Actividades con niños Dejar de fumar Dietas y alimentacion Madres Niños Ocio y bienestar

¡Ay, las cometas! ¿Quién no ha querido volar una de pequeño? Según la RAE, una cometa es un “armazón plano y muy ligera sobre la cual se extiende y pega papel o tela, con una cola de cintas o trozos de papel, que, sujeta con hilo muy largo, se arroja al aire para que el vienta lo eleve, como diversión de los muchachos”.

cometas

Y, efectivamente, una cometa puede ser la mayor diversión para los más peques. Y para los que no lo son tanto. Estos objetos, que vuelan gracias a la fuerza del viento, son un juego tradicional, pero también hay competiciones de cometas para adultos. De hecho, es común ver concursos de vuelo de cometas.

Las cometas nacieron en China alrededor del año 1.200 a.C. con un fin muy concreto: se utilizaban como dispositivo de señalización militar. A través de diferentes movimientos y colores se comunicaban unas cosas u otras a los militares.

Como decimos, hoy en día su uso es bien diferente. Y lo mejor es que los niños no necesitan grandes habilidades para aprender a volar su cometa. Simplemente deben tener muchas ganas, ser persistentes y no rendirse a la primera de cambio. Además, que nuestros peques se “enganchen” a jugar con sus cometas puede aportarles muchos beneficios: correr de un lado para otro, aprender a ser constantes y no desistir hasta conseguir sus objetivos, a estar al aire libre y no encerrados jugando a la videoconsola, etc.

Y es que volar una cometa es el juego perfecto para hacer en familia. Nosotros podremos ayudarle a preparar todo sujetando la cometa y él, con el hilo en la mano, echará a correr para alejarse del juguete. Cuando esté a unos metros soltamos la cometa y es entonces cuando él deberá controlarla mientras está en vuelo, coordinar sus movimientos, etc.

Lo ideal para que la cometa vuele es que se haga en lugares abiertos con mucho viento, como playas o grandes terrenos a campo abierto. Y, muy importante, tener cuidado los días de lluvia. Se aconseja, en primer lugar, revisar los materiales de los que está hecha la cometa para que no sean conductores de la electricidad (de hecho, lo ideal es usar hilo de pescar). Y, en segundo, evitar las lluvias, ya que esos hilos mojados pueden atraer la electricidad.

Por lo demás, no representa un juego peligroso y sí una actividad muy divertida para practicar solos o en familia. Corre, hazte con una cometa… ¡y a volar!

 

En los últimos años se ha puesto muy de moda la práctica de pilates, especialmente entre las mujeres… ¡aunque es un deporte para todos! Pero, ¿sabemos realmente en qué consiste la práctica de pilates? ¿Has hecho alguna vez pilates máquinas?

Antes de nada, cabe decir que el método pilates (tanto el de máquinas como el de suelo) fue creado a principios del siglo XX por Joseph Pilates. Él era una persona muy delgada y con muchas enfermedades, por lo que empezó a formarse y estudiar el cuerpo humano para buscar una manera de fortalecerlo.

pilates-máquinas

Se puede decir que el método pilates es un sistema de preparación física que permite curar lesiones, entrenar el cuerpo y ponerse en forma de una forma poco agresiva y bastante suave. Su invención fue una revolución porque es un método que apuesta por un enfoque distinto del que todos concebimos. No hay que machacarse en el gimnasio ni destrozar nuestros cuerpos, lo importante en pilates es una buena educación postural, un buen control de la respiración y las prácticas de cuerpo y mente.

Se puede realizar este ejercicio en dos modalidades: pilates máquinas o pilates suelo. Ambas prácticas son parecidas, pero no iguales. Los ejercicios son similares, pero difieren en la técnica. Se podría decir que pilates máquinas es más completo porque las máquinas pueden ofrecer asistencia o resistencia, según necesitemos, y eso nos permite ajustar nuestra forma de trabajar. Por eso, el trabajo en suelo puede llegar a ser más duro y exigente ya que nos ejercitamos en contra de la fuerza de la gravedad. Mientras que, como decíamos, las máquinas pueden ayudarnos (ofrecer resistencia), en el suelo sólo contamos con nuestro cuerpo y nuestra fuerza.

