporosis en el mundo y la considera el segundo problema de salud en importancia por debajo de las enfermedades cardiovasculares.

osteoporosis

Síntomas de la Osteoporosis

La Osteoporosis afecta principalmente a mujeres. El momento en el que se desarrolla la enfermedad, es en los momentos cercanos a la menopausia y los síntomas principales son:

  • Deformidades de la columna
  • Dolor muscular
  • Debilidad de los hueso, lo que puede provocar fracturas
  • Dolor en el cuello
  • Pérdida de peso y de talla

Cómo prevenir la Osteoporosis

Si bien existen factores de riesgo hereditarios e inevitables, están aquellos que sí se pueden evitar, por lo que la prevención es el mejor aliado para intentar evitar o al menos retrasar la aparición de la osteoporosis.

Los tres pilares de la prevención de esta enfermedad son:

  • El ejercicio físico y constante: caminar, subir y bajar escaleras, bailar o nadar son los ejercicios más recomendables. Sin embargo, flexiones, saltos o movimientos bruscos están contraindicados.
  • Dieta adecuada y con un aporte diario de calcio: deberá contener cantidades suficientes de calcio, fósforo, vitamina D, lactosa y flúor.  El aporte de calcio es esencial para mantener los huesos fuertes y saludables a lo largo de vida, ya que existirán épocas en donde las necesidades de calcio se incrementan: crecimiento, embarazo y menopausia.
  • Estilo de vida: dejar de fumar o beber alcohol en exceso, así como vigilar en la vida diaria posturas que se adoptan tanto en reposo como durante el ejercicio.

 

¿La Osteoporosis se cura?

En primer lugar resaltar que la Osteoporosis no se cura. Podemos paliar sus síntomas pero la pérdida ósea es inevitable y nunca se va a regenerar hueso nuevo.

Los fármacos que se emplean en la actualidad para combatir la osteoporosis consiguen detener la reabsorción ósea y evitar la pérdida del mineral. Completan este tratamiento, la vitamina D y el calcio, bien procedente de la alimentación natural o de suplementos.

Todas estas estrategias terapéuticas revierten el proceso de pérdida de hueso, pero no generan nuevo.

 

Si quieres estar informado síguenos en   http://www.facebook.com/nectarseguros

 

El cáncer es una enfermedad tan común que no sorprende que muchas familias tengan algunos miembros que padezcan el mismo cáncer.

Esto puede deberse, en algunos casos, a que el cáncer sea causado por un gen anormal que se trasmite de una generación a otra. Entre el  5 y  10 por ciento de todos los casos de cáncer son hereditarios.

En la actualidad se está investigando qué genes están implicados en el desarrollo de ciertos tumores lo que permite, a través de estudios genéticos, determinar si una persona de una familia con antecedentes puede desarrollar o evitar la enfermedad.

La Dra. Consuelo Prieto, responsable médico de Néctar, Seguros de salud afirma: “Los estudios genéticos proporcionan información muy valiosa para toda la familia y permiten realizar un seguimiento adecuado de cada miembro en función de los resultados, tomar medidas de diagnóstico precoz y de prevención, si procede”

Algunos cánceres hereditarios pueden prevenirse. Por ejemplo, el cáncer de colon, tercer tumor más frecuente en varones y segundo en mujeres, y el cáncer de mama que, considerando a ambos sexos, es el tipo de cáncer más frecuente. En ambos casos las pruebas genéticas pueden ayudar a saber si tenemos posibilidades de padecer la enfermedad o no. De esta forma, las revisiones médicas y un diagnóstico precoz pueden evitar complicaciones mayores y la oportunidad de curarlo.

