Actividades con niños Dejar de fumar Dietas y alimentacion Madres Niños Ocio y bienestar

Cada 31 de mayo, la OMS y sus asociados celebran el Día Mundial Sin Tabaco, poniendo de relieve los riesgos para la salud asociados con el consumo de tabaco y la promoción de políticas eficaces para reducir el consumo de tabaco. El consumo de tabaco es la principal causa evitable de muerte en el mundo y actualmente es responsable de matar a uno de cada 10 adultos en todo el mundo.

31 de Mayo: Día Mundial Sin Tabaco, Beneficios de dejar de fumar

El tema del Día Mundial Sin Tabaco 2013 es: prohibición de publicidad, promoción y patrocinio del tabaco.

Una prohibición total de toda forma de publicidad, promoción y patrocinio ya se recoge en el  Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT). La evidencia muestra que las prohibiciones completas de la publicidad conducen a reducciones en el número de personas que inician y continúan fumando a lo largo de su vida. Las estadísticas muestran que la prohibición de la publicidad y el patrocinio del tabaco es una de las formas más costo-efectivas para reducir la demanda de tabaco y por lo tanto un control del tabaco.

A pesar de la eficacia de la prohibición total, la mayoría de los países carecen de una prohibición total, en 2010 sólo el 6% de la población mundial estaba totalmente protegida de la exposición a la publicidad de la industria tabacalera (Informe OMS sobre la epidemia mundial de tabaquismo, 2011).

Para ayudar a reducir el consumo de tabaco, la publicidad integral, la promoción y el patrocinio del tabaco se deben tener en cuenta los siguientes aspectos

  • la naturaleza engañosa de las campañas de comercialización de tabaco
  • la inevitable exposición de los jóvenes a la comercialización del tabaco
  • el fracaso de la industria del tabaco para autorregularse
  • la ineficacia de las prohibiciones parciales

Mientras tanto, a medida que más y más países se mueven para satisfacer plenamente sus obligaciones en virtud del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT de la OMS), la industria tabacalera intenta socavar el tratado de una forma cada vez más agresiva, intentando debilitar los esfuerzos de las autoridades de salud pública para prohibir la publicidad del tabaco.

Por ejemplo, cuando los estados han prohibido la publicidad de productos de tabaco a través de pantallas de punto de venta – conocido como tabaco “powerwalls” – o se ha prohibido la publicidad de los paquetes de tabaco a través del envase normalizado, la industria tabacalera ha demandado a los gobiernos en los tribunales nacionales y a través de mecanismos de comercio internacional con el fin de recuperar el terreno perdido.

Dejar de fumar es una de las decisiones más importantes que puedes adoptar para mejorar su salud y ganar calidad de vida. También para respetar el derecho a la salud de quienes te rodean.
Pero ¿sabes realmente por qué es tan importante dejar de fumar?

Beneficios que te provocará dejar de fumar

Son muchas y muy buenas las razones para dejar de fumar… pero las mejores son las tuyas.

Ya sabes que el tabaco es dañino para su salud, y probablemente también estas experimentando las consecuencias inmediatas que tiene para tu organismo, como son: tos matinal, cansancio al subir una escalera, sensación de ahogo al hacer cualquier esfuerzo físico. Tal vez también tu médico te haya dicho que tienes que dejar de fumar, y hasta puede que te hayan diagnosticado alguna enfermedad debida al tabaquismo. Pero todo ello no es suficiente si no tienes claro que es más lo que vas a ganar que lo que va a perder si dejas de fumar.

Te interesará saber las ventajas más frecuentes señaladas por la mayoría de personas que ya han dejado de fumar. Son éstas:

Por motivos de salud:

  • Para respirar mejor
  • Para cansarme menos y dejar de toser
  • Para vivir más años y vivirlos mejor
  • Para reducir mis posibilidades de sufrir un ataque al corazón, una embolia o algún tipo de cáncer
  • Para respetar el derecho a la salud de las personas con las que convivo, especialmente: niños, ancianos o personas 
con problemas de salud

Y en mujeres embarazadas:

  • Para aumentar la posibilidad de tener un bebé saludable
  • Para disminuir complicaciones durante el embarazo y el parto
  • Para evitar graves riesgos de salud a mi futuro/a hijo/a


Para mejorar su calidad de vida:

  • Para recuperar el buen aliento y no ahuyentar a nadie de mi lado
  • Para que mi ropa no apeste a tabaco
  • Para disfrutar en mi casa de un ambiente más fresco y limpio
  • Para que mis besos no sepan a cenicero añejo
  • Para no quemar más camisas, pantalones, jerséis
  • Para recuperar una dentadura blanca y limpia
  • Para gastarme el dinero en cosas más gratificantes: música, perfumes, libros, cine, teatro, juegos, viajes, 
vacaciones, etc.
  • Para no tener que pintar la casa cada año
  • Para ahorrar en tintorería

