Actividades con niños Dejar de fumar Dietas y alimentacion Madres Niños Ocio y bienestar

Además de ser imprescindible para la vida, el efecto del sol es beneficioso para el ser humano: resulta necesario para la síntesis de la vitamina D, favorece la circulación sanguínea y mejora algunas enfermedades de la piel. También es conocido su efecto en la producción de neurotransmisores, sustancias químicas que facilitan la actividad de las neuronas y ayudan a potenciar la sensación de bienestar y felicidad.

 Por qué es importante el protector solar

Sin embargo, según se apunta desde la Sociedad Española de Dermatología y Venereología, “deben sopesarse muy bien estos efectos positivos con los potenciales efectos negativos producidos por la exposición intensa o por la exposición crónica. La primera produce quemaduras de la piel y lesiones oculares y la segunda es causante del envejecimiento, manchas y lesiones cutáneas y el cáncer de piel. Son especialmente nocivas las exposiciones sin protección en las edades infantiles y jóvenes, claramente relacionadas con el riesgo de aparición del melanoma (cáncer de piel)”, apostillan desde esta institución.

Los expertos también subrayan que la piel del ser humano cuenta con la  producción de melanina para protegerse de estos efectos perjudiciales. Esta sustancia impide que las radiaciones solares más perjudiciales penetren en la  piel, da el color moreno a la piel y su producción se estimula por el efecto del sol o por productos químicos. La cantidad de células que producen esta sustancia varía según los tipos de piel: es máxima en las personas de raza negra, y mínima en las de raza blanca, y dentro de ellas, las pieles más claras son las más sensibles al efecto del sol.

“Siempre que se esté expuesto al sol debe de protegerse la piel de las radiaciones, bien mediante el uso de prendas de vestir (preferiblemente de color claro y de fibra natural) y el uso de sombreros o gorras y, en las zonas de piel expuestas, mediante la utilización de cremas de protección solar. Las cremas de protección solar contienen sustancias que actúan como filtros solares, reduciendo la cantidad de rayos que penetran en la piel y evitando las quemaduras y los cambios degenerativos de la piel, si se utilizan adecuadamente”, aconsejan desde la Sociedad Española de Dermatología y Venereología.

Al objeto de lograr el máximo efecto de las cremas de protección solar, la citada institución recomienda:

  • Elegir la crema y el índice de protección solar adecuado al tipo de piel.
  •  Aplicar la crema antes de salir a la playa o la piscina, y como mínimo treinta minutos antes de exponerse al sol.
  • Extender la crema sobre la piel bien seca.
  • Aplicar una capa abundante de crema, asegurándose que se ha extendido por toda la piel sin dejar zonas sin protección.
  • Cuando se inicia la temporada estival, deben de utilizarse cremas con mayor índice de protección solar al principio, reduciéndolo a medida que  se pone morena la piel.
  • No pulverizar la piel con agua mientras se toma el sol.
  • No aplicar en la piel perfumes y colonias que contengan alcohol y esencias vegetales, porque son fotosensibilizantes.
  • Utilizar protección solar aunque esté nublado.
  • Evitar la exposición al sol entre las 11.00 y las 15.00 horas (horario de máxima radiación ultravioleta).
  • Proteger la cabeza con un sombrero o gorra con visera; los ojos con gafas adecuadas, y los labios con protector labial.
  • No es aconsejable tumbarse al sol y mantenerse inmóvil durante horas. Es más sano pasear o realizar algún ejercicio mientras se toma el sol.
  • Beber agua o líquidos sin alcohol para evitar la deshidratación.
  • Si está tomando algún medicamento debe de consultar la ficha técnica y comprobar si son fotosensibilizantes, en cuyo caso debe evitar tomar el sol.
  • En niños, la fotoprotección debe ser completa con protección ultra alta, es decir, no inferior al factor 30.
  • En deportistas, debe de utilizarse cremas resistentes al sudor. Si se realizan deportes acuáticos, se utilizarán cremas resistentes al agua.

Imagen © BlueOrange Studio – Fotolia.com

El cáncer de mama es el más frecuente entre las mujeres y supone la primera causa de muerte por cáncer en países desarrollados. Para prevenirlo y, sobre todo, detectarlo a tiempo, se disponía hasta el momento como principal prueba de control: la Mamografía.