Este tipo de pruebas genéticas suelen realizarse a partir de una muestra de sangre. En el caso de cáncer de colon a través del Test de la Septina, que es el gen que interviene en los procesos de división celular, por lo que en fases muy tempranas de la enfermedad ya se puede detectar en sangre. La supervivencia del cáncer de colon depende del estado en el momento del diagnóstico. Por eso, la detección precoz es fundamental. Cuando se detecta a tiempo, el cáncer de colon muestra tasas de supervivencia del 90%.

En el caso del cáncer de mama,  el Test genético de Cáncer de mama determina si una mujer presenta una mutación en el gen BRCA 1 y 2 por lo que tiene una mayor probabilidad de desarrollarlo. Por ello debería utilizar métodos de seguimiento para detectar precozmente el cáncer y así poder tratarlo más fácilmente.

¿Quién debería plantearse hacerse los test genéticos para prevenir posibles riesgos de cáncer?

Las características de los antecedentes médicos personales o familiares de una persona, especialmente si están combinados, que pueden sugerir un síndrome hereditario de cáncer son:

  • Cáncer que fue diagnosticado a una edad extraordinariamente joven
  • Varios tipos de cáncer que se han presentado independientemente en la misma persona
  • Cáncer que se ha formado en ambos órganos de un conjunto de órganos pares, como en ambos riñones o en ambos senos
  • Varios parientes consanguíneos que tienen el mismo tipo de cáncer (por ejemplo, la madre, la hija y las hermanas con cáncer de seno)
  • Casos extraordinarios de un tipo específico de cáncer (por ejemplo, cáncer de seno en un hombre)
  • La presencia de defectos congénitos, como ciertos tumores benignos (no cancerosos) de piel o anomalías óseas, que se sabe están asociadas con síndromes hereditarios de cáncer
  • Pertenecer a un grupo racial o étnico que se sabe tiene una posibilidad de padecer cierto síndrome hereditario de cáncer y de tener también una característica o más de las indicadas arriba

En relación a todo esto, la Dra. Consuelo Prieto valora: “Cualquier avance que ayude a prevenir y a detectar tempranamente un cáncer, es un éxito. Sin embargo, aún quedan mucho por descifrar y el esfuerzo de la comunidad científica es encontrar cualquier hallazgo positivo que aporte una nueva perspectiva de interés para el diagnóstico y curación del cáncer”.

¿Recuperar los dientes y verlos regenerados en un proceso rápido y de bajo coste? Una reciente investigación apunta en esa dirección.

La regeneración de los dientes podría ser posible

La salud de los dientes constituye sin duda uno de esos problemas graves que, además, en caso de no ser bien atendido se arrastrará durante toda la vida. En el peor de los casos se puede incluso perder parte de la dentadura. Sin embargo,de confirmarse en el tiempo el estudio llevado a cabo a finales de la pasada primavera, la regeneración dental podría ser una realidad.

Esto implicaría que los dientes podrían volver a regenerarse y desarrollarse a partir de un tratamiento que, como veremos, no sería en exceso complejo y partiría del uso de un láser.

El experimento realizado por investigadores de la Universidad de Harvard para el que se utilizó como sujetos de estudio a roedores, pretendía encontrar una manera de hacer crecer y regenerar los dientes a través de la activación de las células madre utilizando como herramienta  un láser.

Para el estudio se valió de un haz de láser de baja potencia que activaba las células madre dentales. De esta manera se pretendía activar las células madre y provocar que estas contribuyeran a la formación de la dentina, ese tejido de consistencia similar al hueso que se sitúa por debajo del esmalte de la pieza dental y realmente es la mayor parte de masa en un diente.

Según los investigadores declaraban en la revista Science Tradicional Medicine, en tan sólo cinco minutos de exposición el proceso de curación resultaba iniciarse, pero, más aún, transcurrido un período de tres meses la dentina ya se había formado.

La implicación de que este experimento hecho en roedores pudiera trasladarse a los seres humanos es verdaderamente espectacular y significaría un avance simplemente increíble dentro de la salud dental, ya que, si se consiguiera la regeneración del resto de partes de los dientes como el esmalte, estaríamos ante la sustitución de los tratamientos tradicionales como empastes o prótesis. Más allá, podría incluso aplicarse a procesos de regeneración ósea o de recuperación y cicatrización de heridas.