Por autoestima y preocupación por los tuyos:

  • Para librarme de esta horrible esclavitud
  • Porque yo valgo demasiado como para dejarme machacar por el tabaco
  • Para evitar el envejecimiento prematuro de mi piel
  • Para que mi rostro recupere el aspecto de la edad que realmente tengo
  • Para dar una alegría a mi pareja (y porque así dejará de agobiarme con el tema…)
  • Para ser un buen ejemplo para mis hijos, ¡espero que nunca tengan que pasar por esto!

La mayoría de las personas que ya han dejado de fumar también tuvieron miedos, dudas. Como usted, también creyeron que no lo lograrían nunca y, sin embargo, lo han conseguido y están satisfechas de su logro.

Fuente: Ministerio de Sanidad y Política Social

Imagen: Galería Flickr de Tax Credits

Una de los principales efectos de dejar de fumar consiste en recuperar el gusto y el olfato. Por otro lado tampoco debemos de olvidar que abandonar el tabaco – una drogadicción llamémoslo de manera adecuada – también tiene otras importantes consecuencias: mejora el sistema cardiovascular, previene el infarto de miocardio y disminuye la posibilidad de desarrolla un cáncer.

nectar13052012f

La causa de recuperar el sentido del gusto y el olfato a la hora de dejar de fumar proviene del hecho que se mejora la respiración, función a través de la cual funcionan los dos sentidos citados. Esta recuperación sucede pocos días después de dejar de fumar. El tabaco lo que hace es tamponar las papilas gustativas que tenemos en la lengua, impidiendo que saboreemos los alimentos.

Cuando fumamos habitualmente sobre todo lo que no vamos a degustar son los alimentos dulces lo que impide que logremos saciarnos después de una comida. A la hora de comer, la comida también se saborea gracias al olfato, que nos está dando un índice, por ejemplo, si los alimentos que estamos comiendo están en buen estado.

El tener afectados los sentidos del gusto y el olfato también está relacionado con un aumento de la ingesta de alimento. Aunque parezca que no, gracias al gusto y el olfato también estamos comiendo lo que hace que nos acabemos saciando antes. Por ello, el tener disminuidos el gusto y el olfato hace que finalmente comamos más.

Eso puede acabar produciendo en casos extremos que podamos acabar desarrollando un sobre peso que no es nada bueno para nuestra salud ya que la obesidad se uniría a otros factores que pueden provocarnos, desde cáncer hasta problemas cardiovasculares.

La voz es un elemento vital para las personas ya que es una de las maneras – quizás la principal – para comunicarse. Muchas veces la llegada de la estación fría puede provocar que la misma se resienta. Un buen indicio de que con el frío nuestra voz se ve afectada es el darnos cuenta de que tenemos que forzar la voz para que nos escuchen.

Para mantener la voz en condiciones es necesario hidratarla todo lo que sea necesario; de 6 a 8 vasos de agua suele ser suficiente ya que además de los beneficios para el organismo conseguiremos también cuidar nuestra voz. Tanto el tabaco como las bebidas con cafeína tiende a deshidratar los pliegues vocales, por lo que si se consumen ambos productos lo mejor es, si no eliminarlos, por lo menos tomarlos con moderación.

Algunos de los medicamentos que se suelen utilizar durante la estación fría también pueden poner en jaque a nuestra voz. Los medicamentos que más pueden provocar el deterioro de nuestra voz son los antihistamínicos y las medicinas para la tos ya que finalmente provocan que la garganta se reseque y los pliegues vocales también.

Las comidas también pueden acabar afectando a nuestra voz en la estación fría, sobre todo las comidas excesivamente calientes y con sabor agrio, ácido o picante que a lograr la estimulación de los ácidos estomacales provocan la irritación de la laringe. Tanto en la estación fría como en cualquier otra el hablar tensionando el cuello y el abdomen puede acabar produciendo que la voz se vea afectada.

Cada vez que fumas un cigarillo, la adictiva nicotina circula hacia tus pulmones y tu cerebro. Una vez eres totalmente dependiente de la nicotina, el dejarlo desencadena lo que todos conocemos como Síndrome de Abstinencia. Sus síntomas pueden llegar a ser tanto físicos (que se asemejan a resfriados) como mentales (ansidedad). En los casos más severos, la falta de nicotina puede llegar a causar trastornos temperamentales y rabietas infantiles injustificadas. Los síntomas del Síndrome de Abstinencia suelen aparecer en torno al día segundo o tercero desde que dejamos de fumar y dura normalmente un par de semanas más. Afortunadamente, hay numerosas Terapias Sustitutivas de la Nicotina (NRT por sus siglas en Inglés) que reducen estos síntomas.