La última tecnología en mamografía aumenta la detección de lesiones hasta en un 40%

Sin embargo, recientemente se ha creado un nuevo sistema de detección: la Tomosíntesis digital. Esta técnica es, en la actualidad, la más innovadora en diagnóstico mamario y aumenta la detección de lesiones que no se pueden identificar con la mamografía convencional hasta en un 40%*.

Para la “Esta técnica es un gran avance en la detección de posibles tumores en la mama y Néctar ha querido incorporarlo en su cuadro médico para poder reducir al mínimo los diagnósticos erróneos. Además, es de especial interés para mujeres jóvenes con mamas de tejido más denso donde hasta un 20% de las lesiones malignas pueden no ser detectadas en mamografía convencional fundamentalmente debido a esa densidad mamaria”, afirma Consuelo Prieto, responsable médico de Néctar, Seguros de salud.

mamografía convencional es necesario comprimir las mamas entre dos placas de vidrio, lo que puede resultar incómodo para la mujer. Además, solo se logra una imagen bidimensional pues se toman dos radiografías de cada mama desde ángulos diferentes (de arriba hacia abajo y de lado a lado), registrándose luego las imágenes en una película fotográfica. Aunque es una buena técnica presenta ciertas limitaciones debido a que la compresión de la mama que se hace durante una mamografía genera una superposición del tejido mamario de manera que pequeñas lesiones cancerosas pueden quedar ocultas.

La razón por la que la Tomosíntesis digital, también conocida como Tomomamógrafo, es más eficaz es porque permite ofrecer una imagen tridimensional de la mama (la mamografía solo permite una imagen bidimensional) gracias a un tubo de rayos X que se desplaza a través de un arco alrededor de la mama y toma 11 imágenes en un lapso de 7 segundos. Una vez finalizada, la información se envía a un ordenador, donde se reconstruye para generar imágenes tridimensionales de alta definición.

Las imágenes en 3D de la mama permiten en muchos casos visualizar mejor los contornos de las lesiones, el tamaño, ubicación y extensión de las mismas, permitiendo un diagnóstico muy precoz de las lesiones de mama y contribuyendo así a la supervivencia en el cáncer.

Actualmente, Néctar, Seguros de salud dispone de esta tecnología en el Hospital San Francisco de Asis de Madrid y el Grupo Hospital Madrid.

*Fuente: Ensayo del Screening de Cáncer de Mama de Oslo, 2013

Imagen de Flickr por Governo do Estado de São Paulo

Los expertos aseguran que, siempre que se trate de mujeres asintomáticas, el primer estudio mamográfico debe efectuarse en torno a los treinta y cinco años de edad. A partir de los cuarenta años, y hasta los sesenta y cinco, se recomiendan controles anuales.

 

Cuándo debo hacerme una mamografía

 

La mamografía en una exploración diagnóstica de imagen por rayos X de la glándula mamaria. Este análisis, que se realiza mediante los aparatos denominados mamógrafos, es la principal herramienta para detectar el cáncer de mama. Si el resultado del estudio mamográfico es negativo, la probabilidad de que exista un cáncer inadvertido es muy rara, pero de cada cien cánceres es posible que hasta diez puedan ser indetectables por mamografía. Es decir, que, en el peor de los escenarios, la mamografía presenta una fiabilidad del 90%, aunque en la práctica este porcentaje sea notablemente superior.

 

Cuando la mamografía muestra patrones de los llamados densos, la combinación de ésta con la exploración clínica de la mama por personal especializado, el estudio ecográfico de la mama y la punción citológica de cualquier anomalía detectada, elevará la capacidad de diagnóstico del cáncer de mama hasta cotas cercanas al 99% de los casos.

 

Así que, partiendo de la base de que el estudio mamográfico resulta indispensable como método de detección, tanto genérico como precoz (cuanto más temprano se detecte el tumor, más son las probabilidades de que el tratamiento tenga éxito), la pregunta que muchas mujeres se hacen es: ¿cuándo debo hacerme una mamografía?