Sin duda, una de esas noticias interesantes que nos proporciona la ciencia y que hace pensar en un futuro mejor a corto plazo.

Imagen de Flickr por Dr PS Sahana * Kadamtala Howrah

El verano trae consigo muchas cosas buenas, eso es indiscutible, pero también nos muestra una cara menos amable con una serie de enfermedades comunes a esta época del año. Repasemos cuáles son y las posibles medidas de prevención que podemos tomar ante ellas.

Las enfermedades más comunes en verano y su prevención

En este caso no vamos a ocuparnos de cuestiones como las insolaciones, los golpes de caloro las quemaduras solares, ya que todas estas posibles afecciones se producen por una mala prevención ante los efectos solares, algo que no puede considerarse en sí mismo como una enfermedad.

Los trastornos comunes en verano tienen que ver con algunas infecciones como la gastroenteritis o la otitis, y también algunas inflamaciones molestas como puede ser la conjuntivitis. En general, muchos de estos trastornos veraniegos tienen que ver con la transmisión de enfermedades a través de las vías respiratorias y también transmisión oral, por lo que la higiene en las manos, grandes portadoras de gérmenes, es básica también durante esta época del año.

Las mejores recomendaciones tienen que ver con mantener una buena alimentación y una buena higiene, no sólo las personas sino también en los alimentos. a partir de ahí vamos a repasar algunas de estas afecciones y su posible prevención.

La gastroenteritises muy común en verano. Habitualmente se asocia a microorganismos, multiplicándose en nuestro estómago o intestino o a virus atacando nuestro sistema digestivo. Puede llegar a ser muy contagiosa y,además del tratamiento médico habitual, conviene extremar las medidas de higiene extremas.

Aunque no se habla mucho de ella,la otitis también es una enfermedad muy frecuente en el verano. Se produce por una inflamación o infección en el oído y es frecuente que se asocie con un contacto continuado en el agua. Una medida de prevención básica es secarse bien los oídos después del contacto con el agua y, por supuesto, procurar no introducir objetos ni tocarse con las manos sucias en las zonas interiores de la oreja.

La conjuntivitis, aunque no es un trastorno grave, sí es muy molesta. Se produce muy frecuentemente en verano por el contacto continuado con el agua, aunque también puede ser ocasionada por reacciones alérgicas, por ejemplo, al cloro a las piscinas. Las recomendaciones para su prevención son las habituales, pero en este caso además para las personas con propensión a este tipo de dolencias es muy recomendable no entrar en contacto en el agua sin gafas adecuadas a tal efecto.

Las enfermedades derivadas de las posibles intoxicaciones alimentarias, también muy presentes en el verano, obviamente también tienen su modelo de prevención en la higiene, tanto en lo personal como en la preparación de los alimentos, así como observar que éstos no se han deteriorado por ejemplo por un exceso de calor recibido o circunstancias similares.

Imagen de Flickr por GViciano

El verano es un momento del año muy apropiado para el disfrute a cualquier edad que tengamos. Sin embargo, determinados grupos de edad deben mostrar mayores precauciones ante el calor y el sol. Es el caso de las personas mayores.

Cuidado con el calor y las personas mayores en verano

La incidencia de los golpes de calor y las insolaciones en las personas mayores es muy superior (junto a los niños) a otros grupos de edad, por ello, se hace imprescindible tener en cuenta una serie de recomendaciones elementales muy sencillas de llevar a cabo.

La primera es no mantener mucho tiempo la exposición al sol. Por supuesto,el ejercicio y la actividad física en las horas de máximo calor no son nada recomendables, y la exposición al sol en esas horas tampoco lo es. Resulta mucho más adecuado aprovechar las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde para tomar el sol y disfrutar de sus beneficios.