Sin embargo, la clave no está en realizar una u otra técnica. Hay gente a la que le gusta más pilates suelo y otra pilates máquina, pero los expertos coinciden en que un buen entrenamiento debe combinar ambas modalidades. Por un lado, es cierto que las clases de pilates suelo suelen estar más masificadas y, por lo tanto, son menos personalizadas. Sin embargo, en pilates máquinas, al adaptarse al número de máquinas, las clases suelen ser más reducidas y se trabaja el ejercicio acorde a las necesidades.

De este modo, para iniciarse en la práctica de pilates, lo ideal sería que al principio, durante los primeros entrenamientos, empezáramos por las máquinas para adquirir mejor la técnica y conocer los ejercicios a fondo. Una vez superada esta fase, pasaríamos a hacer pilates suelo, donde ya podremos realizar las posturas de una forma correcta. Finalmente, para conseguir musculatura aprovechando la resistencia que nos dan las máquinas, pasaríamos a ellas de nuevo.

¿Y tú? ¿Te has planteado alguna vez realizar pilates? Recuerda que con Néctar Salud podrás obtener descuentos para practicar pilates y empezar con una vida sana. ¡Anímate y conoce, de primera mano, sus beneficios!

 

Si unimos la acrobacia, el contacto corporal y la improvisación, el resultado se llama Contact. Se trata de una técnica de danza en la cual siempre hay puntos de contacto físico entre los bailarines, que danzan y realizan movimientos solo a través de la improvisación. Es decir, en el Contact no existen unas pautas marcadas, todo es producto de la improvisación de los bailarines y del contacto entre ellos. Por lo tanto, cada coreografía de Contact será única e irrepetible.

Como curiosidad podemos decir que la primera vez que se realizó una performance reconocida como Contact Improvisación fue en 1972, guiada e interpretada por Steve Paxton y otros bailarines del Oberlin College. Paxton se preguntó qué pasaría cuando varios cuerpos se encontraran, chocaran o cayeran unos sobre otros y cómo podrían bailar o mantener un ritmo dos cuerpos en contacto. Y así surgió.

En realidad, lo que busca el Contact es la libertad artística. Es decir, que los bailarines busquen la expresión en el movimiento y trabajen sus cuerpos a través del contacto. Se clasifica dentro de la danza contemporánea y, eso sí, puede ser practicado por todo tipo de personas: mayores, pequeños, mujeres, hombres… No importa ni género ni edad, por lo que es una actividad ideal para realizarla en familia. Incluso no importa la condición humana. Es decir, un ser humano puede practicar Contact desde los primeros años de su vida y hasta con una edad avanzada.

baile-contact

Lo que es más importante del Contact Improvisación son sus principios, es la base de esta técnica de danza y lo que le da todo el sentido. Estos principios son:

  • La aportación mutua
  • La aceptación del cuerpo
  • La adaptación al movimiento del otro
  • La ruptura de las jerarquías

Estamos acostumbrados a que en el baile tradicional el hombre tenga un papel y la mujer otro. Además, apenas hay contacto físico, cada uno hace su coreografía. Es el Contact el que reivindica otra manera de danza. De hecho, una de las cosas principales que busca es la comunicación y aceptación entre géneros. Es decir, reconciliar esos roles que tan introducidos están en la sociedad y en la danza, con papeles desiguales, y llevarlos al mismo plano.

Lo mejor del Contact Improvisación es que se puede practicar entre dos o muchas más personas, por lo que la experiencia puede ser compartida con mucha gente: sentir a los y las compañeros y compañeras mediante el diálogo corporal y obtener como resultado una coreografía.

Si te animas a practicar Contact no te deberás centrar casi en tus movimientos, si no mirar los del resto y actuar en consecuencia. Generar respuestas a sus acciones, improvisando y, recuerda, manteniendo el contacto. Y ahora que sabes que no importa ni la edad ni el género para practicarlo… ¿te vas a animar?

Estamos a las puertas del Carnaval. Una fiesta señalada en el calendario y muy divertida para todos los que nos gustan disfrazarnos (de algo que no somos, claro) por un día.