 

Lo más aceptado en la comunidad científica internacional actualmente es realizar el primer estudio mamográfico alrededor de los treinta y cinco años de edad en mujeres asintomáticas. En función del patrón mamográfico obtenido se decidirá cuántas mamografías deben realizarse hasta los cuarenta años. A partir de esa edad se recomiendan los controles anuales, aunque los programas de cribaje poblacional controlan a las mujeres cada dos años. El límite superior de edad está en discusión (los programas de cribaje se limitan a mujeres de edad inferior a los 60 o 65 años). Dado el beneficio del diagnóstico precoz del cáncer a cualquier edad, la mamografía está justificada al menos bianualmente o anualmente en caso de senos con patrones mamográficos complejos y siempre que la mujer esté con buen estado general y la prueba no suponga ningún inconveniente para ella”, explican desde la Sociedad Española de Senología y Patología Mamaria (SESPM).

 

En este sentido, cabe recordar que, en lo que se refiere a España, la sanidad pública efectúa las mamografías a partir de los cincuenta años, aunque las comunidades autónomas más precavidas adelantan esta edad al entorno de los cuarenta y cinco.

 

“La periodicidad ideal del estudio mamográfico está en discusión, aunque nadie pone en duda los beneficios de un control anual o bienal. En algunos casos deben hacerse controles a períodos más cortos, al cabo de cuatro, seis, ocho, diez meses, dependiendo de cada caso y de que se tenga que realizar un control evolutivo de alguna imagen. Ningún estudio científico ha demostrado que la mamografía periódica cree ningún perjuicio a corto ni a largo plazo, salvando la molestia inherente a la compresión necesaria para un correcto estudio”, añaden los expertos.

 

No obstante, en el caso de las mujeres con un riesgo elevado de desarrollar un cáncer de mama (por la temida herencia genética), éstas deberían tener la primera revisión a partir de los veinticinco años. Al respecto, desde la SESPM apuntan que “el cáncer de origen familiar representa menos del 10 o 15% de todos los cánceres de mama, según los conocimientos actuales. Se relacionan con factores como la edad temprana de aparición (por debajo de los treinta y cinco o cuarenta años), la incidencia asociada de cáncer de ovario -a veces, de cáncer digestivo- y suele haber casos en todas las generaciones del árbol genealógico familiar. Lógicamente, todo ello debe ser valorado por un experto que será quien finalmente orientará sobre el posible riesgo familiar”, concluye.

Los alimentos que contienen antioxidantes protegen al organismo contra los radicales libres, que son los causantes del proceso de envejecimiento y de distintas enfermedades. Hortalizas, frutos secos, vegetales y frutas son los grandes aliados para ayudar a prevenir o retardar la oxidación de las moléculas.

Qué son los antioxidantes en los alimentos. Qué beneficios tiene tomar alimentos ricos en antioxidantes

No es que sean la fuente de la eterna juventud, pero los alimentos con antioxidantes son una herramienta útil para retrasar el envejecimiento. La clave de estos comestibles se encuentra en el hecho de que actúan contra los radicales libres, los agentes que recorren el cuerpo humano tratando de recoger un electrón de las moléculas estables y conseguir así estabilidad electroquímica. Este movimiento activa reacciones de cadenas destructoras de las células, causando el envejecimiento y algunas enfermedades.

Teniendo en cuenta esta información se puede entender la importancia de los antioxidantes, que, en definitiva, son aquellas sustancias que retrasan el deterioro y el desgaste de la piel, los órganos, los tejidos y los huesos, o lo que es lo mismo, aquellas moléculas que evitan, previenen o retardan el proceso de oxidación prematura de las distintas partes del cuerpo. Por tanto, los antioxidantes combaten la degeneración y muerte de las células que provocan los radicales libres.

De ahí la importancia de consumir alimentos ricos en antioxidantes, puesto que ayudan a suplir la incapacidad del propio organismo para neutralizar esta acción devastadora de los radicales libres. Hortalizas, frutos secos, vegetales y frutas son los grandes aliados en esta batalla.

El primer grupo es fuente básica de vitaminas -muy rico en la A, antioxidante de los más importantes junto a la C y la E-, minerales, fibra y una gran variedad de sustancias bioactivas con propiedades antioxidantes muy potentes que actúan como refuerzo para la salud, fortaleciendo las defensas del organismo frente a las enfermedades más comunes. Por su parte, los alimentos del segundo contribuyen a la prevención de la oxidación del organismo y el control del estrés oxidativo, por lo que son útiles en la prevención de algunas enfermedades en las que actúa la oxidación, como algunos tipos de cáncer, las enfermedades cardiovasculares, el deterioro cognitivo relacionado con la edad o el envejecimiento en general. En cuanto al tercero, éste contiene ácido fólico que, además de ser importante para prevenir la anemia, juega un papel vital en la formación del feto. Asimismo, estas verduras contienen un antioxidante muy potente, la vitamina E. Mientras que el último, el conformado por las frutas, es también rico en vitamina C, que estimula el sistema inmunitario fortaleciendo la acción de los glóbulos blancos. Este grupo de alimentos supone otra de las fuentes fundamentales de comestibles que llevan antioxidantes en su composición.