Debemos proteger la piel de nuestros mayores del mismo modo que protegemos la nuestra. No debemos pensar en aquellas mentiras sobre la salud de las cuales se decía que la piel adulta ya se encontraba curtida ante el sol, no, hay que utilizar las cremas solares del mismo modo que a cualquier otra edad.

Resulta también muy importante utilizar la ropa más ligera y fresca posible, ropa cómoda que permita a la persona no sentirse agobiada por la vestidura, y colores que no sean precisamente los mejores receptores del sol. Así, huiremos por ejemplo del negro.

La hidratación es básica. Las personas mayores deben acostumbrarse (realmente todos y a todas las edades) que en los momentos de calor como el verano es necesario ingerir muchos líquidos, incluso cuando todavía no tenemos sed. Debemos tener en cuenta que la deshidratación es un problema relativamente común en las personas mayores, por ello hay que prestar especial atención a este apartado, incluyendo aquí la eliminación de bebidas con exceso de azúcar, bebidas alcohólicas y excitantes.

En general, la persona mayor de hoy en día poco tiene que ver con la de hace 20 o 30 años, es un anciano mucho más activo y participativo, y así debe ser, simplemente es necesario que asuma estas recomendaciones junto con las que sus médicos pueden proporcionarle para tener un verano lo más agradable posible y eliminar el riesgo de los golpes de calor y las instalaciones así como de la deshidratación

Imagen de Flickr por ground.zero

Con la mezcla de óxido de titanio y polimetilmetacrilato, expertas del CSIC han conseguido crear un tipo de biomaterial que podría implantarse en el ojo y ayudaría a ralentizar la degeneración macular, la primera causa de ceguera en personas mayores de 65 años que, en la actualidad, no cuenta con tratamiento eficaz para ser combatida.

La degeneración macular podría frenarse gracias a un nuevo biomaterial

Científicas del Instituto de Cerámica y Vidrio, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), han fabricado un nuevo tipo de biomaterial híbrido, formado por una parte orgánica y otra inorgánica, que podría implantarse en el ojo mediante cirugía y permitiría frenar la degeneración macular asociada a la edad (DMAE). Este tipo de material está conformado por la asociación entre óxido de titanio (TiO2), que es una cerámica orgánica, y el polimetilmetacrilato (PMMA), un polímero que constituye la parte inorgánica. “Hace años que trabajamos con el óxido de titanio para disminuir la inflamación. En este caso, hemos propuesto un material híbrido para que las partículas de titanio estén inmovilizadas sobre un soporte orgánico”, desarrolla Berta Moreno, científica en el ICV en el proyecto Biodmae, que ha trabajado en colaboración Eva Chinarro y, de manera puntual, con otras colegas de distintos organismos europeos.

“La estrategia propuesta en el proyecto Biodmae es original y novedosa, ya que plantea el uso de biomateriales como agentes terapéuticos capaces de modular el microentorno generado durante la enfermedad, evitando presentar un uso más convencional como es el de actuar de soporte físico, conformado como una matriz biodegradable para la liberación de células o de fármacos”, amplían ambas investigadoras en un artículo publicado en la Fundación General CSIC.

Además del diseño de un biomaterial implantable capaz de modular in situ el entorno de la mácula, esta última cuestión representa otra de las grandes novedades del proyecto reside: el hecho de que no es necesario contar con la administración de fármacos.

Con esta novedosa técnica “se pretende disminuir o prevenir el envejecimiento del ambiente extracelular en el tejido ocular como consecuencia de la acción de dichas especies inflamatorias. Además, en el proyecto se propone estudiar otros materiales cerámicos con una similar potencialidad, entre ellos el óxido de cerio”, explican las dos expertas del CSIC.