Y, como habréis observado, en este blog nos gustan los temas sanitarios. Por eso os vamos a contar algunos truquillos para que podáis disfrazaros de médicos de una manera casera, rápida y sencilla. Siempre es esto más divertido que comprarlo hecho, ¿o no? ¡Pues vamos allá!

disfraz-médico

¿Qué cosas vais a necesitar para disfrazaros de médicos? Pues tomad nota:

  • Una bata blanca. ¿No tienes una? Seguro que tienes algún amigo médico… ¡o artista o profesor! Ellos también usan y pueden valer perfectamente. En el caso de que no tengas, podrás comprarte una por un módico precio o incluso hacerla con una sábana blanca. O bueno, tampoco le des tantas vueltas… una camisa grande blanca o verde puede servirte también.
  • Unos pantalones y camiseta blanca o azul. Este suele ser el “modelo” que lucen los médicos, un pijama azul o blanco debajo. Pero si no tienes, con cualquier pantalón cómodo y camiseta podría valer.
  • Zapatos cómodos. Pueden ser unas zapatillas de deporte blancas aunque, lo ideal, serían unos zuecos como los que llevan los médicos. Pregunta… ¡seguro que alguien tiene! Encima de los zuecos puedes ponerte un par de gorros de ducha, como si fueras a entrar a quirófano. ¡Ojo! No vayas a hacerte con uno profesional. Los encontrarás de plástico al módico precio de 1 o 2 euros.
  • Jeringa, tijera, una botella que pueda hacer las veces de gotero, huesos de plástico… Esos pequeños artilugios que acompañan las salas de hospitales y que podrás encontrar por casa fácilmente. También puedes añadir sangre a la jeringa para que de más juego… ¡sangre de las de broma, claro!
  • Gorro (si quieres ser un cirujano) y mascarilla. En cualquier farmacia por muy poquito dinero podrás hacerte con estos completos.

¡Y con todo esto ya estaría! Un disfraz perfecto para las fechas que se aproximan. Disfrázate y disfruta de esta fiesta, ¡doctor/a!

Cuando alguien hace lanzamiento de jabalina o realiza una maratón, la coordinación muscular es esencial para conseguir su objetivo. Es decir, no sólo moviendo el brazo para lanzar la jabalina o moviendo las piernas para la realizar la maratón es suficiente. Hay que implicar a un conjunto de músculos de nuestro cuerpo para que se pueda producir la acción. Esto es lo que se llama coordinación muscular, que es la capacidad que tienen los músculos del cuerpo de sincronizarse para realizar ciertas actividades o movimientos.

beneficios_bici

De hecho, lo que produce que los humanos podamos movernos es la activación conjunta de varios músculos, y al repartir ese esfuerzo y las funciones en esos músculos conseguimos el movimiento deseado.

Es cierto que todos realizamos esta activación de músculos y los implicamos en nuestras actividades, pero lo más interesante se ve en la práctica deportiva. Al realizar un deporte vamos aplicando máxima eficacia con mínimo esfuerzo y conseguimos realizar con eficiencia esta ejecución de movimientos. Eso sí, es importante señalar que una persona que no está entrenada y que ejerce tensión en un músculo es capaz de movilizar sólo entre un 50 y un 60% del mismo. Sin embargo, una persona deportista y entrenada es capaz de movilizar hasta casi un 90% de fibra muscular.

La coordinación muscular, en definitiva, sirve para optimizar nuestro rendimiento y para que vayamos adquiriendo más fuerza cada vez. Como decíamos, el resultado de esta coordinación muscular es una acción, como puede ser lanzar la jabalina, pero que ocurre de manera eficiente gracias a la contracción y coordinación de la musculatura necesaria. Si analizamos un poco esto nos daremos cuenta de que en la realización óptima de un ejercicio también están implicados otros procesos no musculares como el sistema nervioso, el cerebelo, el cerebro, el esqueleto, etc.

baloncesto

Pero, la pregunta más importante es: ¿cómo se produce el proceso de coordinación muscular?, ¿cuál es la secuencia? Todo empieza en el cerebelo. Esta parte es la encargada de regular la información que el cuerpo le transmite y, posteriormente, la coordina con estímulos que proceden del cerebro. Una vez esto ocurre nosotros, los seres humanos, somos capaces de realizar el movimiento o movimientos de manera precisa.