Fresas, naranja, papaya cerezas, uvas, kiwis, manzanas, cítricos, ajo, pimientos, zanahoria, tomate, lechuga, espinacas, cebolla, puerro, nabos, berros, soja, vino tinto, té verde, cacao, pipas de calabaza o de girasol, sardinas o vísceras son los principales alimentos que contienen antioxidantes.

Los niños suelen sentirse perdidos en el mundo de los mayores. Si a los adultos ya les cuesta intentar hallar una explicación a temas tan desconcertantes como la muerte o la enfermedad, qué esfuerzo tendrán que hacer ellos para ubicarse, para hacerse una composición de lugar, frente a asuntos tan trascendentales. El papel con que se puede encontrar un progenitor u otro familiar ante tal panorama es, cuanto menos, complejo, puesto que requiere una dosis tremenda de sensibilidad, ternura y paciencia.

6258235908_b7dd0051de_z

Esta situación se agrava, más si cabe, en el caso del cáncer de mama, ya que suele ser la madre, el ser que probablemente se sitúe más próximo al niño desde el punto de vista afectivo,. No obstante, también pueden ser abuelas, hermanas u otros parientes los que se encuentren en esa tesitura.

Hasta hace pocos años era una cuestión privada que cada uno sobrellevaba de la mejor manera posible. Sin embargo, algunas editoriales, guiadas normalmente por profesionales de la medicina especializada -oncólogos, en general- y también por psicólogos, han optado por lanzar al mercado libros que puedan ayudar a explicar las causas, y sobre todo las consecuencias, de los procesos cancerosos en el pecho. Con motivo del Día Mundial contra el Cáncer de Mama, que se celebra el 19 de octubre, hacemos un repaso de esos textos.

1) Título: Mamá se va a la guerra.

Autoras: Irene Aparicio Martín e Mónica Carretero (ilustraciones).

Publicado por: Cuentos de la luz.

Edad de lectura sugerida: a partir de los 6 años

Reseña: basada en una historia real, es un libro para niños que utilizan los propios oncólogos infantiles para explicar el cáncer a los pequeños. La fórmula consiste en un curioso reparto de papeles. La madre es la reina, los hijos son dos jóvenes príncipes, el padre es el rey y el médico, un general. A partir de ahí, la escritora explica que el cuerpo de la madre es el territorio que se encuentra atacado, en especial el pecho izquierdo. De esa manera, un ejército de glóbulos rojos y blancos, ganglios y otros seres intentan ser repelidos por las armas de la medicina. Es preciso destacar que, si bien el texto usa metáforas para facilitar la comprensión de los niños, las ilustraciones son más explícitas. Al final, el niño debe entender lo que está sucediendo en el cuerpo de su madre.

2) Tiempo para más cuentos.

Autores: Concha de la Hoz y Pieruz (ilustraciones).

Publicado por: Pintar.

Reseña: la escritora utiliza el pelo de la madre (bonito, largo y suave antes de la enfermedad) como elemento simbólico para explicar el proceso de la enfermedad. Si bien las hijas adoran el cabello de la mujer, al perderlo ella, se dan cuenta de que el resto sigue siendo igual: la sonrisa, la voz, el cariño, los gestos, el olor, etc. El texto aborda desde los momentos más cotidianos a los episodios más duros para las crías. Al igual que en el caso anterior, las ilustraciones vuelven a jugar un papel fundamental.

3) Una flor de repuesto para mamá.

Autora-ilustradora: Rebeka Elizegi

Publicado por: Takatuka

Reseña: en este ejemplo es el propio niño el que relata la experiencia en primera persona, pasando por cada uno de los momentos de la enfermedad. La detección, el tratamiento y hasta las sensaciones posteriores, el regreso a la normalidad de toda la familia. La propuesta de Elizegi es hacer partícipes del proceso a los otros miembros de la unidad familiar en la medida de lo posible, aportando un punto de vista diferente.