La degeneración macular es la primera causa de ceguera en mayores de 65 años. Ésta se produce por un daño en la mácula, una capa de tejido sensible a la luz en la parte posterior del ojo, en el centro de la retina, que cuando se deteriora hace que se pierda la agudeza visual que permite al ojo percibir detalles finos. La variante llamada seca es la más común de esta patología, ya que la padecen entre un 85 y un 90% de los afectados. Actualmente no existe ningún tratamiento eficaz para combatirla, mientras que la forma húmeda se trata inyectando en el ojo anticuerpos que frenan la vascularización excesiva de la mácula.

Imagen de Flickr por aguscr

Tres veces más afinado que los más sofisticados hasta el momento, es capaz de medir la temperatura con una precisión de treinta milmillonésimas de grado en un segundo. Un equipo de investigadores de la Universidad de Adelaida (Australia) ha logrado esta proeza técnica.

El termómetro más preciso del mundo está hecho de luz

“Esta es la mejor medida que jamás se ha hecho de la temperatura ambiente”. Así se expresó el jefe del equipo de investigadores, Andre Luiten, -perteneciente a la Universidad australiana de Adelaida- que ha conseguido crear el termómetro más sensible del mundo. No en vano, este ingenio técnico es capaz de medir la temperatura con una precisión de treinta milmillonésimas de grado en un segundo, lo que significa que es tres veces más afinado que los medidores de temperatura más sofisticados que existían hasta el momento.

El termómetro más preciso del planeta usa la luz para establecer la temperatura. Para ello, introduce dos colores de luz (rojo y verde) en un disco cristalino pulido hasta el extremo. Ambos colores se desplazan a velocidades ligeramente diferentes ya en el cristal, dependiendo de la temperatura que registre el mismo.

“Cuando incrementamos la temperatura del cristal descubrimos que la luz roja se ralentiza un poco en relación a la luz verde”, expone el el jefe del equipo de investigadores que trabaja en la Universidad de Adelaida. “Al impulsar a la luz a circular miles de veces en torno al borde de este disco, al igual que el sonido se concentra y se refuerza en una curva en un fenómeno conocido como ‘galería de los suspiros’ o ‘gabinete de secretos’, somos capaces de medir esta diferencia minúscula en la velocidad con gran precisión, rapidez y fiabilidad“, agrega Andre Luiten.

Este efecto acústico, conocido desde hace varios siglos, se logra dotando a un recinto de una arquitectura interna especial que actúa sobre la reflexión de las ondas sonoras de tal manera que, por ejemplo, un susurro emitido por una persona en un punto concreto del recinto se puede escuchar perfectamente en otra zona muy distante, pero no entre ambos puntos. De estas singulares arquitecturas hay ejemplos históricos en sitios como el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial en Madrid o la Catedral de San Pablo de Londres.

“Ser capaz de medir diferentes aspectos de nuestro entorno con tal alto grado de precisión, utilizando instrumentos lo suficientemente pequeños como para trasladarlos a cualquier parte, tiene la capacidad de revolucionar las tecnologías utilizadas para una variedad de aplicaciones industriales y médicas en las que la detección de trazas tiene gran importancia”, explica el responsable de la investigación. Con esta afirmación, Andre Luiten se refiere a que a la nueva técnica desarrollada por los científicos australianos podría ser rediseñada para mediciones ultrasensibles en otros campos, tales como la fuerza, la presión, la humedad o la búsqueda de un producto químico determinado.

Imagen de Flickr por jorgempf

Se trata de un fenómeno verdaderamente raro en los seres humanos, pero que ocurre. Nos referimos a la superfectación, lo que podríamos denominar como un embarazo dentro de otro embarazo.

¿Puedo quedarme embarazada estando ya embarazada? La superfectación

Hace tan sólo unos años saltaba a los medios de comunicación de todo el mundo la noticia de una mujer norteamericana que se quedaba embarazada cuando esperaba ya a otro niño. Se trató de un embarazo en el que los bebés se llevaban una diferencia de edad de dos semanas y media y no eran gemelos.

