¡Ay, las cometas! ¿Quién no ha querido volar una de pequeño? Según la RAE, una cometa es un “armazón plano y muy ligera sobre la cual se extiende y pega papel o tela, con una cola de cintas o trozos de papel, que, sujeta con hilo muy largo, se arroja al aire para que el vienta lo eleve, como diversión de los muchachos”.

cometas

Y, efectivamente, una cometa puede ser la mayor diversión para los más peques. Y para los que no lo son tanto. Estos objetos, que vuelan gracias a la fuerza del viento, son un juego tradicional, pero también hay competiciones de cometas para adultos. De hecho, es común ver concursos de vuelo de cometas.

Las cometas nacieron en China alrededor del año 1.200 a.C. con un fin muy concreto: se utilizaban como dispositivo de señalización militar. A través de diferentes movimientos y colores se comunicaban unas cosas u otras a los militares.

Como decimos, hoy en día su uso es bien diferente. Y lo mejor es que los niños no necesitan grandes habilidades para aprender a volar su cometa. Simplemente deben tener muchas ganas, ser persistentes y no rendirse a la primera de cambio. Además, que nuestros peques se “enganchen” a jugar con sus cometas puede aportarles muchos beneficios: correr de un lado para otro, aprender a ser constantes y no desistir hasta conseguir sus objetivos, a estar al aire libre y no encerrados jugando a la videoconsola, etc.

Y es que volar una cometa es el juego perfecto para hacer en familia. Nosotros podremos ayudarle a preparar todo sujetando la cometa y él, con el hilo en la mano, echará a correr para alejarse del juguete. Cuando esté a unos metros soltamos la cometa y es entonces cuando él deberá controlarla mientras está en vuelo, coordinar sus movimientos, etc.

Lo ideal para que la cometa vuele es que se haga en lugares abiertos con mucho viento, como playas o grandes terrenos a campo abierto. Y, muy importante, tener cuidado los días de lluvia. Se aconseja, en primer lugar, revisar los materiales de los que está hecha la cometa para que no sean conductores de la electricidad (de hecho, lo ideal es usar hilo de pescar). Y, en segundo, evitar las lluvias, ya que esos hilos mojados pueden atraer la electricidad.

Por lo demás, no representa un juego peligroso y sí una actividad muy divertida para practicar solos o en familia. Corre, hazte con una cometa… ¡y a volar!

 

Tu comentario

¿Te ha ocurrido algo o has vivido alguna experiencia relacionada con la información de esta noticia? Cuéntanoslo, nos gustaría conocerla. También puedes dejarnos tu un comentario con tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también respetar a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, promocionales, ofensivos o ilegales serán editados y borrados.

Puedes usar algo de HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> . Los párrafos y los retornos de línea también se incluyen automáticamente.