Fuente:  Flickr    Imagen: por ANSESGOB

La mayoría de nosotros nos encanta pasar el tiempo al aire libre durante el verano. La luz del sol no sólo hace que todo se vea mejor, nos hace sentir bien. Pero los rayos ultravioletas (UV) de la luz del sol pueden dañar las células de tu cuerpo. Debes hacer todo lo posible para evitar que el sol nos “queme la piel”, principalmente porque con el tiempo, pequeñas cantidades el daño por insolación puede acumularse, lo que puede conducir al desarrollo de cáncer de piel o melanoma.

Consejos para tomar el sol de forma segura

  • El bronceado y la piel

El bronceado es un proceso natural. Nuestra piel crea el pigmento de color marrón llamado melanina, para protegernos contra los dañinos rayos UV de la luz solar. Esto significa que incluso el más ligero bronceado evidencia daños en la piel.

Mientras que el bronceado es la forma en que nuestro cuerpo se protege contra los rayos UV, si las células de la piel dañadas no pueden repararse por sí mismas, pueden convertirse en cancerosas. Debemos tener especial cuidado en la primavera, cuando la piel está más pálida.

El bronceado no garantiza que vamos a evitar el cáncer de piel a lo largo de la vida. La exposición al sol es un factor clave en el cáncer de piel, y el número de casos se ha duplicado en las últimas décadas.

  • Niños

A los niños pequeños generalmente les gusta el sol y quieren jugar en la calle y en la playa durante mucho más tiempo que los adultos. Pero son muy sensibles a los rayos del sol. Mantén a los niños fuera del sol durante las partes más calientes del día y protegerlos con un protector solar alto (+30).

  • Medicamentos

Algunos medicamentos pueden causar hipersensibilidad a los rayos del sol y provocar eczema severo cuando tomamos el sol. Consulta a tu médico antes de tomar el sol si está tomando algún medicamento. Todos los tipos de piel deben mantenerse fuera del sol en las horas más calurosas del día (11 a.m.-3 p.m.).

Tener la piel clara que no se broncea, pelo rojo y pecas nos pone en la categoría de riesgo más alto para el daño solar a largo plazo de las quemaduras solares y la exposición excesiva puede causar cáncer de piel en un futuro no muy lejano,  en estos casos debemos tener especial cuidado.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr Emergency Brake

El café parece alargar la esperanza de vida para las personas con ciertas enfermedades crónicas, como enfermedades del corazón y diabetes, según un gran estudio realizado en 2012. De hecho, el estudio encontró que cuanto más café, más sea alarga la esperanza de vida, independientemente de si los participantes bebieron café con cafeína o descafeinado. Los resultados fueron similares a otro estudio más grande publicado en 2008.

Los beneficios del café

Pero si lo que buscamos es una bebida para disminuir el riesgo de cáncer de próstata en hombres, y disminuir en las mujeres su riesgo de cáncer de endometrio, debemos prestar atención al café. Un estudio de 2011 encontró que los hombres que consumen al menos seis o más tazas al día redujeron su riesgo de cáncer de próstata en un 20 por ciento. Otro estudio publicado en la revista Cancer Epidemiology, Biomarkers and Prevention encontró que las mujeres que bebían más de cuatro tazas de café al día tenían un 25% menos de riesgo de sufrir cáncer de endometrio.

Otro resultado que apoya el consumo del café. Un estudio de 2012 encontró que un compuesto en el café ayudó a bloquear una sustancia presente en el organismo humano, el polipéptido amiloide de los islotes que puede desempeñar un papel en el desarrollo de la diabetes.

Los bebedores de café tienen más probabilidades de resistir el desarrollo de la demencia y el Alzheimer, según un estudio de 2009. Otro estudio realizado en ratas encontró que sólo el olor del café contribuyó a reducir el estrés que se asocia con la pérdida de sueño. Así que, si estás sonriendo la próxima vez que saltes de la cama y camines hacia la cafetera, puede haber una razón por qué.

Si alguna vez has tenido una cirugía, sabes que una gran batalla es la recuperación es el retorno de la función intestinal. Un estudio encontró que el consumo de café contribuyó a acelerar este signo de recuperación en comparación con los bebedores de agua.