Esto, un fenómeno verdaderamente raro, se conoce como superfectación en el que se da el desarrollo de un feto mientras otro está aún presente en el útero.

El proceso se genera con la liberación de óvulos que proceden de dos ciclos menstruales distintos, de manera contraria a lo que habitualmente ocurre con los gemelos heterocigóticos, en los que la formación tiene que ver con óvulos de un solo ciclo.

Este hecho se da con relativa frecuencia en animales, existiendo algunas razas como los marsupiales donde es relativamente común. Sin embargo no lo es en absoluto los seres humanos, donde no existe una estadística exacta de su incidencia real.

Teóricamente, según señalan algunos especialistas, no se diagnostican más de uno o dos casos de este tipo anualmente. El motivo es sencillo:durante la concepción las hormonas de la mujer cambian de manera drástica y los cambios frenan la ovulación y, por tanto, le impiden volver a concebir.

El mayor problema para la detección de este tipo de casos es el hecho de que es complicado descartar totalmente que se trate de gemelos. Como indicábamos al comienzo del artículo, la presencia de la figura de los gemelos no idénticos se puede llegar a confundir con la superfectación.  Y es que sólo cuando la diferencia es de más de dos semanas y media se pueden detectar realmente las diferencias en el tiempo de desarrollo de ambos fetos.

Presente pues en el mundo animal, con el ejemplo de los canguros, cuyas hembras presentan en ocasiones hasta tres estados de desarrollo diferentes en sus crías, no se trata de algo inherente a los seres humanos. Pero como vemos, existir parece comprobado que existe.

Imagen de Flickr por Esparta

El Gilenya, un compuesto utilizado para tratar la esclerosis múltiple, reduce la ansiedad y el miedo producidos por evocaciones negativas del pasado. Así lo demuestra un experimento realizado en ratones, que podría ayudar a olvidar a personas que sufren un síndrome de estrés traumático.

Descubren un medicamento que podría borrar los malos recuerdos

El gran Alfred Hitchcok se habría deleitado con sólo leer el título de este artículo. La idea de eliminar de nuestra mente los recuerdos dolorosos o desagradables parece tan de ciencia ficción, que podría directamente tratarse de Un mundo feliz, la novela más popular del escritor Aldous Huxley, y sería, casi con seguridad, capaz de inspirar al maestro del cine de suspense.

Pues así es, una vez más la realidad ha superado a la ficción. Al menos, de esa manera lo entienden varios científicos estadounidenses de la Universidad de Virginia Commonwealth, que, en un artículo publicado en la prestigiosa revista Nature, han desvelado la existencia de una medicina capaz de eliminar los malos recuerdos. El nombre de tan sorprendente invento es el llamado compuesto FTY720 (aunque sea más conocido como Fingolimod). Este medicamento es utilizado habitualmente para tratar la esclerosis múltiple (se comercializa bajo el nombre de Gilenya) y ahora podría ayudar a pulverizar evocaciones negativas del pasado, sobre todo, entre las personas que han sufrido un shock o un hecho traumático.

El fenómeno en el que se apoyan estos especialistas se denomina ‘extinción del miedo’. En virtud de éste, individuos que padezcan un síndrome de estrés traumático podrían simplemente elegir la posibilidad de ‘olvidar’ el recuerdo doloroso que provoca ese trauma. Lo curioso, según los resultados de los experimentos llevados a cado por los científicos de Virginia Commonwealth, es que, después de la eliminación, estas personas podrían volver a tener conocimiento de aquellos recuerdos nefastos, pero sin sufrir el dolor que se relacionaba con ellos.