Los chicles de nicotina son una de las terapias sustitutivas más comunes que además pueden ser adquiridos sin receta y en cualquier establecimiento. Mascar un chicle de nicotina es totalmente diferente de masticar uno ordinario; sólo se debe marcar una vez cada minuto más o menos. Esto permite que la nicotina sea absorvida a través de las mucosas bucales. Existen dos niveles de chicles de nicotina; de 2 mg, para quienes fuman menos de un paquete al día, y los de 4mg para los fumadores de un paquete o más. Lo ideal es que aquéllos que se decidan por chicles de nicotina los vayan también suprimiendo gradualmente durante un período de 2 a 3 meses, hasta eliminarlos por completo.

Otro producto de uso muy común es el parche de nicotina que se aplica directamente sobre la piel. Permite que la droga se absorba a través del torrente sanguíneo. Al igual que los chicles, están también disponibles sin receta médica y en todos los establecimiento acreditados. Los parches de Nicorette, por ejemplo, vienen en 3 diferentes niveles: Los ex fumadores aconsejamos empezarlo con el más alto y gradualmente ir reduciéndolo hasta finalmente, eliminarlos.
Hay otras terapias sustitutivas de la nicotina que no contienen nicotina en sí. Zyban y Chantix trabajan combatiendo síntomas como la ansiedad e inhibiendo el efecto placentero que produce el fumar.

Y es que el alivio de los síntomas del Síndrome de Abstinencia nos ayudan también a los ex fumadores a no empezar de Nuevo. Porque dejar de fumar es uno de los retos más duros que existen y las Terapias Sustitutivas de la Nicotina duplican tus posibilidades de triunfo.

No obstante, antes de empezar ninguna, consulta con tu médico cuál es mejor para ti. Yo lo superé con chicles y parches. ¿Y tú?

Gema Molina Garcia

Siempre, cuando dejamos de fumar solemos subir durante el proceso entre 3 y 4 kilos. Nadie sabe a ciencia cierta la causa que provoca este aumento de peso. Algunos lo achacan al hecho de que nuestro cuerpo “quema” más cuando se ha dejado de fumar. Otros mucho achacan el aumento de peso a la ansiedad por la cual tendemos más a comer y además un tipo de alimentos – dulces, chocolates, grasas – que hacen que aumentemos de peso.

La hipótesis de que es la ansiedad la que provoca que comamos más durante el proceso de deshabituación tabáquica tiene unas ciertas dosis de plausibilidad por lo que ponernos a dieta mientras dejamos el tabaco no está demás.

La dieta debe de consistir en alimentos que nos sacien pero sin darnos un aporte extra de grasas ni de calorías. En estos casos lo mejor es optar por los hidratos de carbono que podemos encontrar en, por ejemplo, el pan integral, los frutos secos, las pastas y los cereales. Debemos evitar uno de los alimentos en los cuales se fijan todas aquellas personas que están dejando de fumar: los dulces en las múltiples configuraciones en las cuales los podemos encontrar.

En esos momentos en que la ansiedad nos pueda podemos recurrir al agua, que es una de las bebidas que más sacian. Con tomar antes de la comida uno o dos vasos haremos que nuestro estómago ya esté lleno antes de comenzar a degustar la comida. Por supuesto los fritos y los alimentos de alto contenido en grasa es conveniente eliminarlos.

A pesar de que mucha gente piensa que fumar elimina el estrés, la realidad es que no lo hace y no solo eso, sino que aumenta los niveles de estrés. Un reciente estudio ha demostrado que una de las causas por las cuales es tan difícil dejar de fumar proviene del estrés que el abandonar esa adicción provoca. Dejar de fumar no hace sino exacerbar la sensación subjetiva de estrés que tiene la persona tal como ha sido demostrado por una investigación de la Sociedad Británica de Psicología.

nectar01062011c

El estudio se llevó a cabo con 550 fumadores a los cuales y en un periodo de siete semanas se les ayudo a intentar dejar el tabaco. Entre las terapias que se desarrollaron durante esas siete semanas se utilizó terapia de reemplazo del tabaco y dinámicas de grupo. Después de haber culminado el proceso de deshabituación tabáquica los sujetos fueron controlados a las 4 semanas de haber terminado el programa.

El estudio llevado a cabo después de terminar el proceso demostró que aquellas personas que utilizaban el cigarrillo como un método de aliviar el estrés habían vuelto a fumar en mayor medida que las personas que fumaban por otras causas. De hecho se consiguió aislar el estrés como causa fundamental de que las personas fumasen o volviesen a tan pernicioso hábito.