Cuando hay problemas en la coordinación muscular o de movimiento se habla de ataxia, que es la descoordinación en el movimiento. Es solo un síntoma, no una enfermedad en sí misma, y puede estar causado por distintos condicionantes médicos y neurológicos.

Combatir el colesterol tras los excesos navideños se convierte para muchos en una prioridad y, aunque siempre hay que contar la ayuda de un profesional, una dieta sana y equilibrada puede ser de gran ayuda.

¿Qué dieta es la más indicada para combatir el colesterol?

Para que nuestra dieta anti-colesterol sea efectiva tienen que abundar los alimentos ricos en fibra. Harinas integrales, legumbres, frutas y verduras… todos ellos nos ayudan a eliminar las grasas, mejoran la digestión y además están llenos de pectinas, una sustancia neutra enemiga del colesterol.

frutas-verduras

Otros viejos conocidos de la lucha contra el colesterol son los ácidos grasos Omega 3, presentes en el aceite de oliva, el salmón o el atún, y los fitoesteroles, que nos ayudan a proteger nuestro sistema cardiovascular, éstos podemos encontrarlos, sobre todo, en vegetales de hoja verde (espinacas, acelgas…).

appetizer-2802_1920

 

Pero ¿Es suficiente con incluir estos alimentos en nuestra dieta? Lamentablemente no, también es importante eliminar ciertos alimentos, muy procesados y ricos en grasa y azúcar, como los helados, embutidos, fritos y salsas.

hamburguesa-patatas

Recuerda consultar a tu médico antes de comenzar cualquier dieta, una vez la tengamos clara solo nos queda una cosa… ¡Seguirla!

Con media península ibérica en alerta por frío y nieve, hay dos cosas que apetece hacer mucho mucho: o quedarse en casa calentito… ¡o salir a divertirse con alguno de los deportes que en invierno mejor se nos dan!

Hoy vamos a hablar de esa segunda opción. Y es que nos encanta la nieve y poder hacer deporte en ella, ya que creemos que es un aliciente perfecto y que, además, los deportes de nieve presentan las condiciones perfectas para disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor. Eso sí, lo principal: ¡hay que abrigarse mucho!

ski-nectar

Y a ti… ¿cuál es el que más te gusta?

  1. Esquí

Deporte de nieve por excelencia. Solo necesitas una montaña llena de nieve, ropa adecuada, botas de esquí y dos tablas que se sujetan a esas botas. En España tenemos 31 estaciones de esquí, pero también existen ya hasta las pistas de esquí artificiales, para los que no las tienen a mano.

Dentro del esquí hay varias modalidades: el esquí alpino, por montañas cubiertas de nieve; el esquí de fondo, que se desarrolla en terreno llano; o el esquí de velocidad, un deporte sólo para expertos que consiste en lanzarse desde lo alto de una pendiente y descender cogiendo velocidades de vértigo.

  1. Snowboard

Es un deporte en el que se necesita prácticamente la misma equipación que en el esquí a diferencia de la tabla. En este caso es una sola y más ancha. Ambos pies ban fijados en ella. Es como hacer surf… ¡pero en la nieve!

  1. Mushing

Está considerado como deporte y cada vez está más de moda. Consiste en el uso de perros y esquís. Las razas de perros más usadas son los huskys, salmoyedos, malamutes o groelandeses. Mientras los perros tiran, el deportista esquía detrás de ellos. Es un deporte que requiere mucha preparación y concentración y que, en sus inicios, fue un medio de transporte para moverse por las regiones árticas y antárticas.

  1. Descenso en trineo (bobsleigh)

Otro de los deportes que más está creciendo en los últimos años es el descenso con trineo. El tríneo es un vehículo que tiene cuchillas en lugar de ruedas y que sirve como transporte en medios como la nieve o el hielo. Dentro del descenso en trineo, uno de los deportes más relevantes (al mismo tiempo que impactante) es el bobsleigh. Este deporte consiste en competir a gran velocidad en un trineo ocupado por dos o tres personas y que se desliza por un estrechísimo canal. ¿Qué quién gana? ¡El que antes llegue!