El experimento que ha permitido el descubrimiento de esta nueva aplicación para el Gilenya ha sido efectuado en ratones. Gracias a estas pruebas, los científicos descubrieron que, en aquellos animales que tomaban el medicamento, se reducía el miedo después de recibir una descarga eléctrica. En el estudio, se administraban descargas a los animales, que, aterrorizados, quedaban paralizados, debido a la ansiedad que sufrían. Después de tomar la medicación, este comportamiento de ansiedad y miedo se rebajaba.

Imagen de Flickr por jonycunha

A todo el mundo le gusta disfrutar del sol, pero hacerlo tiene sus riesgos: las quemaduras. Dentro de los diversos remedios para combatirlas y mitigarlas existe toda una tradición de soluciones caseras más o menos conocidas y efectivas.

Consejos caseros para calmar las quemaduras solares

Existe toda una ciencia popular alrededor del tratamiento para las quemaduras solares. Cada persona recordamos con toda seguridad al menos uno o dos de estos remedios, algunos bienes fundamentados y otros, como poco, un tanto peregrinos.

Sin embargo, ahí están y forman una buena colección de recetas caseras que van sobreviviendo en el tiempo pese a todos los avances médicos y técnicos.

Éstos son unos cuantos de esas fórmulas caseras para calmar las quemaduras solares:

  1. La leche y los lácteos son dos de los productos más utilizados en distintos remedios. Uno de ellos consiste en empapar una gasa en leche fría y aplicada sobre la quemadura unos 20 minutos, tras esperar entre 3 y 4 horas se vuelve a repetir la operación.
  2. Los aceites también tienen presencia dentro de estas recetas. Una bastante común es crear aceite a partir de la mezcla de las flores secas de manzanilla y el aceite de oliva virgen. Tras calentar al baño maría la mezcla y colarla, se deja reposar y enfriar para aplicar tres veces al día sobre la zona quemada.
  3. El uso de vinagre es otro de los clásicos. En una de sus recetas más tradicionales se recomienda la aplicación de vinagre blanco sobre la zona quemada cada hora con un máximo de cinco veces diarias para ayudar a aliviar el dolor. Otra opción añadida es incorporar una taza de vinagre a una bañera de agua fría y sumergirse en la mezcla.
  4. Existen bastantes opciones que contemplan usar infusiones para el alivio del dolor de la quemadura y el inicio de la regeneración de la piel. Aplicar una infusión muy fría de Salvia es una de ellas.
  5. También resulta muy frecuente la mezcla de ingredientes diversos para preparar emplastos o cataplasmas. Por ejemplo, es bastante común como remedio casero mezclar una clara de huevo con aceite de oliva, batir la mezcla y aplicar el preparado sobre la quemadura en períodos de dos o tres horas.
  6. El Aloe Vera es otro clásico por sus propiedades hidratantes y regenerativas. Uno de los métodos más sencillos de aplicación es extraer el jugo de una de las pencas de la planta y aplicar directamente sobre la quemadura dos o tres veces al día. El poder cicatrizante de este remedio se une al alivio del dolor.
  7. Por supuesto los productos de la tierra como ya hemos visto tienen preponderancia en los remedios caseros. En determinadas zonas geográficas es muy común mezclar agua con almidón de maíz hasta generar una cataplasma que se aplica sobre la quemadura para después retirar suavemente, hidratar y volver a colocar.
  8. Tomar un baño con agua fría al que se le ha agregado una porción de bicarbonato sódico (como dos cucharadas por bañera normal) ayuda, según aseguran sus defensores, no sólo a aliviar las molestias, sino también a facilitar la recuperación de la quemadura a través de la rehidratación. Por cierto, en este baño, tras su toma, no hay que secarse con la toalla sino dejar que nuestra piel se seque sola.

Podríamos seguir horas describiendo diferentes métodos caseros para aliviar las quemaduras solares. Sin embargo, este pequeño listado da una buena muestra de hacia dónde suelen caminar en su preparación y composición estas soluciones de andar por casa.

Imagen de Flickr por [GMR] Guillermo Moratalla