Tomar café puede ayudar a protegerse de cáncer de piel. Un estudio publicado en la revista Cancer Research que analizó específicamente la cafeína en el café demostró que los bebedores de café tenían un riesgo menor de desarrollar carcinoma de células basales.

Pero el consumo de café siempre ha de realizarse con precaución. Existen determinados grupos de personas, por ejemplo las personas que luchan contra la depresión o el insomnio que deben limitar el consumo de café.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr OliBac

La incidencia de cáncer hasta los 19 años en España es de 13 a 15 casos por 100.000 habitantes y año, lo que representa el 0.4% del total de la población española.

Asociaciones de padres con niños con cáncer, una ayuda fundamental

En los últimos años, los progresos conseguidos en el diagnóstico y tratamiento del cáncer infantil han elevado notablemente el índice de supervivencia, que en la actualidad se sitúa alrededor del 70%.

Como consecuencia de las mejoras en el diagnóstico y tratamiento, la estancia de estos pacientes en el hospital se ha reducido al mínimo imprescindible, y los niños y jóvenes afectados pueden permanecer en el domicilio durante temporadas más largas.

Para dar respuesta a una situación tan difícil y compleja como es el cáncer infantil se requiere una atención integral y multidisciplinar que cubra todos aquellos aspectos que acompañan a la enfermedad. Atender a las necesidades de información, apoyo psicológico, apoyo socioeconómico y apoyo a la educación, entre otros, resulta fundamental durante el tratamiento de la enfermedad y su recuperación.

Las Asociaciones de padres con niños con cáncer juegan un papel básico en la puesta en marcha de estos aspectos que comentaba, si pudiéramos resumir algunas de las funciones que cumplen estas asociaciones serían estas:

  • Sensibilizar a la opinión pública y a las administraciones sobre el cáncer infantil.
  • Fomentar el movimiento asociativo como cauce de participación social.
  • Informar, orientar y asesorar a todas las personas relacionadas con el cáncer infantil.
  • Fomentar y apoyar la investigación científica.
  • Mantener coordinación con todas aquellas entidades del ámbito local, provincial, autonómico y nacional, con fines similares, para poder eliminar las trabas que origina la sociedad y que obstaculizan el desarrollo personal y social del niño oncológico y su entorno familiar.

Estas Asociaciones, que se distribuyen por todo el territorio nacional y que son coordinadas por la Federación Española de Asociaciones de Padres de niños con cáncer que permite a padres y a madres encontrar un método de adaptación ante el diagnóstico y durante el tratamiento del niño con cáncer.

Permite a las familias adaptar emociones y encontrar recursos cuando se inicial los cuidados paliativos o cuidar al niño cuando entra en una etapa terminal.

Las Asociaciones de Padres basan su visión y su misión en la solidaridad, en compartir conocimientos para que no desaparezca el apoyo tanto a la familia como al niño durante todo el proceso.

Fuente:  Federación Española de Asociaciones de Padres de niños con Cáncer

Imagen: Galería Flickr CarbonNYC

Dejar de fumar es una de las decisiones más importantes que puedes adoptar para mejorar su salud y ganar calidad de vida. También para respetar el derecho a la salud de quienes te rodean.
Pero ¿sabes realmente por qué es tan importante dejar de fumar?

Beneficios que te provocará dejar de fumar

Son muchas y muy buenas las razones para dejar de fumar… pero las mejores son las tuyas.

Ya sabes que el tabaco es dañino para su salud, y probablemente también estas experimentando las consecuencias inmediatas que tiene para tu organismo, como son: tos matinal, cansancio al subir una escalera, sensación de ahogo al hacer cualquier esfuerzo físico. Tal vez también tu médico te haya dicho que tienes que dejar de fumar, y hasta puede que te hayan diagnosticado alguna enfermedad debida al tabaquismo. Pero todo ello no es suficiente si no tienes claro que es más lo que vas a ganar que lo que va a perder si dejas de fumar.