  1. Heliesquí

Y en el último capítulo de deportes de nieve increíble situamos a este… ¡es para quedarse con la boca abierta! Por supuesto este deporte es tan arriesgado que sólo puede ser practicado por verdaderos expertos. Consiste en utilizar un helicóptero para subir a una colina muy alta y descender desde allí. Para la práctica se necesitan unos esquís más anchos y pesados que para el esquí normal. Y mucha preparación física.

Quizá penséis que todo lo “gastro” se nos ha ido de las manos: restaurantes en las alturas, comer a ciegas, algunos chefs que tienen colas en sus locales de varios meses… Pero hay una última revolución que deja loco a todo el mundo: la comida 3D.

Suena muy loco y a ciencia ficción, pero es una realidad. Hay impresoras 3D de alimentos que se están introduciendo, poco a poco, en el mundo gastronómico. Todo empezó con las impresoras 3D que reproducían elementos de plástico u otro material para diferentes aparatos. El salto se dio cuando estas impresoras empezaron a introducir elementos como el azúcar, el chocolate y otros ingredientes para imprimir.

comida-3d

El resultado es que hoy hay impresoras 3D alrededor del mundo imprimiendo hamburguesas, pasta o dulces. El funcionamiento, en realidad, es como si se tratara de un robot de cocina o una manga pastelera pero con una gran precisión, ya que el alimento se configura antes de ser imprimido y sale tal y como lo hemos diseñado.

El proceso es sencillo: se añade un patrón a la impresora. Se insertan los ingredientes e inicia el proceso de cocción. Poco a poco van siendo moldeados hasta que finaliza todo el proceso y tenemos nuestro plato preparado y listo para comer. Lo mejor de estas impresoras es que se pueden configurar a través de app para móviles, con lo que si estás fuera de casa puedes configurarla para que a la hora de la vuelta tu comida ya esté hecha.

La revolución ha ido tan lejos que ya hay restaurantes en los que la comida se elabora con impresoras 3D. Es el caso de Food Ink, un restaurante pop-up que dará la vuelta al mundo. De Holanda ha pasado a Londres y llegará próximamente a Berlín, París, Barcelona o Tokio. Eso sí, el precio a priori no es nada asequible: 250€ por comensal.

Además, ya hace algún tiempo que en la NASA empezaron a desarrollar este tipo de impresoras para fabricar comida “espacial”. Hoy por hoy, los astronautas pueden diseñarse sus propias pizzas o platos de pasta y comer algo más apetitoso que lo acostumbraban.

No sabemos cómo evolucionará este sector, pero, en cualquier caso, se trata de una gran revolución sin precedentes. De hecho, la impresión 3D es considerada por muchos y muchas como la tercera revolución industrial y ahora… ¡la podemos hasta saborear! Así pues, solo podemos añadir algo más: que aproveche.

31 de diciembre. 12 menos un minuto. En España, la mayoría nos reunimos delante del televisor (o radio, o reloj del Ayuntamiento) con doce uvas. Una por cada campanada. Comerse las 12 dentro del tiempo establecido nos asegura tener un buen año. Y, se cumpla o no, lo cierto es que la mayoría seguimos año tras año la tradición. Algunos, eso sí, no soportan las uvas y las cambian por cosas como aceitunas o chocolate. Lo más importante: ¡no atragantarse!

Tenemos muy bien aprendido qué hacemos los españoles el día de Nochevieja. Pero, ¿qué se hace en el resto del mundo para celebrar el último día del año y dar la bienvenida al nuevo?

reloj-año-nuevo

En Italia, el día 31 de diciembre, no puede faltar un plato de lentejas en la mesa. Los romanos creían que esta legumbre simbolizaba la riqueza y, de aquella creencia, esta tradición. Para los italianos, cuantas más comas, mejor año (en el aspecto económico) tendrás.

En otro país europeo, Dinamarca, no se comen lentejas ni uvas. Allí, después de cenar, se rompe la vajilla. Es una tradición muy antigua y lo cierto es que ya ha caído un poco en desuso, quizá por lo poco práctico. Lo cierto es que los daneses creen que hay que romper los platos tras la cena de Nochevieja para tener buena suerte el próximo año. De hecho, la tradición decía que había que romper la vajilla… ¡contra la puerta de los seres queridos!