Con el presente estudio se ha llegado a la conclusión de algo que ya se consideraba como posible: el estrés es lo que hace que muchas personas tengan problemas a la hora de dejar de fumar.

Los finales de año y comienzos del siguiente suelen ser momentos de recapitulación sobre lo que hemos hecho durante el año que se acaba y cuáles son nuestros objetivos para el nuevo año. Una parte importante de esos objetivos suelen tener que ver con nuestro estilo de vida personal. Siempre nos prometemos que en el nuevo año iremos más a menudo al gimnasio, dejaremos de comer en exceso, bajaremos peso, dejaremos definitivamente de fumar…

Entre todas las intenciones que hemos mencionado, en este post nos centraremos en cómo una alimentación sana puede contribuir a que tengamos mayor calidad de vida. Además después de unas fiestas navideñas que a buen seguro habrán sido de comidas copiosas, puede ser una información adecuada para todos nosotros.

La salud está íntimamente ligada a una buena alimentación. Esta es una de las patas de una buena calidad de vida, siendo las otras el llevar un modelo de vida saludable y hacer deporte moderado. Una alimentación verdaderamente sana pasa por que los alimentos de nuestra dieta sean ricos en vitaminas, bajos en grasas y ácido úrico y con una cantidad balanceada de nutrientes.

Existen muchos alimentos que colaboran para que tengamos una salud de hierro, los más habituales son las frutas y las verduras. Entre las primeras podemos destacar albaricoque, uva, limón, mango, naranja, melocotón. Entre las frutas que no deben faltar en nuestra dieta se encuentran las coles de Bruselas, el repollo, la zanahoria, la coliflor, la berenjena, la col rizada, los pimientos, los rábanos.

Los beneficios de dejar de fumar son muchos, de hecho existen libros enteros que intentan dar argumentos a los fumadores para que dejen ese funesto vicio. Los principales beneficios los podríamos situar en dos tipos principales: beneficios para la salud y beneficios económicos.

Dejar de fumar significa, lisa y llanamente, que dejamos de estar sometidos a una adicción. Haber podido vencer al cigarrillo hace que nos sintamos más fuertes para hacer frente a otros retos. Hay que tener en cuenta que la adicción a la nicotina es mucho más fuerte que la adicción a diversos tipos de drogas duras, como pueda ser la cocaína.

Dejar de fumar hará que nuestra salud mejore rápidamente. Tras conseguir dejar el tabaco empezamos a tener una sensación de mayor salud: respiramos mejor, recuperamos el sentido del olfato y el gusto, nos cansamos menos. Pasados quince años desde que dejamos de fumar nuestra esperanza de vida se acerca a la de los no fumadores.

Dejar de fumar también hará que mejore nuestro aspecto físico casi de inmediato. Por un lado desaparecerá el mal aliento y el color amarillento de dedos y uñas. Otras ventajas estéticas son que nuestra piel mejorará en aspecto ya que varios estudios científicos han corroborado que la piel de los fumadores se arruga con mayor facilidad.

No pretende este post darte una fórmula mágica para dejar de fumar, empezando por qué no existe. Dejar de fumar es un proceso largo, tan largo como te costó adquirir el hábito de fumar. Lo que si podemos decirte es que con perseverancia es posible dejar de fumar.

La primera dificultad para dejar de fumar reside en que el principio activo del tabaco, la nicotina, es una potente droga que afecta a las mismas zonas del cerebro que se estimulan con otras drogas como las anfetaminas y la cocaína.

Dicen muchos expertos en la deshabituación tabáquica que el primer paso para dejar de fumar es concienciarse de ello. Este proceso de elaboración mental lleva su tiempo y es necesario, entre otras cosas, pensar en que ventajas nos aportará dejar definitivamente de ser unos adictos a la nicotina.

Aquí te damos unas cuantas razones para dejar de fumar: vivirás más tiempo y con mayor calidad de vida, no serás el causante de la mala salud de las personas que te rodean y tienen que ser fumadores pasivos de lo que tú te fumas, ahorrarás mucho dinero ya que un fumador habitual puede gastarse más de 1.000 € al año en su adicción, tus ojos, garganta y nariz recuperarán sus funciones.

Por si el párrafo anterior no ha sido suficiente, aquí te damos más argumentos para dejar de fumar: tu casa y tu ropa dejarán de oler a tabaco, al dejar de fumar recuperarás el sentido del gusto, el aspecto de tu piel, tus dientes y tu aliento mejorará y por último y quizás lo más importante, dejarás de ser un adicto a una droga, aunque esta sea legal.