Te interesará saber las ventajas más frecuentes señaladas por la mayoría de personas que ya han dejado de fumar. Son éstas:

Por motivos de salud:

  • Para respirar mejor
  • Para cansarme menos y dejar de toser
  • Para vivir más años y vivirlos mejor
  • Para reducir mis posibilidades de sufrir un ataque al corazón, una embolia o algún tipo de cáncer
  • Para respetar el derecho a la salud de las personas con las que convivo, especialmente: niños, ancianos o personas 
con problemas de salud

Y en mujeres embarazadas:

  • Para aumentar la posibilidad de tener un bebé saludable
  • Para disminuir complicaciones durante el embarazo y el parto
  • Para evitar graves riesgos de salud a mi futuro/a hijo/a


Para mejorar su calidad de vida:

  • Para recuperar el buen aliento y no ahuyentar a nadie de mi lado
  • Para que mi ropa no apeste a tabaco
  • Para disfrutar en mi casa de un ambiente más fresco y limpio
  • Para que mis besos no sepan a cenicero añejo
  • Para no quemar más camisas, pantalones, jerséis
  • Para recuperar una dentadura blanca y limpia
  • Para gastarme el dinero en cosas más gratificantes: música, perfumes, libros, cine, teatro, juegos, viajes, 
vacaciones, etc.
  • Para no tener que pintar la casa cada año
  • Para ahorrar en tintorería

Por autoestima y preocupación por los tuyos:

  • Para librarme de esta horrible esclavitud
  • Porque yo valgo demasiado como para dejarme machacar por el tabaco
  • Para evitar el envejecimiento prematuro de mi piel
  • Para que mi rostro recupere el aspecto de la edad que realmente tengo
  • Para dar una alegría a mi pareja (y porque así dejará de agobiarme con el tema…)
  • Para ser un buen ejemplo para mis hijos, ¡espero que nunca tengan que pasar por esto!

La mayoría de las personas que ya han dejado de fumar también tuvieron miedos, dudas. Como usted, también creyeron que no lo lograrían nunca y, sin embargo, lo han conseguido y están satisfechas de su logro.

Fuente: Ministerio de Sanidad y Política Social

Imagen: Galería Flickr de Tax Credits

Entre las enfermedades más peligrosas para el hombre, el cáncer es una de las más fáciles de prevenir. Si pusiésemos en práctica los conocimientos disponibles y promoviéramos las acciones eficaces para controlarlo, esta aseveración podría hacerse realidad en beneficio de todos, por este motivo es necesario desarrollar cada año el Día Mundial Contra el Cáncer

4 de febrero: Día Mundial contra el Cáncer

La Unión Internacional Contra el Cáncer (UICC), con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), celebra el 4 de Febrero el Día Mundial Contra el Cáncer, con el fin último de aumentar la conciencia en la prevención del cáncer.

El término «cáncer» es genérico y designa un amplio grupo de enfermedades que pueden afectar a cualquier parte del cuerpo; también se habla de «tumores malignos» o «neoplasias».

Una característica del cáncer es la multiplicación rápida de células anormales que se extienden más allá de los límites normales y pueden invadir partes adyacentes del cuerpo y propagarse a otros órganos. Este proceso se denomina «metástasis». Las metástasis son la causa principal de muerte por cáncer.

El 4 de febrero de cada año, Día Mundial contra el Cáncer, la OMS y el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) colaboran con la Unión Internacional contra el Cáncer (UICC) para fomentar medidas destinadas a reducir la carga mundial de esta enfermedad.

El lema del Día Mundial contra el Cáncer 2012, «Juntos es posible», recalca la idea de que la única forma de reducir las muertes prematuras por cáncer y otras enfermedades no transmisible es mediante la colaboración de todas las personas, organizaciones y gobiernos.

La prevención y la mejora de los tratamientos y de la calidad de vida de los pacientes oncológicos son temas recurrentes. Este año la OMS y el CIIC se van a centrar en el cribado y la vacunación.

Con motivo del 4 de febrero, Día Mundial del Cáncer, la Asociación Española Contra el Cáncer (aecc) organiza una jornada divulgativa bajo el título Foro Contra el Cáncer. Por un enfoque integral. Detectarlo a tiempo puede salvarnos la vida.

Bajo la presidencia, y con la asistencia de Su Alteza Real la Princesa de Asturias, Presidenta de Honor con carácter permanente de la aecc y su Fundación Científica, esta jornada pretende acercar a la opinión pública la necesidad de abordar el cáncer de una manera integral como la mejor vía para garantizar el éxito en la lucha contra la enfermedad.

Tendrá lugar el lunes 4 de febrero, a las 11:00h, y será retransmitido en directo.

Imagen: Galería Flikr LizzanG

Fuente: Asociación Española de lucha contra el cáncer