Otra de las tradiciones en uno de los países de nuestro continente, Reino Unido, es el ‘First Footing’. Consiste en ser el primero en llegar a las casas de familiares y amigos nada más pasar las campanadas de medianoche. Solo el primero en entrar en las casas tras las 12 será quien traiga la buena suerte para el nuevo año.

Si cruzamos el charco, en Estados Unidos, encontramos el lado más romántico de la Nochevieja. En el país norteamericano existe la creencia de que hay que dar un beso justo después de las doce del día 31. Si no lo haces, tendrás un año de mala suerte y mucha soledad. De hecho, se le llama el Beso de Año Nuevo.

beso-año-nuevo

También en el continente americano, pero en otros países como Puerto Rico o Uruguay, hay otra tradición de Nochevieja: tirar un cubo de agua por la ventana. Con él, se supone que se lanzan las malas vibraciones del hogar y se purifica la energía para recibir el nuevo año.

Hay otra tradición curiosa en toda América del Sur, aunque no se ponen de acuerdo entre países. Mientras aquí creemos que hay que llevar ropa interior roja el día de Nochevieja, en países como Argentina la ropa interior debe ser rosa, en Colombia y Perú amarilla y en México se decide en función de qué sea lo que desees para el próximo año: amarilla para el dinero, roja para el amor, etc.

En el otro lado del mundo, en Filipinas, eligen los lunares o topos para vestirse el último día del año. Camisas de lunares, vestidos de lunares, calcetines de lunares… ¿Por qué? Según ellos los lunares tienen relación directa con la felicidad. Y la verdad es que no nos extraña nada… ¡Qué se lo digan a una sevillana en la feria de Abril!

Mañana del 6 de enero. Miles de casas españolas se llenan de niños y niñas que corretean a la búsqueda de los regalos que han dejado los Reyes Magos para ellos. Pero, antes de que ese momento llegue, es muy común que, cuando se van acercando estas fechas, los padres, abuelos o tíos se hagan una pregunta: ¿cuántos regalos hay que hacerles a los pequeños?

niños-regalos-nectar

Los expertos aseguran que regalar demasiados regalos no es lo adecuado. Que los niños reciban todo lo que pidan puede ser contraproducente: aunque les satisfaga encontrar los regalos que quieren, pueden entender que todo es “fácil” y, de esta manera, resultar insatisfechos en otras ocasiones, cuando no obtienen lo que desean.

Pero, claro, sabemos que los pequeños, en sus peticiones, suelen ser insaciables: “me pido esto”, “y esto”, “y aquello también”. Suelen pedir el catálogo de juguetes que tengan a mano. Al completo. Entonces… ¿qué podemos hacer? La respuesta es clara y bastante sencilla (a priori): hay que establecer límites. Durante todo el año hay que enseñarles a nuestros hijos el valor de las cosas. Que aprendan que los regalos no pueden ser caprichos y, sobre todo, que entiendan su valor y los aprecien en su medida.

Visto así, las Navidades pueden ser una ocasión perfecta para inculcar esos valores que tanto queremos dejar impregnados en nuestros hijos. Es decir, los padres deberemos anticiparnos al día de los regalos y tener una (o varias, esto dependerá) conversación con nuestros hijos en la que les transmitamos el valor de un regalo y la necesidad de poder un límite a lo que vamos a pedir.

Del mismo modo, esta conversación también deberá tenerse con los más allegados: abuelos, primos, tíos… A todos nos hace ilusión regalar cosas, pero ¡ojo! Regalando todo lo que se nos ocurra podemos malacostumbrar a un niño sin necesidad de hacerlo.

Por eso, lo más inteligente es sentarse con ellos a redactar la carta a los Reyes Magos. No solo les ayudaremos a entender que los regalos tienen un número limitado y que son algo que debemos valorar mucho más de lo que hacemos, sino que además podremos orientarles a la hora de pedir cosas más educativas, que no fomenten el sexismo, etc. Además, ayudándoles a escribir la carta también conoceremos más sus gustos y preferencias.

¿El resto? Es tarea nuestra. No es necesario comprarles todo lo que escriban en la carta. Deberéis actuar acorde a vuestras posibilidades económicas y vuestra filosofía de vida. Eso sí, una vez llegue el 6 de enero y veáis esas caras de ilusión… ¡sólo querréis que llegue el próximo año para volver a vuestros peques tan felices!